La naturaleza se caracteriza por seguir teniendo la misma capacidad para dejarte con la boca abierta en apenas segundos. Cada día descubrimos nuevos datos, como, por ejemplo, la lluvia de peces y sus causas. Si hay unos seres que levantan también mucha expectación, esas son las plantas carnívoras. ¿Cómo pueden existir estas especias tan asombrosas?

Debemos reconocer que es verdad, algunos documentales sobre la naturaleza llevan años engañándote, aunque se trata solo de los de animales. No te preocupes, todo lo que has visto sobre las plantas carnívoras es verdad.

Si has curioseado en alguna ocasión cierta pieza sobre este tipo de plantas, habrás podido conocer que se dedican a atraer, matar y digerir insectos, alimentándose así. La forma que tienen de ganar nutrientes es muy curiosa, pero ¿de dónde procede? ¿Qué métodos utilizan para cazar? Y, sobre todo, ¿por qué existen plantas carnívoras?

Plantas asesinas tras una dulce apariencia

Descubre los métodos más curiosos que utilizan las plantas carnívoras para atrapar

Cualquiera puede pensar que se trata de una simple planta al ver una especie carnívora, pero la cosa va mucho más allá. Estos vegetales dejan la dulzura a un lado cuando se trata de su alimentación. Los métodos empleados para conseguir sustento alimenticio varía según la especie, y todos ellos te sorprenderán. Ahora podrás conocer los más curiosos.

Trampas de caída

Por un lado, tenemos a las plantas que utilizan las trampas de caída, ofreciendo aromas irresistibles para los insectos. Las presas, guiadas por los olores, se introducen en la cavidad profunda de las plantas, donde mueren ahogadas. El paso del tiempo provoca que los cuerpos se disuelvan y los nutrientes sean recogidos por las plantas.

Trampas de resorte

Otro de los métodos más conocidos es el utilizado por la Venus Atrapamoscas, que tarda muy pocos segundos en devorar a sus presas, según explican desde Ecología Hoy. La forma de captura es similar a la de una boca: los dos lóbulos se encuentran abiertos y se cierran rápidamente cuando un insecto cae en la trampa. Una vez atrapado, la digestión tarda cerca de 10 días. Así puedes comprobarlo en el siguiente vídeo:

Trampas de pegamento

Finalmente, otra de las formas que utilizan estas inteligentes plantas para hacerse con sus víctima se limita al uso de una sustancia pegajosa. Así es, las moscas quedan atrapadas por glándulas especializadas, tardando muy poco tiempo en ser asesinadas después por los propios vegetales.

Estos son algunos de los métodos de captura de estas hambrientas plantas, pero ¿cómo han desarrollado estas habilidades? Un grupo de científicos nos trae la clave, y puede que no sea tal y como la esperabas.

¿Por qué hay plantas carnívoras?

Esta pregunta ha sido formulada de forma constante, aunque ha sido ahora cuando científicos chinos, estadounidenses y japoneses han conseguido darle una respuesta adecuada. ¿Qué ha pasado con este tipo de plantas? ¿Cómo han evolucionado para convertirse en carnívoras?

Aunque están separadas por miles de kilómetros, estas plantas son más similares de lo que crees

Según informa el diario ABC, este equipo de expertos ha indagado en los orígenes de este tipo de plantas, centrándose solo en especies muy alejadas entre sí que presentan características similares. Se trata de las plantas carnívoras de jarras australianas, americanas y asiáticas, de las cuales el análisis ha dejado datos muy interesantes.

Tal y como leemos en Ambientum, las plantas jarra de Australia (Cephalotus follicularis), Asia (Nepenthes alata) y América (Sarracenia purpurea) se separaron hace más de 100 millones de años, aunque eso no evitó que evolucionasen de la misma forma, adoptando las mismas estrategias para lograr capturar a sus víctimas.

¿Qué permitió que estas plantas se convirtieran en carnívoras aun estando tan alejadas? El estudio, publicado en la revista Nature Ecology & Evolution ha demostrado que las tres especies utilizaron las mismas proteínas para crear las enzimas que emplean para digerir las presas. Como te explicamos anteriormente, las plantas carnívoras de jarra utilizan la trampa de caída para alimentarse.

Las plantas carnívoras utilizan diferentes métodos para captar a sus presas. Wikipedia

Según los expertos, las plantas utilizaron los genes y proteínas dedicados a protegerlas de enfermedades para una nueva actividad: la digestión de insectos. Entre las enzimas digestivas destacan la quitinasa básica, capaz de descomponer el exterior duro de los insectos, y la fosfatasa ácida púrpura, que da acceso al fósforo, uno de los nutrientes básicos proporcionados por las presas.

Un descubrimiento histórico

El hallazgo realizado por estos científicos es más importante de lo que parece, ya que demuestra que "los caminos que conducen a transformarse en una planta carnívora son limitados". Todas las plantas encuentran la misma solución al problema de convertirse en carnívoras, y eso es lo que sucedió con las de jarra australianas, americanas y asiáticas.

La adaptación de las plantas carnívoras es especialmente valiosa para los expertos, ya que pone en evidencia su lucha por conseguir nutrientes en suelos empobrecidos. Así lo explica Kenji Fukushima, uno de los autores del estudio y miembro del Instituto Nacional de Biología Básica de Japón:

Las plantas carnívoras suelen vivir en ambientes pobres en nutrientes, por eso la habilidad de atrapar y digerir animales puede llegar a ser indispensable dada la escasez de otras fuentes de alimentación.

El estudio realizado desde China, Japón y Estados Unidos vuelve a demostrar cómo funciona la evolución convergente, es decir, cuando especies alejadas utilizan las mismas técnicas para evolucionar. Las plantas mencionadas se convirtieron en carnívoras utilizando el mismo método, como se ha comprobado ahora. Queda claro, su forma de capturar no es el único aspecto impresionante que las caracteriza.