¿Quieres probar todos los títulos que se adueñan de tus ojos y te hacen sentir el protagonista? ¿Quieres vivir la acción de un videojuego en primera persona? ¿Tienes una cantidad ahorrada para comprarte un sistema de realidad virtual, pero no sabes cuál de ellos escoger?

Tres sistemas muy diferentes para gamers muy diferentes, pero encontrarás el tuyo

Este artículo viene a ser tu salvación, tu guía de compra, el mejor consejo que te pueden dar. Aquí encontrarás la información que buscas sobre los sistemas actuales y más completos de realidad virtual que puedes adquirir. Entramos a valorar los tres sistemas más competentes del mercado para que puedas decidirte, de una vez por todas.

¿Cuál de los tres será el tuyo? MeriStation

Antes de nada, respira. Ahora, considera las siguientes preguntas

Siéntate a pensar la respuesta al siguiente cuestionario, ya que te servirá para tomar la decisión más acertada. Previamente a cualquier decisión o compra importante es necesario que consideres varios factores que pueden ayudarte a ahorrar dinero y a saber con mayor claridad qué es exactamente lo que te conviene.

¿Qué plataformas rondan tu domicilio?

Esencial, querido Watson. Como es de esperar, lo primero es saber si tienes una plataforma compatible con alguno de estos sistemas de realidad virtual.

¿Tienes una PlayStation 4 o PlayStation 4 Pro?

¿Y una PlayStation Camera? Si dispones de estos artilugios, tu experiencia virtual ya está asegurada. Son los requisitos indispensables para poder usar el PlayStation VR que te costará 399 euros/dólares (aunque puedes encontrarlo más barato y en packs con la PlayStation Camera necesaria).

PlayStation VR es un rival muy digno y muy solvente

Es la opción más barata de las tres que te ofrecemos, siempre y cuando tengas la consola de Sony, ya que, de otro modo, tendrás que comprártela para poder usar el casco de realidad virtual de la marca.

Además, no vas a necesitar mucho más a mayores, pues el PlayStation VR ya viene preparado para funcionar con los títulos disponibles en realidad virtual, sin sobresaltos. Sin requisitos mínimos, funcionará con cualquier versión de la PS4: coser y cantar.

Lo que necesitas para la RV en PS4. Spazio Games

¿Tienes un PC VR Ready?

Si dispones de un PC que tenga una tarjeta compatible con el juego en realidad virtual estás de enhorabuena. Podrás escoger entre las dos opciones más caras, pero con mejores resultados del mercado: el Oculus Rift (599 euros/dólares) y el HTC Vive (899 euros/dólares).

El Oculus Rift ha experimentado una rebaja temporal a los 449 euros/499 dólares con los Oculus Touch (mandos) incluidos, como se puede ver en su página oficial. HTC Vive ha rebajado también su producto a los 699 euros/dólares con todo incluido, como muestra su tienda online.

El dinero, importa; tu juego, también

Si eres un vago redomado y no sabes si tu PC o portátil es compatible con los sistemas de realidad virtual te lo ponemos muy, muy fácil. No tienes más que visitar las webs de AMD y Nvidia.

¿Cuánto has ahorrado para la compra?

Quizás la pregunta más simple, pero sin duda alguna la más esencial. Como te hemos indicado en el punto anterior, disfrutar de la realidad virtual no sale barato pero ahora es menos caro que nunca.

Si tienes un presupuesto limitado, la opción más viable es la del PlayStation VR, 399 euros/dólares (recuerda que necesitarás la PS4 en cualquiera de sus versiones). Si tu presupuesto es más holgado y dispones de un PC/portátil con una gráfica potente y compatible, dependerá de lo que quieras gastarte: HTC Vive 699 euros/dólares, Oculus Rift 449 euros/499 dólares, así de simple.

Oculus Rift te permite virtualizar tu juego en PC por muy poco. Amazon.com

Ni que decir tiene que es más que probable que los encuentres más baratos si surfeas bien la web, pues siempre hay tiendas que te ofrecen los productos a un precio inferior y, a veces, incluso con un buen extra. Busca, busca.

¿La mejor experiencia posible o la posible mejor experiencia?

Esta es quizás la pregunta más enrevesada de todas las que te planteamos, y no es sin un propósito bien claro: que tú mismo salgas de dudas con la ayuda de un empujoncito y un poco de estrujamiento neuronal.

Lo primero que tienes que tener claro es que cualquiera de las tres opciones (PlayStation VR, Oculus Rift y HTC Vive) son perfectamente capaces de ofrecerte una buena experiencia virtual con una lograda inmersión en el juego que vas a pasarte.

Sin embargo, y como en todo, los precios que has podido ver están por algo y en este caso particular ese algo responde a la mayor calidad, fiabilidad y desempeño de los diferentes cascos de realidad virtual.

