A pesar de los numerosos avances que se han producido en ámbitos como la medicina durante los últimos años, existen enfermedades que se nos resisten terriblemente. Muchas de ellas causan millones de muertes a pesar del esfuerzo de médicos, investigadores y otros profesionales.

Otros caminos pueden ser igualmente efectivos

Probablemente se te venga un nombre a la cabeza al leer estas líneas, y es el del cáncer. Una de las enfermedades más temidas, una que muchos de nosotros viviremos de cerca. Es cierto que la tasa de mortalidad en numerosas de las variantes del cáncer desciende cada año, y que como te contamos hace apenas unos días, seguimos descubriendo nuevas formas de tratarlo, pero, ¿qué forma tenemos de luchar contra una enfermedad que puede ser aparentemente incurable? La clave, sin ninguna duda, está en la prevención y en el diagnóstico temprano.

Todo gracias a un simple análisis

Detectar la presencia de esta enfermedad nunca ha sido fácil, pero muchos profesionales trabajan cada día para encontrar técnicas fiables y que agilicen los procesos. Y es que el diagnóstico temprano juega un papel fundamental, aumentando enormemente las posibilidades de curación del trastorno. Una reciente técnica llega para traernos muy buenas noticias.

Como apuntan desde El País, este nuevo método aparece gracias a un largo trabajo. Este ha sido publicado en la prestigiosa revista Science, y ha sido realizado por investigadores de diversos países. Lo más impresionante de esta técnica es que se lleva a cabo con un simple análisis de sangre, que ha sido llamado CancerSEEK, y que es capaz de detectar hasta 8 tipos distintos de cáncer evitando casi totalmente los falsos positivos.

La veracidad como punto más importante, no se permiten fallos

Para llegar a conseguir un método tan fiable y extenso se necesita una investigación que haya trabajado con una gran muestra, y cuyos resultados sean significativos y verídicos. Los responsables de este estudio probaron su técnica en más de 1.000 pacientes, obteniendo una alta tasa de éxito. ¿Cuáles son los tipos de cáncer que pueden encontrarse?

Un simple análisis que aporta mucha información. Reproducción Asistida ORG

¿Cómo funciona CancerSEEK?

Como podemos leer en The Conversation, la clave para que este análisis pueda detectar la presencia de un cáncer se encuentra en el desarrollo del propio tumor. Desde la aparición de la enfermedad, este deja un rastro, en forma de pequeñas cantidades de ADN mutado, que provoca a su vez la sintetización de proteínas anómalas.

Este revolucionario método es capaz de encontrar esas diminutas partículas de ADN tumoral, entre miles y miles de otros componentes presentes en la sangre. Teniendo esto en cuenta, podemos decir que destaca por su extrema sensibilidad, ya que puede detectar un solo fragmento anómalo entre más de 10.000 homónimos sanos.

Desde el hígado hasta los pulmones

Podemos establecer varios grupos si atendemos a la sensibilidad de este test. Y es que no es igual de eficaz identificando todos los tipos de cáncer, aunque sí presenta un alto porcentaje de acierto en la mayoría de ellos. El novedoso análisis es capaz de mostrar la presencia de cáncer de ovario, hígado, páncreas, estómago, y esófago con una sensibilidad que se encuentra entre el 69% y el 98%. También podemos hablar del cáncer de mama, pulmón y colon, aunque con un porcentaje menor.

Estos factores harán variar la fiabilidad del test

Un factor muy importante es el momento en el desarrollo de ese cáncer, ya que, como podrás imaginar, no es lo mismo diagnosticar una alteración reciente que una en estado avanzado. Cuando hablamos de un tumor en sus primeras etapas, cuyo tamaño es aún pequeño, la sensibilidad media era de un 43%. Si nos referimos a una fase posterior en el desarrollo, en la que los estragos llegan a ser mucho más graves, la sensibilidad fue del 73%.

En cualquier caso, y se trate del cáncer que se trate, el análisis CancerSEEK podrá llevar a cabo una tarea muy importante, la de detectar sin fallos la presencia de esta enfermedad, permitiendo la puesta en marcha de los procesos de tratamiento. De esta manera, se llevará a cabo una conjunción perfecta entre diagnóstico y tratamiento, aumentando las posibilidades de supervivencia de los pacientes.

Un futuro prometedor

Como has podido comprobar, el tratamiento no es la única forma que tenemos de luchar contra el cáncer. Ni contra el cáncer ni contra muchas otras enfermedades. A pesar de que esta dura enfermedad dependa casi totalmente del azar, contamos con otros puntos de actuación, con otras herramientas, que pueden ser igual o incluso más efectivas.

Si conseguimos diagnosticar tempranamente, predecir o prevenir una enfermedad, dentro de lo posible, salvaremos muchas vidas. Gracias a CancerSEEK y las investigaciones que seguro se realizarán a su alrededor, los médicos podrán encontrar a tiempo muchos más casos, valiéndose de su facilidad y rapidez.