La higiene personal repercute en tu salud directamente y, por ello, deberías tenerla muy en cuenta. La ducha diaria es uno de los hábitos más mencionados, pero está lejos de ser el único. Por ello, hoy vamos a exponer por qué la higiene es tan importante para ti y cuáles son los aspectos que debes cuidar.

Como su propio nombre indica, la higiene es personal y depende de ti, que eres el encargado de cuidarla si no quieres sufrir las consecuencias. Prácticas tan básicas como lavarse las manos son claves a la hora de evitar enfermedades que nadie desea.

A continuación, vas a poder conocer por qué la higiene debería ser algo primordial en tu vida diaria y cómo puedes conseguir que esta sea mejor. ¿Lavarse los dientes? ¿Las manos? ¿Cuáles son los hábitos que debes tener en cuenta? Vamos allá.

Prácticas que salvarán tu salud

Para mantener esa tan célebre higiene personal, debes tener en cuenta que hay una serie de hábitos a cumplir. Saltarse estas prácticas puede debilitar tu salud y conlleva un gran riesgo de enfermedades. Hay muchas reglas de limpieza que rompemos cada día, como muestra el siguiente vídeo:

Como nosotros no queremos ser de esos que rompen las normas, vamos a explicarte cuáles son los hábitos que debes cumplir y cómo deberías hacerlo.

Higiene corporal

El debate sobre la higiene corporal es amplio: ¿es necesario bañarse una vez al día o es perjudicial para el cuerpo? Bien, acudamos a los expertos. La doctora Elaine Larson aseguró en Time que la ducha diaria responde más a cuestiones estéticas, porque bacteriológicamente no se está más limpio.

Brandon Mitchell, profesor de Dermatología en la Universidad George Washington, es igual de rotundo y no duda en desmentir la leyenda urbana de que es necesario ducharse una vez al día. "El cuerpo es una máquina bien engrasada de manera natural. Una ducha diaria no es necesaria", explica a Time.

Parece que está claro, no debes bañarte una vez al día por obligación, tu cuerpo no estará más limpio.

Higiene bucodental

Sigue las recomendaciones para mantener tu higiene y evitar las enfermedades

Hace poco hablamos en Urban Tecno sobre las 3 Cs de la higiene bucodental. En ese artículo comentamos que lo recomendable era lavarse los dientes 3 veces al día, siendo la cifra mínima 2 veces diarias. No olvides que lavarse los dientes antes de dormir es fundamental, aumenta enormemente tu protección.

También es importante no olvidarse de cepillar la lengua y las encías, que también forman parte de la higiene bucodental. Así, aseguras la eliminación de las bacterias que amenazan con provocar enfermedades como las caries, la gingivitis o la periodontitis.

Las manos, principal foco de enfermedades

Los gérmenes y las bacterias suelen transmitirse a través de las manos, por lo que el cuidado y lavado de las mismas es imprescindible para huir de esas enfermedades que nadie desea. Los expertos recomiendan lavarse las manos varias veces al día, pero ¿cuáles son las situación dónde es necesario?

El lavado de manos es parte fundamental en tu higiene personal. The Good Stuff

Tal y como explican desde Vix, tu salud estará más segura si te lavas las manos después de llegar de la calle, acariciar animales, tocar dinero, curar heridas o usar el ordenador y el móvil. Recuerda, tu teléfono puede tener incluso más bacterias que el WC.

Al lavarte las manos, creas una gran barrera a la transmisión de enfermedades, ya que con ellas contactas zonas claves como la boca, los ojos y la cara. Lavarse las manos no cuesta nada y puede suponer mucho en tu salud.

Otros hábitos que no debes pasar por alto

Hasta el momento hemos hablado de la higiene corporal, bucal y de tus manos, pero hay otros aspectos que no se pueden olvidar. Por ejemplo, ¿cuántas veces es recomendable lavarse el pelo a la semana? Obviamente, depende de cada persona, pero los médicos recomiendan que sea dos veces por semana.

Descubre los diferentes beneficios que una buena higiene aporta a tu vida

Hay otras zonas que tienes que tener en cuenta, como el lavado de oídos, con cuidado de no introducir objetos punzantes que puedan herirte. Además, debes limpiar también la nariz, los ojos y asearte las uñas, que pueden ser foco de enfermedades e infecciones.

Numerosos beneficios a cambio de poco

Como has podido comprobar, mantener tu higiene personal solo necesita una serie de hábitos que pueden darte mucho a cambios. El beneficio principal es, sin duda, un buen estado de salud. ¿Quién no quiere encontrarse bien siempre?

Ese aseo personal es la herramienta principal para evitar enfermedades e infecciones, que se convierten en habituales si la higiene no es la correcta. Pero este no es el único beneficio.

Una mala higiene o un aseo insuficiente es determinante en el aspecto social, ya que puede conllevar que seas rechazado por otras personas. Nadie quiere que su compañero o amigo no se duche con frecuencia, o no se lave los dientes o el pelo.

Tras conocer los hábitos fundamentales, el cuidado de tu higiene personal está en ti

La higiene es muy importante para las relaciones sociales y, como explican desde Muy Fitness, en algunas culturas se considera ofensivo o indicio de enfermedad que alguien no sea o esté limpio. Tu papel en el trabajo, en la escuela o la interacción con otras personas se ve muy influida por tu higiene.

Ya has podido conocer la importancia de la higiene personal, mantenerla y cuidarla con los hábitos mencionados ahora está en ti. Tu salud y tus relaciones sociales podrían estar en juego.