Si algo sabe una persona de seguro es que va a morir en algún punto de su vida. A partir de esta afirmación, queda saber lo más importante: ¿cómo va a ser tu muerte? Seguramente también hayas pensado cómo deseas morir, de forma tranquila y sin dolor alguno.

La muerte es uno de los temas más comentados y tratados en la sociedad, llegando incluso a tener su propio festival en en Vitoria-Gasteiz. Este mismo evento celebra algunas de sus actividades en un cementerio, lugar que resulta especialmente interesante para muchas personas.

Tres investigadores han dado con las peores formas de morir posibles para ti

Tras ver la importancia de la pérdida de la vida, volvamos al tema principal de este artículo, las formas de morir. Este asunto es tan interesante que tiene hasta un programa de televisión dedicado a su estudio, llamado 1.000 maneras de morir. Seguramente, en alguno de sus episodios, se han tratado las formas de muerte encontradas por la investigación de la que vamos a hablar.

Según informa BioBioChile, el científico jefe del museo Exploratorium de San Francisco (Estados Unidos), Paul Doherty, y el escritor Cody Cassidy, han dedicado años de su vida a estudiar cuáles son las peores formas de morir para el ser humano. Afortunadamente, las han encontrado y tú vas a poder conocerlas. ¿Estarás de acuerdo con ellas?

La lista más trágica que leerás hoy

El buen trabajo de los investigadores mencionados anteriormente les permitió escribir un libro llamado Y luego estás muerto: lo que realmente sucede si te traga una ballena, te disparan desde un cañón, o te das a la fuga sobre el Niágara. Solo con leer el título ya podemos ver que la obra promete.

El libro cuenta de qué tratan las 45 formas que debemos evitar a la hora de morir (aunque no esté mucho en nuestras manos). ¿Has pensado alguna vez en las maneras posibles? Nosotros vamos a contarte algunas de ellas incluidas en la lista más trágica de la historia.

Esta investigación ha estudiado cuáles son las peores formas de morir posibles. Los Replicantes

Empezamos con una sencilla de comprender. Oye, parece que saltar al centro de la Tierra no es la mejor idea que se te puede ocurrir. El calor iría aumentando a medida que fueses descendiendo y acabarías convirtiéndote en una auténtica parrilla.

El mismo final tendrías si te expusieras a la radiación de una estrella de neutrones, que "tiene un par de veces la masa del sol comprimida en una esfera del tamaño de una ciudad". La radiación producida por la misma tardaría muy poco tiempo. Además, esta estrella de neutrones puede provocar otro tipo de muerte incluso menos deseable, según los investigadores:

Pero supongamos que la estrella de neutrones es antinaturalmente silenciosa. Estarás en caída libre. Y como siempre, no es la caída lo que te mata. Sin embargo, en este caso, eso podría no ser cierto, la gravedad es más fuerte a distancias cercanas y más débil más lejos. Esto significa que si tu cabeza apunta hacia la estrella de neutrones, será tirada hacia la estrella mucho más fuertemente que tus pies y esta fuerza te desgarrará.

El propio Paul Doherty comentó en una entrevista con LiveScience otra de las peores formas de morir. Esta se produciría al salir de un submarino en el Foso de las Marianas, uno de los lugares más profundos del océano, con 11.034 metros.

Según el experto, nadar fuera del sumergible sería una manera mucho más interesante de morir que ir sumergiéndote poco a poco en las profundidades. Doherty ha explicado que mantendrías tu forma humana, pero tu cavidad nasal, garganta y pecho serían un problema porque colapsarían hacia adentro, algo que no parece muy agradable de sentir.

Pero bueno, ¿qué piensas sobre la idea de morir disuelto en una olla caliente volcánica? Si tenemos en cuenta lo que explica IFLScience, tampoco parece muy interesante. Estas piscinas geotérmicas, presentes en parques como el de Yellowstone (Estados Unidos), son increíblemente ácidas y siempre están calientes, con las temperaturas del agua siempre burbujeando justo por debajo de la ebullición.

Estrellas de neutrones, trifluoruro de cloro, ollas volcánicas… Aprende qué situaciones debes evitar

Con estas características, caer en una de estas ollas calientes es lo peor que te puede pasar. Las quemaduras se extenderías por todo tu cuerpo en pocos segundos, y la muerte no tardaría en llegar. Además, también sucumbirías ante un golpe de calor extremo y comenzarías a desangrarte.

Finalmente, resaltamos otras de las peores formas de morir explicadas por Paul Doherty. Esta se centraría en la sustancia conocida como Trifluoruro de cloro, uno de los productos químicos más peligrosos. Su inhalación tendría consecuencias fatales para tu cuerpo.

En primer lugar, tu cuerpo se adormecería para que, posteriormente, el cloro convierta a tus huesos en gelatina. En ese momento, "tus dedos se convertirán en varillas como pequeños tallos redondos", tal y como afirma Doherty.

Una investigación fascinante

Las 45 peores formas de morir incluidas en la lista de este libro fueron extraídas de investigaciones y de ideas de los propios amigos de los escritores. Finalmente, tras estudiar las 200 formas que habían encontrado, realizaron una criba seleccionando las peores según su entendimiento. Así han explicado parte del desarrollo del estudio los expertos:

Investigamos preguntas como qué pasaría si nadas fuera de un submarino de aguas profundas, si te tragase una ballena (sorprendentemente posible), si se rompe el cable de tu ascensor (no saltes, no servirá), si incluso es posible morir por magnetismo (¡sí, sí!), si meter la mano en el acelerador de partículas del CERN es letal (probablemente) y muchos más.

Parece que el libro ha causado interés entre los lectores debido a la fascinación que crea la muerte en las personas. ¿Pero a qué se debe este sentimiento provocado por algo tan trágico? "La idea de enfrentar la muerte en formas que son ligeramente humorísticas o exóticas ayuda a las personas a pensar en su propia muerte de una manera más satisfactoria", defiende la teoría de Paul Doherty.

Ya has podido conocer cuáles son las peores formas de morir según la ciencia. Como has visto, se refieren a situaciones especialmente extremas, como tirarte al centro de la Tierra o verte atacado por una estrella de neutrones. Ahora, si tuvieses que elegir entre alguna de las maneras expuestas, ¿cuál sería tu preferida?