El cambio climático cada vez es más evidente, hasta el mapa de la vergüenza te muestra que pensar que esta variación es mentira ya está desfasado. En la actualidad, ya hasta actos como el minado de bitcoins contribuyen al cambio climático, por lo que la lucha contra el mismo solo debe aumentar, otorgando especial importancia a la actuación de los gobiernos internacionales.

La importancia del cambio climático está tan extendida que contamos con la posibilidad de conocer incluso si vivimos en algunos de los países con más posibilidades de sobrevivir al mismo. ¿Estás tú en alguno de ellos? Si resides en España, por ejemplo, habrás visto que el peligro es de nivel medio, pero también habrás sido testigo de una sequía impactante durante este 2017.

El futuro no parece muy positivo si tenemos en cuenta estos datos

Este año que está a punto de finalizar ha sido ejemplo de cómo el clima está cambiando poco a poco, y no para mejor precisamente. La sequía de la que hablábamos en España es solo uno de los detalles que lo confirman, aunque la variación de la temperatura ha sido mundial, como demuestra una nueva investigación liderada por la NASA y la NOAA.

2017 se encuentra a tan solo unas horas de consagrarse como uno de los años más calurosos de toda la historia, un dato que no debería pasar desapercibido. La Administración Nacional del Océano y de la Atmósfera (NOAA) y la NASA han realizado un estudio de forma conjunta que alerta sobre la situación actual (y futura) del planeta Tierra.

Unos datos muy preocupantes definen la situación

La seguridad que tienen los expertos sobre la posición que ocupará 2017 en este particular ranking es, como mínimo, del 98%. No solo entrará en el top 5 de los años más calurosos de la historia, sino que se situará en el 2º puesto, por detrás de 2016, año del que le separa una diferencia fundamental.

2016 sufrió un fenómeno muy importante que se caracteriza por elevar la temperatura media del año en el que aparece. El Niño aparece en el Océano Pacífico y su actuación puede influir en el clima del resto del planeta, añadiendo calor incluso a los océanos y a la atmósfera.

La temperatura media de la Tierra no para de crecer. Iagua

La NASA es la institución que eleva a 2017 como segundo año más caluroso de toda la historia. Sin embargo, y según los datos de NOAA, cuyo registro comenzó en 1880, este año a punto de finalizar será el tercero en esa lista. Esta Administración también ha señalado en su comunicado la relevancia del hecho de que El Niño no haya hecho acto de presencia en 2017.

Como ves, la temperatura media de la tierra y los océanos ha debido subir notablemente para que 2017 alcance una posición tan alta, pero ¿cuál ha sido el incremento en cuestión? Tal y como informa Mashable, la temperatura se ha elevado 0,84 grados Celsius en comparación con la media del siglo XX.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha publicado un boletín para informar sobre todos estos datos. Gracias al reanálisis del Centro Europeo de Predicción Meteorológica a Medio Plazo (CEPMMP) y al Servicio Meteorológico de Japón, la OMM cuenta con una mejor visión sobre las regiones polares. Por ello, han podido advertir sobre los niveles mínimos de hielo marino en el Ártico y en la Antártida.

El impacto del cambio climático solo crece

Los datos de los primeros 11 meses de este 2017 apuntan a las altas temperaturas en todo el mundo. Así, también la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha apuntado que esos primeros 11 meses en España han superado todos los registros hasta la fecha.

Todos los datos que manejan las diferentes instituciones ponen de manifiesto la indudable presencia o veracidad del cambio climático, pese a la negativa de algunos expertos. El deshielo del Ártico, que nunca volverá a su estado original, el extremo calor de Asia o las cálidas aguas del mar de Bering son hechos que no podrían haberse dados sin el impacto del cambio climático.

Desde 1970, la tendencia ha sido ascendente en cuanto al calentamiento de la Tierra, con una importancia especial de lo que llevamos de siglo XXI. Omar Baddour, científico principal de la OMM, ha querido hacer hincapié en este dato:

Pero lo realmente importante no es la clasificación de un año particular sino la tendencia general a largo plazo del calentamiento seguida desde finales de 1970, especialmente la de este siglo. Aparte de las temperaturas en aumento, estamos siendo testigos de un incremento de fenómenos meteorológicos más extremos con repercusiones socioeconómicas enormes.

La actuación del ser humano en el planeta ha ayudado a la creación de un nuevo clima, dando también lugar al incremento de fenómenos meteorológicos extremos que producen un daño irreversible a la Tierra.

Jeff Rosenfeld, editor jefe del Boletín de la Sociedad Meteorológica Americana, ha señalado la importancia del informe redactado por su organización. Así, explica que esta investigación supone "un cambio decisivo", según Antena 3, ya que pone de manifiesto que esos fenómenos extremos no hubiesen sido posibles sin la influencia humana.

El incremento de la temperatura media global y la aparición de fenómenos naturales que no se pueden evitar son solo algunas de las pruebas del impacto del cambio climático, ese problema que aún muchos se atreven a negar.