Existen multitud de enfermedades y trastornos distintos que pueden afectar a tu organismo. Acorde con esta gran variedad, también existen muchos métodos y formas de actuación que pueden usarse ante cada una de ellas. ¿Son todas igualmente efectivas?

¿Cuáles son los mejores métodos para combatir una enfermedad?

Gracias a los avances en el terreno científico en general, y en el médico en particular, cada vez más vidas son salvadas por los profesionales. No debes olvidar que hoy en día contamos con enfermedades aparentemente controlables y tratables, pero que hace algunos años podían causar muchas muertes. Una gripe es un ejemplo bastante claro.

Por otro lado, también podemos hablarte de enfermedades que en su momento resultaron terriblemente peligrosas, y que hoy en día, están prácticamente desaparecidas. Como apuntan desde El Comercio, la poliomielitis, la rubeola y la meningitis de tipo B son algunas muestras de ello.

Debes saber que la mayoría de estas "enfermedades extintas" han sido erradicadas gracias a las vacunas, pero obviamente esta no es la única forma que tenemos de luchar contra las patologías. Los avances anteriormente mencionados nos han otorgado nuevas formas de combatir enfermedades, algunas de ellas muy efectivas.

Desde lo más profundo

Hoy hablaremos de ingeniería genética. Gracias a las técnicas que se engloban bajo este amplio denominador, los científicos pueden llevar a cabo tareas realmente impresionantes. Pero, ¿en qué consisten este tipo de técnicas?

La clave está en actuar a tiempo, en el origen del problema

Como leemos en La Vanguardia, la ingeniería genética comprende una serie de acciones que permiten controlar y modificar la información genética de un ser vivo, es decir su ADN. De esta manera, pueden llevarse a cabo variaciones, correcciones y traslados en esos genes.

Una de las aplicaciones más importantes de este tipo de técnicas está destinada a la curación de enfermedades, pero de una forma muy especial. Aquí no se trata una enfermedad que ya padece una persona, sino que se acaba con ellas antes incluso de su aparición. ¿Cómo es esto posible?

CRISPR, la madre de todas las técnicas

Nos referimos a uno de los métodos más utilizados en el ámbito de la ingeniería genética. Gracias a la técnica CRISPR se han podido realizar tareas muy complejas, como la modificación de embriones humanos, o la devolución de la fertilidad a animales totalmente estériles.

Así funciona CRISPR. Genedit

Por lo tanto, en este tipo de medicina encontramos una eficaz arma contra todo tipo de enfermedades, ya que estas pueden ser eliminadas antes de su aparición, propiciando una vida mucho más sana y libre de patologías.

Instrumentos que se encuentran en desarrollo, y que podrían cambiarlo todo

Debes saber que esta no es la única gran exponente de la ingeniería genética, ya que científicos de todo el mundo trabajan cada día para desarrollar nuevos instrumentos y métodos. Un nuevo ejemplo ha visto la luz recientemente.

La innovación no se detiene

Como bien reflejan en El País, una nueva versión de CRISPR ha sido creada en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). ¿Los responsables? El doctor Feng Zhang y su gran equipo, plagado de talentos científicos.

El ADN es importante, pero existen otras estructuras que no debemos olvidar

Su nuevo método no actúa sobre el ADN, como podríamos haber imaginado, sino que tiene su efecto sobre una estructura compañera. Me refiero al ARN, encargado de descifrar la información presente en las cadenas de material genético, encargado de sintetizar y crear las proteínas.

Los científicos son capaces de actuar sobre estas diminutas estructuras gracias a las bacterias. ¿Bacterias? Sí, y es que algunas de ellas son capaces de generar unas enzimas realmente valiosas. Gracias a estas sustancias, pueden cortarse y modificarse las cadenas de ARN, actuando directamente sobre un proceso tan importante como la síntesis de proteínas. Como explica el propio Zhang:

Hasta ahora hemos conseguido desactivar genes, pero recuperar la función de las proteínas es mucho más complicado.

Gracias a esta novedosa técnica, se podrá encontrar una forma diferente de combatir las enfermedades. Controlando acciones que se llevan a cabo en el interior de cada una de tus células, llegando a funciones tremendamente complejas y concretas.

¿Cuáles son las aplicaciones concretas de estas técnicas?

Este trabajo, que fue publicado recientemente en la revista Science, también trata algunas aplicaciones concretas que realizaron estos investigadores para probar la nueva variante de CRISPR.

El equipo de Zhang consiguió reparar miles de errores presentes en cadenas de ARN, errores que causaban enfermedades como la diabetes o la anemia de Fanconi, una patología hereditaria que afecta los niveles de hierro en sangre.

Como puedes ver, estas nuevas técnicas prometen. El mundo de la ingeniería genética avanza muy rápido, y cada nuevo descubrimiento es una mejor arma para luchar contra enfermedades que antes resultaban incurables. Investigadores como Zhang nos llevan lejos, y aquí tienes una buena prueba de ello.