Si te encontrases a alguien en medio de la plaza mayor de un municipio gritando que la humanidad destruirá la Tierra, probablemente pensarías que es el típico desequilibrado, pero cuando un Nobel de la talla de Stephen Hawking afirma que a nuestro planeta le quedan 600 años antes de volverse una bola de fuego inhabitable, es normal tragar saliva preocupados.

Como afirma La Voz de Galicia, la teoría del físico es que, de seguir así, la Tierra ha firmado su sentencia de muerte a causa del aumento desmesurado de la población y la creciente demanda energética.

La Tierra tiene las horas contadas antes de volverse una bola de fuego

Está claro que a nadie le gustaría que los presagios del científico inglés se cumplieran, por lo que quedan pocas opciones: regular la población con los dilemas éticos que esto supone, un consumo energético más sostenible y el empleo de energías menos perniciosas para el medio ambiente o, por qué no, buscar otros planetas habitables.

Recientemente se descubrieron dos planetas potencialmente habitables cerca de tau Ceti, pero la gran esperanza de la humanidad es Alpha Centauri.

Alpha Centaury, el sistema estelar que podría salvar a los habitantes de la Tierra. Wikipedia Commons

¿Qué es Alpha Centauri?

Alpha Centauri es un sistema estelar que se encuentra a 4,37 años luz (unos 41,7 billones de kilómetros de distancia) del Sol. Te pueden parecer cifras muy elevadas, pero es el que se encuentra más cerca del astro rey.

Este sistema está compuesto por tres estrellas: Próxima Centauri, Alpha Centauri A y Alpha Centauri B. Mientras que la primera es la más tenue y cercana, las otras dos están a una distancia de 23 veces la distancia entre la Tierra y el Sol, como explica el Heraldo de Aragón.

Las pruebas de habitabilidad de una estrella

Huelga decir que aunque se descubran muchos astros celestes, no todos pueden considerarse como habitables para la especie humana por sus condiciones. A decir verdad, deben pasar cinco pruebas que señalen que se trata de un lugar idóneo para una teórica colonización futura.

Se considera que una zona es potencialmente habitable cuando el flujo de radiación incidente podría permitir la presencia de agua líquida sobre la superficie del planeta, que su masa estuviera comprendida entre el 50% y el 1000% de la de la Tierra y contase con una presión atmosférica superior a 6,1 milibares. No es una presión elegida al azar, sino que es la que posibilita que el agua pueda existir en estado sólido, líquido y gaseoso.

Alpha Centauri A cumple todas las condiciones de habitabilidad

Además de estos hechos, habría que tener en cuenta parámetros como la excentricidad orbital, la rotación planetaria, las propiedades atmosféricas del planeta y otras fuentes térmicas de calor.

Así, mientras que Alpha Centauri A las cumple todas, Alpha Centauri B falla en una de ellas y Próxima es la menos prometedora.

Breakthrough Starshot: Objetivo Alpha Centauri

Con un futuro tan poco halagüeño, Stephen Hawking es una de las voces cantantes del proyecto Breakthrough Starshot, cuyo objetivo es enviar una sonda al sistema Alpha Centauri para verificar sus hipótesis.

Obviamente se trata de una misión nada asequible, por ello Hawking se encuentra empleando toda su ascendencia en el panorama científico para buscar patrocinadores financieros. De momento, ya cuenta con el billonario Yuri Milner para la inversión inicial.

Ha llovido mucho en tecnología aeroespacial desde las Sondas Voyager, pero aun así, con las naves actuales, dicha misión tomaría un tiempo de unos 30.000 años, demasiado tarde para los pronósticos fatalistas de Stephen Hawking.

https://www.youtube.com/watch?time_continue=4&v=vroy9zGEfPk

Pero sí que se llegaría a tiempo viajando al 20% de la velocidad de la luz y aprovechando la radiación y la gravedad de las estrellas del sistema estelar Alpha Centauri para frenar la sonda en las proximidades, algo que es posible gracias a una nueva investigación publicada en The Astrophysical Journal Letters y realizada por el físico René Heller del Max Planck Institute y el científico informático Michael Hippke.

En la Cumbre Tencent WE celebrada en Pekín, el cosmólogo declaró:

Tal sistema podría llegar a Marte en menos de una hora, o llegar a Plutón en días, pasar Voyager en menos de una semana y llegar a Alpha Centauri en poco más de 20 años.

Esta es la ruta de la misión a Alpha Centauri. Gizmodo

El proyecto elaborado por Heller y Hippke consistiría en una cápsula de unas pulgadas de longitud y unos gramos de peso que usaría velas (salvando las distancias, como las carabelas de Colón) para alejarse de la Tierra y jugar con la radiación y gravedad de los astros de Alpha Centauri para acometer la trayectoria diseñada.

El estudio ya se encuentra en fase preliminar y como explica Gizmodo, hay varias hipótesis de configuración de velas ultraligeras y rutas para lograrlo.