Desde hace algún tiempo, el debate sobre el uso de hacks en videojuegos se ha puesto sobre la mesa. Las trampas siempre han existido en esta industria, pero lo cierto es que la situación se ha agravado con la enorme popularidad de juegos como Fortnite o Counter Strike.

Epic ya ha protagonizado más de una polémica por intentar apartar a los tramposos de Fortnite

Muchos jugadores han mostrado su malestar con la situación, ya que las trampas arruinan por completo sus partidas. Epic Games se ha tomado especialmente en serio este problema y ha ha demostrado en más de una ocasión que quiere atajarlo cuanto antes.

De hecho, debemos recordar que Epic ya denunció a un jugador de 14 años por utilizar trucos y mostrarlos en YouTube. Su decisión lanzó al aire una pregunta que, por el momento, continúa sin respuesta: ¿Es ilegal hacer trampas en un videojuego?

Pese a sus esfuerzos, Epic no ha logrado acabar con su gran pesadilla, y la última prueba es la detección de un malware provocado precisamente por las tramas. Así lo ha anunciado Rainway, una aplicación usada para hacer streaming que calcula que hay más de 78.000 afectados.

El hack de Fortnite ofrecía a los jugadores PaVos gratis

Según informan en Ars Technica, el equipo de ingenieros detectó el hack cuando su rastreador de errores alertó sobre miles de fallos simultáneos de jugadores de Fortnite que intentaban acceder a plataformas publicitarias constantemente.

Este software maligno es capaz romper el cifrado HTTPS

Puesto que su portal no publica anuncios, pensaron que podía existir un error en su servicio. Sin embargo, pronto descubrieron que todo estaba causado por un malware que había conseguido colarse en los equipos de muchísimos jugadores Fortnite.

Andrew Sampson, CEO de Rainway, explica que el hack en cuestión prometía PaVos gratis y luego instalaba un software maligno capaz de romper el cifrado HTTPS. Llegaron a esta conclusión tras encontrar en YouTube decenas de vídeos que hablaban de programas externos para conseguir ventajas en Fortnite. Además de generar PaVos, es un aimbot que potencia nuestra puntería.

El problema ha afectado a más de 78.000 jugadores que han intentado hacer trampas en Fortnite

Tal y como informa Vandal, el hack instalaba un certificado raíz en el dispositivo y cambiaba Windows para transferir el tráfico a través de un proxi. Este proxi, a su vez, intentaba conectar con anuncios llenando los ordenadores de los afectados de publicidad.

Rainway alerta a Epic Games sobre este tipo de prácticas

Los responsables de Rainway no solo se han limitado a informar sobre el problema, sino que además han querido dirigirse a Epic Games para aconsejarles un mejor trabajo en materia de educación a sus jugadores.

De hecho, opinan que deberían asumir un papel más activo en la erradicación de este tipo de conductas. Desde Rainway señalan la importancia de tomar cartas en el asunto, sobre todo si hablamos de un juego con tanto éxito como Fortnite.

Epic tendría que hacer un mejor trabajo educando a sus usuarios sobre estos programas maliciosos, haciéndoles comprender que los sistemas herméticos de Fortnite ayudan a evitar las trampas

En este sentido, señalan a plataformas como YouTube, en las que cientos de youtubers muestran a diario estos hacks. Los usuarios de la plataforma de vídeos deben comprender el alcance de sus acciones, más todavía cuando en muchos casos sus seguidores son niños.

Aunque el caso de este malware no deja de ser anecdótico, pone en evidencia un problema real que se agrava con el paso del tiempo. Un juego tan competitivo como Fortnite Battle Royale no tiene sentido cuando se juega en desventaja. Si Epic Games no logra atajarlo, ¿qué puede llegar a ocurrir?