Durante la madrugada de ayer algunos afortunados pudieron disfrutar de la superluna azul de sangre: un hito astronómico único al combinar varios fenómenos como un eclipse lunar, la segunda luna llena del mes o la posición de esta en el perigeo (la distancia más corta respecto a la Tierra) y que solo tiene lugar cada 150 años.

Desgraciadamente muchos de nosotros nos tuvimos que contentar viéndola en streaming, y es que mientras que en el norte y centro de América, Oriente Medio u Oceanía pudo verse a la perfección, en España y Suramérica nos quedamos en una simple (pero bella) luna llena, no obstante lucía más grande y brillante de lo habitual a causa de su cercanía.

Tendremos que esperar otros 150 años para volver a ver una trifecta lunar

Tanto para los que disfrutaron de la superluna azul de sangre en vivo como para los que la vimos a través de internet, os hemos preparado una colección de algunas de las instantáneas más espectaculares inmortalizadas durante esta madrugada.

Y es que puede que no pudiéramos cruzar el planeta para pasar una velada muy especial en Sidney a La Luz de una luna enorme y rojiza, pero sí que podemos deleitarnos con ella gracias a la tecnología.

Las mejores fotos de la superluna azul de sangre 2018

Superluna en el cielo de Perth (Australia). RICHARD WAINWRIGHT/Shutterstock

Comenzamos con una superluna azul que atraviesa el cielo de Perth, en el oeste de Australia y que culmina una trilogía de tres superlunas iniciadas el 3 de diciembre del año pasado y el 1 de enero de este año, o lo que es lo mismo, tres lunas llenas en el punto más cercano a la Tierra.

Superluna en Adelaide (Australia). DAVID MARIUZ/Shutterstock

Muchísima gente se desplazó a las afueras de los núcleos urbanos para presenciar el evento. Por ejemplo, esta fotografía se realizó en el monte Lofty, a las afueras de Adelaida, en Australia.

Superluna en Adelaide (Australia). DAVID MARIUZ/Shutterstock

El fotógrafo David Mariuz fue uno de ellos y, a juzgar por sus capturas, mereció la pena. No obstante, en el hemisferio sur es verano y una escapada nocturna es más agradable. Aunque una superluna azul de sangre bien merece pasar un poco de frío.

Superluna en la India. ANUPAM NATH/Shutterstock

Nos vamos hasta la India, concretamente hasta Gauhati para continuar siguiendo a la superluna azul de sangre, gracias a lo que la NASA denomina trifecta lunar. Tendremos que esperar hasta 2037 solo para ver un eclipse lunar y una luna llena… pero como explica BGR, no estará en el perigeo.

Superluna en Myanmar (Birmania). NYEIN CHAN NAING/Shutterstock

De la India a Yangon en Myanmar, al lado de Tailandia, donde la superluna azul de sangre adquiere un tinte turístico rodeada de palmeras en la noche.

Superluna en Kansas (EE.UU). ORLIN WAGNER/Shutterstock

Cruzamos el planeta hasta aterrizar en Estados Unidos, en la ciudad de Topeka, en Kansas. Tras el "gran eclipse solar americano", el cual también nos dejó fotografías impresionantes, USA sigue disfrutando de fenómenos astronómicos en una posición privilegiada para verlos. ¡Menudo primer plano!

Superluna en Myanmar (Birmania). AUNG SHINE OO/Shutterstock

Volvemos a Myanmar para encontrarnos con una fotografía que más que la luna, parece el sol por su tamaño y brillo dorado.

Superluna en Los Ángeles (EE.UU). RICHARD VOGEL/Shutterstock

La superluna roja de sangre ha sido un fenómeno astronómico misterioso a lo largo de la historia. Tanto es así que algunas civilizaciones la han interpretado como un signo de guerra… tanto como presagio como de señal de los dioses para iniciar un conflicto bélico.

Aquí podemos verla al rojo vivo, surcando el cielo de Los Ángeles.

Superluna en Washington (EE.UU). JUSTIN LANE/Shutterstock

Este precioso cielo digno de la película de El rey león no está tomada en África, sino en Washington DC, en Estados Unidos.

Superluna en Nueva York (EE.UU). RICHARD WAINWRIGHT/Shutterstock

Y esta es probablemente una de las imágenes más icónicas que queden en el recuerdo de la población estadounidense: la superluna azul de sangre acompañada de la estatua de la libertad, en Nueva York por supuesto.

Superluna en Perth (Australia). RICHARD WAINWRIGHT/Shutterstock

Terminamos nuestro viaje por el planeta en solo una noche de vuelta en Australia, concretamente en Perth. Richard Wainwright realiza una fotografía más propia de una película de terror pero ya sabes que la realidad siempre supera a la ficción.

Superluna en la ciudad de Perth (Australia). RICHARD WAINWRIGHT/Shutterstock

De nuevo Wainwright, en Perth, nos ofrece una imagen mucho más cotidiana, la de la luna sobrevolando las ciudades. Lo que pasa es que todo se ve distinto bajo una enorme luna llena naranja.