El éxito de Ready Player One tras su estreno ha vuelvo a poner de moda los videojuegos de los 80. Como muchos ya sabéis, la película (basada en el libro con el mismo nombre de Ernest Cline) está protagonizada por Wade Owen, un jugador del año 2045 que juega para resolver un rompecabezas cuya resolución es la clave para conseguir medio billón de dólares. Para hacerlo, serán clave las referencias a la cultura popular de los videojuegos en los 80.

Consolas como NES o Mega Drive nacieron en los 80

Por este motivo, no es de extrañar que muchos hayan aprovechado el momento para recuperar viejos clásicos. Los 80 fueron los años dorados de la industria y por aquel entonces lo salones recreativos comenzaron a florecer. Fue así como comenzaron a surgir consolas como NES, Commodore 64 o Mega Drive.

Con todas ellas llegaron también grandes títulos que muchos seguimos disfrutando todavía hoy. Si tú también tienes ganas de volver a recordarlos, no puedes perderte este repaso de los mejores videojuegos de los 80.

Los mejores videojuegos de los 80

Tetris

Ya hablamos de la curiosa historia de Tetris en nuestra recopilación de mejores juegos arcade y de cómo nació de la mano de Alexei Pajitnov. Este clásico no solo es atemporal, sino que además es interminable. Tetris ha conseguido seguir conquistando a generación tras generación, y la verdad es que todos los que hemos jugado alguna vez conocemos el motivo.

No podéis negar que es totalmente adictivo y por eso, ¿quién no ha pasado alguna vez horas y horas intentando completar niveles? Tetris forma parte de nuestra infancia, aunque lo más curioso es que también ahora forma parte de la vida de muchos niños.

Pac-Man

En una lista como esta no podía faltar Pac-Man, uno de los juegos más famosos de todos los tiempos. Fue creado por el diseñador Toru Iwatani y distribuido por Namco, y desde su lanzamiento en los 80 no ha dejado de triunfar. La idea, tal y como asegura Los 40, es muy sencilla: nuestro personaje, una bola amarilla, recorre un laberinto mientras devoramos pequeñas bolitas y huimos de cuatro fantasmas de colores.

La fórmula de Pac-Man ha seguido teniendo éxito pese al paso de los años

Han pasado ya más de treinta años desde su nacimiento, pero su fórmula continúa funcionando. Quizás tenga mucho que ver con su sistema simple, que nunca aburre o con su infinita capacidad de entretener.

Super Mario Bros.

Poco hay que añadir sobre Super Mario Bros.. Llegó hace casi treinta años para hacer nuestra vida mucho más entretenida y además sirvió como base para la creación de uno de los grandes imperios en el mundo del videojuego. Nuestra única función es saltar con el famoso fontanero italiano para evitar todo tipo de obstáculos y ese sencillo mecanismo se ha convertido en todo un icono.

Ghost’n Goblins

Ghosts’n Goblins llegó al universo de los videojuegos gracias a Capcom en 1985. En este juego de plataformas, controlamos a un caballero, Sir Arthur, que posee la habilidad de lanzar dagas, hachas, antorchas y otras armas. Con ellas nos enfrentaremos a zombies y muchas más criaturas, todo con el objetivo de salvar a nuestra princesa.

Tras su buena acogida, se crearon tres secuelas de Ghost’n Goblins

Ante su evidente éxito, no solo fue adaptado a otras consolas, sino que además le sucedieron tres secuelas oficiales: Ghouls’n Ghosts, Super Ghouls’n Ghosts y Ultimate Ghosts’n Goblins.

 The Legend of Zelda

Nintendo Switch ha conseguido revitalizar una saga que, en realidad, nunca ha pasado de moda. Link, su inconfundible atuendo y sus aventuras en Hyrule han pasado a la historia y, pese al paso de los años, parece que todavía tiene mucho que dar.

En 2013 The Legend of Zelda había vendido 76 millones de copias

Su argumento, igual que sus protagonistas, apenas ha variado en todo este tiempo. Desde su lanzamiento en 1986, su popularidad ha ido en aumento. De hecho, según informa 20Minutos, en 2013 The Legend of Zelda había vendido más de 76 millones de copias.

Donkey Kong

Donkey Kong supuso el inicio del enorme y popular universo Nintendo. En su estreno en los videojuegos, nuestro querido Mario solo podía subir escaleras esquivando los barriles que su malvado enemigo lanzaba. Su objetivo era rescatar, por supuesto, a la princesa Peach.

Shigeru Miyamoto fue el encargado de dar forma al personaje principal inspirándose en King Kong y Popeye (sí, Popeye). Respecto a Mario, era algo diferente por aquel entonces, ya que su nombre era Jumpman y no era fontanero, sino carpintero.

La lista podría ser interminable, y es que es evidente que los 80 ha sido la gran época dorada de los videojuegos. Fue el momento en que se popularizaron y en que comenzaron a tomar forma. Son la base de todos los títulos que podemos disfrutar hoy en día, y por eso no nos extraña en absoluto que todavía hoy atraigan a millones de jugadores. ¿Qué opináis vosotros?, ¿echáis de menos juegos de este estilo o preferís lo moderno a lo clásico?