Bitcoin, una de las inversiones más rentables de los últimos años. ¡Ojalá ir al pasado y hacerse con lo que, por entonces, no se consideraba un tesoro! Pese a que han pasado unos años, no se sabe muy bien cuál puede ser el tope de su cotización. Por el momento, al cierre de estas líneas, el valor de una unidad ha superado los 60.000 dólares. ¿Estamos ante una resistencia clara?

Sea como fuere, lo cierto es que Tesla ha aprovechado el tirón que ha suscitado esta tecnología. La compañía con sede en Palo Alto, con Elon Musk a la cabeza, se ha convertido en una de las primeras compañías en aceptar pagos mediante la transacción de estos productos. La firma demostró su confianza en el valor hace unas semanas mediante la adquisición de más de 1.500 millones de dólares.

Tesla ya permite pagar uno de sus automóviles con Bitcoin

Ahora, poco tiempo después, Tesla ha comunicado que ya permite comprar un Tesla Model S, Model X, Model 3 o Model Y mediante esta moneda digital. Esta decisión, una vez se descontó la noticia, generó una revalorización prácticamente inmediata en la cotización. Ahora, este nuevo movimiento está provocando que oscilaciones que pueden afectar a su precio a lo largo de los próximos días.

¿Es una decisión acertada por parte de la firma comandada por el magnate sudafricano? ¿Qué implicaciones puede tener en el balance en el corto, medio y largo plazo? Algunas voces apuntan a que nuevas compañías ofrecerán servicios de estas características, lo cual permitiría incrementar, todavía más, su especulación. ¿Debería entrar en juego la regulación?

Veamos cómo el movimiento llevado a cabo por Tesla puede desencadenar una situación jamás antes vista. El miedo a la inflación se ha convertido en uno de los núcleos de debate. Es importante poner en perspectiva qué supone para la empresa esta política y, por supuesto, ver si implica un riesgo excesivo para su futuro. He aquí algunas claves para entender qué puede ocurrir en el futuro.

Una medida polémica, pero que no es casual para Tesla

Tesla, por el momento, ya ha aprovechado el auge de la cotización. Pese a que el año 2018, tras la burbuja vivida durante la segunda mitad de 2017, fue notoria, el valor no ha parado de establecer nuevos récords a lo largo de los últimos meses. Esto ha generado un escenario de confianza que Elon Musk quiere aprovechar. Es por ello que ya es posible comprar un Tesla con Bitcoin.

Tesla es una de las compañías que ya acepta Bitcoin como medio de pago. The Independent

Como es lógico, esto implica un serio problema a nivel de confianza. ¿Qué ocurre si la cotización de esta moneda digital se deprecia a lo largo de los próximos años? ¿Y si se imponen importantes medidas regulatorias para los próximos años? Cabe destacar que el riesgo inflacionario es uno de los principales problemas que ataja la política monetaria de los países.

Tesla está arriesgando parte de sus potenciales ingresos si el Bitcoin cae con fuerza

Ante esta situación, estamos ante un volumen que se espera que se incremente en la volatilidad de los recursos económicos de la compañía. Los dólares, euros y demás monedas en las que opera Tesla tienen ciclos de volatilidad mucho más contenidos. La compra y venta de unidades por parte de los Bancos Centrales hace que los cambios en las cotizaciones sean mucho más suaves de lo que ocurre con las criptomonedas.

Esto hace que pueda desarrollarse, si el valor cae en picado, dificultades en cuanto a la estabilidad de los ingresos. Tesla ha sido pionera en la transacción de este producto financiero. Más todavía teniendo en cuenta que, según se puede leer en el portal especializado Electek, no se procederá al cambio a dólares, sino que se aplicarán los propios nodos de la marca para conservar los Bitcoin.

Un problema relacionado directamente con el medioambiente

Hace un tiempo, en Urban Tecno te mostramos cómo el minado del Bitcoin puede convertirse en un auténtico problema medioambiental. Tesla, propulsora de todo un conglomerado de soluciones que buscan, precisamente, una reducción de la contaminación, ¿no debería desincentivar la inversión en tecnologías que provocan un incremento desproporcionado del gasto energético?

Tesla es una de las compañías que más ha apostado por el comercio online de sus productos. Movilidad eléctrica

El mundo está lleno de incongruencias y, muy posiblemente, esta sea una de ellas. No obstante, algunas voces apuntan a que los incrementos en el valor de este producto financiero podrían permitir a la compañía realizar otras muchas innovaciones relacionadas con la sostenibilidad. Sea como fuere, para saber cómo afectará a Tesla habrá que esperar un tiempo todavía.

Y tú, ¿estás de acuerdo con la medida llevada a cabo con Tesla? Si la cotización de Tesla se incrementa a lo largo de los próximos meses, estaremos ante una revalorización de la capitalización bursátil de TSLA. Aun así, es importante tener en cuenta que esta decisión generará una mayor exposición de la firma a oscilaciones en el precio del Bitcoin.