Desde que Tesla liberase la función Autopilot hace ya unos años, varios son los momentos en los que se ha puesto en tela de juicio su seguridad. La conducción autónoma se ha convertido en una de las principales líneas de actuación de las grandes corporaciones automovilísticas. ¿Ha llegado el momento de dar paso a las máquinas en pro de nuestra propia tranquilidad?

Pese a que la mayoría de situaciones de controversia están teniendo lugar en la verdadera cuna de la movilidad sostenible, Estados Unidos, uno de los episodios que está generando un mayor debate es el suceso que tuvo lugar hace unos días en el túnel de Vallvidrera, en el kilómetro 4,7 de la C-16, en Barcelona. Mucho se ha dicho desde que se supo que un Tesla Model S había estado implicado.

El Tesla Model S involucrado llevaba el Autopilot conectado en el momento del impacto

Tras los primeros datos, se activó el protocolo que cualquier crítico de la firma emplea tras cualquier accidente en el que se ve inmerso cualquier modelo producido por Tesla. Más aún en esta ocasión teniendo en cuenta que en este siniestro falleció un vecino de Sant Cugat del Vallès, de 53 años. ¿Fue el sistema de conducción autónoma un condicionante en este hecho de graves consecuencias?

Debido a que tuvo lugar en una zona de peso en términos de peligrosidad, el Servei Català de Trànsit (SCT) instaló hace un tiempo un sistema de vigilancia continua. Esto es lo que ha permitido detectar si el denominado Autopilot fue el promotor de este resultado. De no haber existido estas imágenes, lo más probable es que las críticas ya hubiesen llegado hasta el propio Elon Musk.

Veamos, por tanto, la prueba definitiva para culpar o exculpar a la innovación traída por la firma de Palo Alto hace ya unos años. ¿Será suficiente para dejar a un lado la opinión respecto a la concepción de los sistemas de conducción autónoma? Pese al vídeo que mostramos a continuación, todo hace pensar que seguirá habiendo un componente muy subjetivo en este debate.

Una imagen vale más que 1.000 palabras, también en este caso

La firma de Palo Alto ya se ha visto en situaciones parecidas en el pasado. En esta ocasión, sin embargo, había una cámara que pudo grabar toda la secuencia. Son unas imágenes en las que se ve explícitamente el accidente tenido lugar poco antes de las 19:30 del pasado lunes.

Según se puede observar, el Tesla Model S que se vio directamente inmerso en el accidente, no tuvo la culpa. Las líneas que delimitan el carril son la mejor prueba para establecer que fue el otro vehículo el que se saltó la línea continua para terminar envistiendo al modelo de procedencia estadounidense.

Un total de 4 automóviles estuvieron inmersos en el accidente

Una de las personas que viajaban en el coche causante del siniestro falleció más tarde en el hospital. En total, se vieron perjudicados como consecuencia del accidente un total de 4 automóviles. Varios de los usuarios de dichos vehículos tuvieron que ser atendidos, posteriormente, en diversos hospitales próximos.

Parece claro que el Tesla Model S de las imágenes no ha sido culpable en el aparatoso suceso tenido lugar en el túnel. De hecho, el Autopilot apenas pudo tener margen de maniobra para evitarlo, ya que solamente había un carril libre por el que se podía circular en dicho sentido. Aun así, ¿seguirá poniéndose en tela de juicio si se pudo evitar el choque?

Una prueba que define por qué el Tesla fabrica coches muy seguros

Tanto en Estados Unidos como en Europa, el Model S contó con la mejor calificación posible en las pruebas de seguridad. La inclusión de una carrocería deformable, capaz de absorber el golpe, así como la inclusión de un panel de baterías bajo a lo largo de todo el chasis, aporta un extra en esta materia. El mejor ejemplo nos lo muestra el caso ocurrido hace apenas unos días.

Los 2 principales automóviles accidentados. ForoCoches.com

Al lugar del accidente tuvieron que acudir servicios de Bomberos, varias ambulancias y varias unidades de la Policía. De igual manera, la vía, en ambos sentidos, estuvo cortada durante varias horas, hasta las 22:00 horas. Uno puede hacerse a la idea de cómo fue el siniestro observando en qué estado quedaron los 2 principales automóviles afectados.

El sistema de conducción autónoma de Tesla no tuvo la culpa

Este accidente no sirve, por tanto, para valorar cómo funciona el sistema de conducción autónoma de Tesla. Al fin y al cabo, no habría sido posible su valoración atendiendo a las imágenes mostradas anteriormente.

Y tú, ¿crees que los sistemas basados en esta tecnología contribuirán a reducir los casos como el que tuvo lugar hace unos días en las carreteras próximas a Barcelona? Una distracción parece ser la causa que provocó que el automóvil principal del accidente terminase invadiendo el carril contrario. No obstante, habrá que esperar para conocer más información sobre el suceso anterior.