Nuestro pasado es clave para conocer nuestro presente y nuestro futuro. Por ello, hay que darle la importancia merecida a las noticias de descubrimientos relacionados con la vida de hace miles o millones de años. Eso es lo que ha sucedido en España, donde una investigación puede reescribir la historia.

El trabajo de los investigadores nos ha permitido conocer, hasta el momento, toda la información que revela el ADN de nuestros antepasados. Además, también se ha descubierto cómo era el primer británico de la historia, "Cheddar Man". ¿Imaginas sus características físicas? Puede que la realidad no encaje con tus pensamientos.

La investigación ha sido realizada entre científicos británicos, franceses, españoles y alemanes

Los dos descubrimientos anteriores tuvieron lugar en cuevas, desde la de Vindija, en Croacia, a la de Gough, en Reino Unido. En localización similar se han desarrollado los trascendentales análisis en los que se basa la investigación de la que hablamos en este artículo.

Tres cuevas de España están en el foco de atención debido a las pinturas rupestres que contienen. Y no son unas pinturas como otras, sino que entrañan una importancia en la historia. ¿Fuimos los humanos los primeros en realizar pinturas rupestres o este arte se remonta miles de años atrás? La respuesta parece estar clara.

Una investigación pasada dudosa

El origen de esta información fue un tanto polémico, porque los científicos expertos no lograban ponerse de acuerdo al respecto. Era 2013 cuando National Geographic reportaba que los neandertales podrían ser los autores de las pinturas rupestres más antiguas del mundo.

Esta afirmación se hacía teniendo en cuenta un estudio de la Universidad de Bristol (Reino Unido), que descubrió que el material encontrado en 11 cuevas situadas a lo largo de la costa cantábrica española podría tener 40.800 años, como mínimo.

La historia cambia al descubrir que estas pinturas rupestres pertenecen a los neandertales. National Geographic

Para conocer este dato, los responsables del estudio midieron los isótopos de uranio encontrados en los depósitos de calcio formados sobre dichas pinturas rupestres. Tal fecha indicaba que este tipo de arte no se limitaba a los Homo Sapiens, sino que fue utilizado mucho antes por los neandertales.

La investigación no fue bien aceptada por otros científicos, que defendían que el método para conocer la antigüedad de las pinturas no era el mejor y seguían apostando por la teoría de que los neandertales eran más parecidos a los animales que a los humanos. Ahí se quedó la historia… hasta ahora.

No, los humanos no somos tan originales

Con lo que sabemos de la historia, podríamos llegar a pensar que nosotros, los seres humanos, somos realmente especiales. Sin embargo, una nueva investigación demuestra lo contrario, al menos en lo que respecta a las pinturas rupestres.

Tal y como informa la revista Science, 14 científicos españoles, alemanes, franceses y británicos se han unido para analizar a fondo las pinturas rupestres presentes en 3 cuevas de España: La Pasiega, en Puente Viesgo (Cantabria); Ardales, en Málaga, y Maltravieso, en Cáceres.

La investigación ha estado dirigida por la Universidad de Southampton, en Reino Unido, y el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, en Alemania, y sirve para finalizar con las dudas creadas en 2013. Para ello, han utilizado un método diferente de datación.

Esta imagen pertenece a la cueva de Maltravieso, en Cáceres (España). Clarín

Los autores del estudio han recurrido a un método denominado como "uranio-torio" que, como explican desde RTVE, consiste en aplicar fechar los depósitos de carbonato que se han ido acumulando en la parte superior de dichas pinturas. Estos contienen rastros de uranio-torio, elementos radiactivos que muestran cuándo se realizaron las obras.

Los resultados de la aplicación de este método no han dejado lugar a dudas, según el autor principal del trabajo. Chris Standish ha afirmado lo siguiente:

Nuestros resultados muestran que las pinturas que datamos son, con mucho, las más antiguas conocidas en el mundo, y fueron creadas al menos 20.000 años antes de que los humanos modernos llegaran a Europa desde África. Por lo tanto, deben haber sido pintadas por neandertales.

Los neandertales no eran cómo pensamos

Como ves, la investigación concluye que los neandertales son los autores de las pinturas más antiguas de la historia. ¿Pero cómo eran estas? Los restos encontrados en España están formados por pintura de color ocre y negro y representan desde huellas de manos, hasta grupos de animales, pasando por puntos, signos geométricos y otros grabados.

El estudio publicado en Science se ha atrevido a fechar estas obras, aumentando los años de antigüedad que habían sido confirmados en la investigación de 2013. 66.700 años son los años que tiene, como mínimo, una mano pintada en la cueva de Maltravieso, en Cáceres. 65.500 años es la edad que se le atribuye a los restos encontrados en la gruta de Ardales, mientras que un signo geométrico de La Pasiega podría tener 64.800 años.

Con este descubrimiento, los investigadores quieren cambiar las creencias que aún tenemos sobre los neandertales. Así lo afirma Alistair Pike, conductor del estudio y profesor de Ciencias Arqueológicas en la Universidad de Southampton:

Poco después del descubrimiento del primero de sus fósiles en el siglo XIX, los neandertales fueron retratados como brutales e incultos, incapaces de hacer arte y tener comportamiento simbólico, y algunos de estos puntos de vista persisten hoy.

Las cuevas analizadas están separadas por 700 kilómetros, lo que demuestra que el arte no fue accidental y que los neandertales pueden ser también los responsables de pinturas encontradas en otras cuevas de Europa.

Esta investigación llega para cambiar completamente la imagen que teníamos de esa especie y seguir con el debate sobre las capacidades de la misma hace miles de años. El primer artista no fue un Homo Sapiens, por mucho que nos moleste esa afirmación.