PlayStation VR: tu casa será tu nuevo universo virtual

Es el "peque" de la familia, pero el más asequible si ya tienes una PS4 y quieres una experiencia virtual más "de andar por casa". HTC y Oculus han creado sistemas que captan mejor tu movimiento en el espacio y, asimismo, son más capaces a la hora de sumergirte en el juego, pero necesitarás más espacio para moverte.

Con esto no queremos decir que PlayStation VR sea el peor de los sistemas, para nada, simplemente te ofrece una posibilidad más económica para jugar a títulos de realidad virtual, con una calidad más que notable, aunque no sobresaliente (como ocurre con Rift y Vive).

HTC Vive es el sistema más caro, pero detecta hasta a las moscas. Amazon.com

Por ponerte un ejemplo más concreto: el casco de PlayStation VR tiene una sola pantalla OLED con una resolución de 1920 x 1080, que se "divide" para ofrecer una imagen de 960 x 1080 a cada ojo, mientras que Rift y Vive tienen dos pantallas OLED que amasan una resolución total de 2160 x 1200 píxeles.

Adicionalmente, tanto Oculus Rift como HTC Vive son superiores al PlayStation VR en la posibilidad de localizar y procesar tus movimientos mientras te desplazas, cosa que el VR, con su tecnología más modesta, no es capaz de hacer, ya que está pensado para una experiencia mucho más estática. Eso sí, no pienses que podrás llevar el Rift o el Vive a dar un buen paseo.

PlayStation VR no se come a sus rivales, pero aguanta el tipo

El punto fuerte del producto de Sony es que sólo necesitas una PS4 y una PlayStation Camera para ponerte a jugar a los títulos disponibles para realidad virtual. No necesitarás tener una tarjeta gráfica ni un procesador compatible, sólo tu consola. Todo esto a un precio realmente contenido.

Si quieres, podrás mejorar tu inmersión en la partida con los mandos Move de la compañía, ya que es completamente diferente jugar con ellos a jugar con el DualShock. Los Move te ofrecen una mayor libertad, un mejor seguimiento de los movimientos y, por tanto, una mayor precisión en tu juego.

Oculus Rift y HTC Vive: una batalla virtualmente feroz

Si dispones de un PC que sea compatible con la realidad virtual tienes dos maravillosas opciones cuya diferencia básica es (casi) el precio.

Actualmente, puedes encontrar el Oculus por 449 euros/499 dólares y el Vive por 699 euros/dólares. Ambos packs incluyen todo lo necesario (mandos también sí) para que puedas disfrutar de la experiencia virtual al completo.

¿Los que se pelean se desean? No, pero casi

Entonces, ¿cuál es la diferencia? Concordamos con Wearable en que los casi 200 euros/dólares extra que pagas por el HTC Vive se traducen en un mejor rastreado de los movimientos por parte del sistema de HTC.

Este cuenta con 70 sensores en el casco y los dos mandos además de disponer de la tecnología Lighthouse de Valve (que escanea un área de casi 5×5 metros) con la ayuda de dos estaciones base que tendrás que colocar en las esquinas de la habitación en la que vayas a jugar.

Ciertamente esto es una ventaja, pues el sistema de HTC Vive detecta perfectamente los movimientos, sin fallos, y permite que te agaches, que muevas los brazos rápido, esquivar, saltar, etc. Vamos, que casi puedes hacer Pilates mientras juegas.

Sin embargo, si no dispones de espacio suficiente el desembolso extra del HTC Vive será en vano pues el Oculus te ofrece un rendimiento similar en un espacio más reducido, y aunque no es tan exacto escaneando tus movimientos, tiene un sistema de audio 3D impresionante, mucho superior al del HTC Vive.

Bueno, bonito y ¿barato?

La regla de las tres "bes" es siempre una buena estrategia a la hora de decantarse por una compra u otra, aunque en esta decisión a tres tan virtualmente particular no es de gran ayuda.

Los tres productos son buenos, los tres sistemas son bonitos (haters ya os estamos viendo afilar las uñas, tranquilos), pero ninguno de los tres aparatos es realmente barato. Entonces, tu decisión ha de basarse siguiendo este último cuestionario:

¿PC VR Ready o Consola?

Consola

Tu elección ha de ser PlayStation VR.

PC VR Ready

¿Cuentas con un espacio amplio para jugar?

: HTC Vive es tu nuevo compañero de juergas.

No: Oculus Rift será tu guía por nuevos universos.

Simple, sencillo y efectivo, ¿verdad? Pues ahora ya puedes preparar tu tarjeta, levantarte del sofá, dirigirte a tu ordenador, tablet, móvil u holograma para realizar tu compra, sabiendo que la haces informado, tranquilo y, sobre todo, un poco más pobre, pero mucho más feliz.