Puede que no te suene de nada, puede que te suene a droga de diseño, o puede que te suene al ultimá-tum que te da tu madre cuando no has recogido la ropa interior del suelo de tu habitación. Pero no es nada de eso, Ultima IV: Quest of the Avatar es simplemente el mejor RPG que ha visto la década de los 80, y a pesar de que no lo conozcas aún, estamos seguros de que entenderás por qué logró ser un éxito de crítica y ventas.

Su singularidad radica (aún a día de hoy) en que fue un título que supo escapar las típicas narrativas de la épica fantástica y, por ende, de los argumentos principales de la mayoría de los RPGs de la época. Un toque de frescura y originalidad que junto a su mecánica de juego consiguió hacer que más de uno se estrujara bien los sesos antes de tomar una decisión, pues lo que hagas repercute directamente en tu historia.

Así se presentaba una de las aventuras roleras más refrescantes de los 80. YouTube

Nada del bien contra el mal, ni amores perdidos: ¡originalidad!

En buena parte, el éxito de Ultima IV: Quest of the Avatar se debió a que pasaba de los típicos y recalcitrantes estereotipos de los RPGs: que si el bien contra el mal, que si un amor roto por la desaparición de la princesa, que si un héroe destronado y repudiado por todos… Este no es el caso de Ultima IV, pues aquí lo que pesa es tu capacidad para comportarte acorde a tus ideales para convertirte en el Avatar.

Conseguirlo puede parecer sencillo, pero no lo es, en absoluto. La pericia de los desarrolladores fue el incluir una mecánica de juego que te obliga a comportarte acorde a tus valores. Así por ejemplo, como Avatar, tendrás que ser justo y compasivo, por lo que deberás repartir justicia a quien la merezca o gastar tu dinero en aquellos mendigos que te pidan una limosna. Como futuro "mesías" has de ser el primero en dar ejemplo de lo que se debe hacer.

Aquí tienes un ejemplo de las decisiones que has de tomar para avanzar en el juego y convertirte en el Avatar. YouTube

Pero esto no es todo, valores como el de la Justicia pueden llegar a atragantársete, ya que implica que no puedes hacer todo el daño que quisieras a los diferentes enemigos que te encuentres. Esto tiene un impacto directo en tu juego pues, en ocasiones, no recibirás la experiencia necesaria al no derrotar a estos personajes, y te las verás crudas para subir de nivel.

Pero este es uno de los múltiples encantos de Ultima IV, no invita a jugar por jugar, o a tomar decisiones poco meditadas. Su mecánica te obliga a estrujarte los sesos y a pensar si una determinada estrategia es válida para que, al ponerla en práctica, no afecte a tu estatus, pero tampoco impida que subas de nivel o progreses en la aventura. No es fácil acostumbrarse, pero se le pilla el "truco" bastante rápido.

(Subtítulos disponibles en español)

Esta opción o modo de juego hace que la moralidad sea un elemento de peso en la historia, y el argumento de la misma se vaya construyendo alrededor de lo que vayas haciendo. No vayas a pensar que esto va a ser una aventura a medida, la inteligencia artificial en los 80 no daba para tanto, chico. Pero sí, tus decisiones afectarán al gameplay y, cuidado, porque muchas malas elecciones te penalizarán seguro.

Recuerda que Ultima IV busca que actúes en función de lo que eres, por lo que, como si de un juego de rol de mesa se tratase, tienes que cumplir con los atributos e ideales de tu personaje de la mejor forma posible. Aquí no hay mentiras que valgan, si has de ser el modelo de humano a seguir tendrás que actuar como tal, a pesar de que eso implique ir en contra de tus deseos en un momento determinado del juego.

Lucha por ser tú mismo, y vencerás

Si eres un avezado o un amante de los juegos RPG, es muy probable que la dificultad de los combates no te sorprenda, pues no es especialmente elevada. Pero cuidado, el juego se encargará de penalizarte muy mucho si no te preparas lo suficiente. Es decir, los estados que te pueden causar ciertos encuentros o ataques (como el envenenamiento) pueden finalizar con una rápida muerte y, en Ultima IV los estados "alterados" están a la orden del día.

Enfréntate al juego con toda tu honestidad y heroicismo

Otra de las cosas que encontrarás fascinantes en este título de rol es la posibilidad de entablar tú mismo los discursos. Esto quiere decir que, a diferencia de otros juegos de rol, tú tendrás que escribir la respuesta (parcamente o monosilábicamente) con el teclado en el recuadro correspondiente. No tendrás opciones entre las que elegir, tú has de ser dueño de tus propias palabras.

Dicho esto, podemos afirmar que si eres de los que gustan de una buena historia a través de diálogos interesantes y bien estructurados, amarás esta característica del juego. Es muy necesario que prestes mucha atención a los diálogos y a las pistas que muchos de los NPC te ofrecen pues, la falta de un diario o marcadores para los objetivos a realizar, te obligarán a retener mucha información o, nuestra recomendación, apuntarlo todo.

Este es el mapa del mundo que visitarás en Ultima IV: Quest of the Avatar. Bonito, ¿verdad? C64 Sets

Estás ante un juego que premia la iniciativa, la inteligencia, la memoria y, sobre todo, la habilidad para decidir según tus ideales. Puede no parecerte algo completamente rompedor a día de hoy, pero lo es, ya que no hay casi ningún juego pasado o actual que haya incorporado esta idea y la haya llevado a su máxima expresión, tal y como hizo Ultima IV.

Es por esto que el título es tremendamente único, rico y complejo, invitándote a descubrir su mundo poco a poco, pero de forma segura y afianzada. Piensa que estás en una obra de teatro digital y tu propósito es el comportarte como un modelo a seguir, un ejemplo para que la humanidad no se precipite, y abandonen el caos para entregarse a la luz de la verdad.

Conviértete en el Avatar que guíe al mundo

Ese es tu destino en Ultima IV y, si quieres triunfar en el juego, harás bien en recordar que non eres un cualquiera, eres el ejemplo en persona, con una ardua tarea, conseguir que el mundo entero siga tus pasos. Pero esta aventura no es sólo eso, es mucho más, y es una experiencia que has de descubrir por ti mismo. ¿Quién no quiere ser un líder aplaudido por las masas?

Este juego se puede descargar de forma completamente gratuita a través de GOG.com, así que ya no tienes excusa para formar parte de un fascinante periplo en busca de tu verdad. No basta con intentarlo, hay que conseguirlo, y el camino es duro, pero no imposible. Qué dices, ¿guiarás a la humanidad?