Desde las primeras fases de formación de un embrión en el vientre materno, las células comienzan a organizarse para dar lugar a lo que algún día será el cerebro. De hecho, el tubo neural, estructura madre de todo el sistema nervioso, se desarrolla a partir de la tercera semana.

Tu cerebro envejecerá, como el resto de los órganos de tu cuerpo

Como apuntan desde El Confidencial, a partir de aquel momento, y prácticamente hasta el comienzo de la vida adulta, el cerebro continuará desarrollándose. Las experiencias y vivencias del sujeto, además de sus características genéticas, le darán forma.

Sin embargo, la vida del cerebro humano no consta únicamente de una fase de crecimiento y maduración, sino que como todo, experimentará una etapa de envejecimiento. La neurodegeneración, el proceso de declive cerebral, es un fenómeno irremediable, pero contamos con hábitos que pueden retrasarlo. Una reciente investigación nos ha mostrado cómo puede ayudarnos una simple ensalada.

Una ensalada puede ser más beneficiosa de lo que creías. Qué rica vida

El poder de lo natural

Como leemos en el diario AS, el estudio que trataremos ha sido realizado por científicos de la Universidad de Rush, en Chicago. Los resultados fueron publicados en la revista científica Neurology.

Este estudio nos ha mostrado la forma de frenar un duro proceso

La investigación, que fue dirigida por la Dra. Clare Morris, ha demostrado que el consumo diario de vegetales con hoja verde, como la lechuga o las espinacas, ayuda a un mejor mantenimiento de capacidades cognitivas como la memoria, que poseen una tremenda importancia. Recuerda que hasta los aspectos más sencillos de tu vida dependen de ella.

Los científicos señalan como principal responsable de este beneficio al ácido fólico, muy presente en los vegetales que acabamos de nombrar. Lechuga, rúcula, espinaca, col, etc. Es mejor tomarlos en crudo, por lo que una ensalada puede ser tu mejor aliado.

¿Cómo lo han demostrado?

Para poder comprobar si la hipótesis de la que partían era cierta, debía realizarse un estudio experimental. Para ello, contaron con la ayuda de 960 voluntarios adultos, como podemos leer en Muy Interesante. Se realizó un seguimiento de todos ellos durante 5 años, en los que rellenaron encuestas, contestaron a cuestionarios y fueron sometidos a evaluaciones psicológicas.

Aquellos individuos que incorporaban el consumo habitual de vegetales, principalmente ensaladas con verduras de hoja verde en su dieta, experimentaron una menor disminución de sus capacidades cognitivas con el paso de los años. Quienes no tenían esta sana costumbre no pueden decir lo mismo.

Como afirmaba en la publicación la propia Dra. Clare Morris:

Agregar una porción diaria de verduras de hoja verde a la dieta puede ser una forma sencilla de ayudar a promover la salud cerebral.

Los sujetos que habían llevado la dieta rica en vegetales demostraban ser hasta 11 años más jóvenes en términos cognitivos. Nunca debes subestimar el poder de una ensalada al día. Los grupos creados para el experimento también distinguían entre aquellos que comían aún más vegetales, y la tasa de disminución siempre era inversamente proporcional a la cantidad de verduras consumidas.

Procesos inevitables, aunque moldeables

El envejecimiento no sólo del cerebro, sino de todo el organismo humano, es un proceso largo e inexorable. No podemos evitarlo, pero podemos llevar a cabo hábitos que nos permitan disminuir su velocidad, o al menos, no aumentarla.

Aprovechemos los hábitos que pueden ayudarnos

La alimentación es una de esas claves, por lo que debemos prestar mucha atención a los nutrientes que ingerimos a lo largo del día. Como has podido comprobar, una simple ensalada al día puede ser realmente beneficios, aunque también existen otros alimentos que ayudan a tu cerebro.