Los grandes avances tecnológicos posibilitan el desarrollo de muchos otros sectores. Ámbitos como el de la investigación, la medicina, o incluso la psicología, se han visto beneficiados gracias al gran progreso que hemos experimentado durante los últimos años.

La tecnología llega a todos los ámbitos de la vida

Sin embargo, muchos de estas mejoras llegan a sectores no tan beneficiosos para la población en general. Nos referimos al mundo de la armamentística. Las armas de combate están cambiando, volviéndose cada vez más destructivas, y todo gracias a la tecnología.

Como apuntan desde InfoBae, incluso hemos llegado a construir rayos láser. En concreto ha sido el ejército de los Estados Unidos quien ha conseguido fabricar tan impresionante arma. Se me viene entonces una pregunta a la cabeza, ¿qué es exactamente un rayo láser? ¿Para qué podemos usarlo aparte de para fines destructivos?

Basado en la mecánica cuántica

Un rayo láser necesita de un efecto propio de la mecánica cuántica para poder funcionar. Este es conocido como emisión inducida, y es necesario tenerlo en cuenta para poder crear un haz de luz controlado, que al fin y al cabo es la esencia de un láser.

Einstein nos dejó todo lo necesario

Como podemos leer en Monografías, y a diferencia de cualquier otra fuente de luz, en un emisor láser contamos con una línea de fotones muy estrecha y de una única longitud de onda. Esto hace posible que pueda adquirir una inmensa potencia.

Albert Einstein recogió los fundamentos y conocimientos necesarios para la fabricación de este tipo de tecnología allá por el año 1916, basándose en el trabajo de otros grandes científicos, como Max Planck. Hasta ahora los hemos visto sobre todo en sectores como la construcción y la fabricación de coches, por ejemplo, pero poco más.

Dado que conocemos su base física y podemos fabricarlo, ¿hasta dónde llega nuestro control? Podríamos fabricar algo así como… ¿espadas láser? Veamos cuáles son las posibilidades.

En busca del sable de luz

El principal problema para la creación de una espada láser como las que podemos ver en la saga Star Wars es bastante curioso. Y es que un rayo láser no serviría, por ahora, para poder fabricar un arma de este tipo.

¿Podemos crear una espada láser?

Aunque pudiéramos construir una estructura de pequeño tamaño que emitiese un rayo láser controlado, esta no sería capaz de llevar a cabo ninguna de las acciones que en las películas aparecen. Por lo tanto, debemos buscar otra forma.

Las espadas láser se hicieron mundialmente conocidas gracias a las películas. Cultura Geek

Un desconocido estado de la materia

La materia que compone el universo puede presentarse en tres estados distintos: sólido, líquido y gaseoso, ¿o no? En realidad existe un cuarto estado de la materia, el cual tiene mucho que decir en esto de las espadas láser.

En el plasma podría estar la clave

No nos referimos a otra cosa que el plasma. La materia sólo puede llegar a esta forma con increíblemente altas temperaturas. Pero, ¿qué aspecto tiene eso del plasma? Pues bien, sería algo así como un punto intermedio entre lo sólido y lo gaseoso, caracterizado por la presencia de átomos con una inmensa carga eléctrica. Un rayo en una tormenta sería un gran ejemplo.

Llegamos entonces a nuestro siguiente problema. Como reflejan desde el diario RT, hay quien ya ha conseguido crear plasma, pero la dificultad reside en su mantenimiento. Dadas las altísimas temperaturas que se deben alcanzar, no disponemos de ningún material que pueda contener en su interior una materia de este tipo.

Teniendo en cuenta esto, parece que este cometido se avecina aún lejano. Sin embargo, sabemos que la ciencia y la tecnología avanzan a pasos agigantados, y si somos capaces de recrear lluvias espaciales de diamantes, no debemos descartar nada. Quién sabe qué podrá suceder.