Tras el inesperado anuncio de Rage 2, muchos jugadores han vuelto a recordar el juego original, que llegó a Windows, Xbox 360 y PlayStation 3 en 2011. A juzgar por las imágenes que ya hemos podido disfrutar, esta segunda entrega pretende mantener el espíritu de la primera, y quizás sea esto mismo lo que acabe convirtiéndola en un gran éxito.

Con la llegada de Rage 2, muchos jugadores han vuelto a pensar en la entrega original del juego

La confirmación oficial de Rage 2 ha vuelto locos a muchísimos jugadores, algo que no deja de resultarnos curioso teniendo en cuenta que han pasado siete años desde la llegada de Rage. Como decíamos, son muchos aficionados al mundo de videojuegos los que han mostrado su pasión por el juego de id Software, ¿queréis saber sus motivos?

Rage llegó de la mano de un concepto totalmente revolucionario. Por un lado, incluía por primera vez una tecnología hasta entonces inédita y, por otro, rompía con la tradición de títulos anteriores. El resultado: millones de ventas.

Rage, la locura total en un mundo postapocalíptico

En Rage el fin de mundo llega en 2038, cuando un asteroide llamado Apophis impacta en la Tierra y acaba con la civilización. El mundo, tal y como lo conocemos, acaba convertido en un extenso y desolado páramo por el que deambulan mutantes y bandoleros. En este contexto, los supervivientes luchan por reconstruir sus vidas y acabar con estos seres que únicamente buscan la destrucción.

El color ocre domina en un apartado visual marcado por el caos

Nuestra misión consiste en ponernos en la piel de uno de estos supervivientes, aunque comenzaremos nuestra aventura sin saber qué ha ocurrido o dónde nos encontramos. Lo haremos en un un escenario incomparable, lleno de luz ¡y de enemigos! Por el camino lucharemos contra todos ellos y haremos frente a la autoridad.

Rage no es un juego de rol al uso y, además, la gran técnica de ID Software se hace notar a todos los niveles. Así, el juego sorprendió por su sencillo concepto: disparar a cosas puede ser muy divertido.

La calidad de los escenarios, uno de los grandes triunfos de Rage

En 2011, sacar a la venta un juego lleno de grandes escenarios no era nada habitual. La cantidad de detalles y su calidad llamaron la atención de muchos jugadores, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de una creación de ID Software.

El mundo de Rage es dinámico y está en continuo movimiento. Además de la interacción continúa con los personajes, podremos explorar zonas muy diferentes entre sí: desde asentamientos donde podemos encontrar misiones hasta ciudades y cloacas.

Los vehículos y armas fueron también uno de los grandes reclamos

Más allá del nivel estético del juego, muchos usuarios agradecieron poder utilizar coches o quads para desplazarse en espacios abiertos. De hecho, en Rage incluso podemos disputar carreras usando vehículos clasificados en varias categorías, según resistencia, armas o velocidad.

Una vez conseguida un arma, podemos mejorarla y modificarla a nuestro antojo

Algo similar ocurre con las armas, que podemos mejorar buscando nuevas recetas. Por ejemplo, podemos disparar seis balas al mismo tiempo o conseguir munición expansiva. Esta fórmula fue un gran acierto, pues los jugadores no se limitan únicamente a buscar armas, sino que además trabajan en hacerlas más potentes y efectivas.

Podemos realizar tantas combinaciones como queramos, y para ello encontraremos elementos tanto en tiendas como en mitad del juego, por casualidad. Estos "ingredientes" nos permitirán crear nuevas armas y, como decimos, están ocultos en los diferentes mapas. En su momento fue un gran aliciente no solo para los jugadores que querían potenciar al máximo su ataque, sino también para los coleccionistas que trataban de completar Rage al 100%.

¿Y qué hay del modo multijugador?

Como muchos ya sabréis, el juego distribuido por Bethesda en Xbox 360 incluía un modo multijugador que nos llevaba a competir a bordo de nuestros vehículos. La victoria nos permite mejorarlo y también nos ayuda a escalar en un ránking que cuenta con veinte niveles.

No solo escalaremos en la clasificación, sino que ganar nos llevará a conseguir recompensas exclusivas como piezas para nuestros vehículos o emblemas para mostrar en el juego.

Rage: un clásico que mejora con el paso del tiempo

En general, Rage tuvo una genial acogida incluso entre la crítica, que halagó sus efectos visuales y la mecánica de juego. En términos de ventas, Bethesda consiguió vender más de tres millones de copias en todo el mundo. Funcionó especialmente bien su versión para Xbox 360, con más de un millón y medio de unidades.

Curiosamente, Rage apareció en la cuarta temporada de la aclamada serie Breaking Bad

Pese a las buenas cifras, Rage es uno de esos juegos que ha ganado popularidad con el paso del tiempo. Ha "envejecido" bien y podría decirse que ya es un icono en el universo de los videojuegos. Tanto es así que llegó a aparecer en la cuarta temporada de Breaking Bad, donde pudimos ver a Jesse Pinkman (Aaron Paul) jugándolo.

Así pues, tras rememorar el celebrado Rage, es momento de reflexionar sobre su continuación, que previsiblemente llegará al mercado este mismo año, ¿conseguirá estar a la altura? En vistas a las primeras imágenes, parece que ID Software, que en esta ocasión trabaja en colaboración con Avalanche Studios, va a sorprendernos de nuevo con un título lleno de acción, ¿qué opináis, cumplirá las expectativas o decepcionará?