La conducción autónoma no ha parado de crecer en los últimos años. ¿Quién iba a imaginar que a día de hoy prácticamente todos los fabricantes generalistas están investigando al respecto? Podría decirse que ya no solo las empresas, sino más bien los holdings, invierten cada año miles de millones en esta causa.

No hay que ir muy lejos para comprobar cómo esta tecnología poblará las calles en menos de lo que podemos imaginar. Esta misma semana hemos conocido el acuerdo que han firmado Volvo y Uber para la producción de hasta 24.000 unidades preparadas para equipar soluciones completamente autónomas. ¿Dejaremos de conducir en la próxima década?

El debate sobre si podremos conducir en el futuro está encima de la mesa

Es más, ¿podremos conducir o lo tendremos prohibido por ley? En muchas otras ocasiones, ya hemos comprobado cómo la robótica ha conseguido ganar al propio ser humano, ¡es lo que tiene ser racional y poder fallar de vez en cuando!

Sea como fuere, lo cierto es que compañías ajenas al sector de la automoción hace años que llevan invirtiendo en la materia. Apple, Google o Baidu ya disponen de proyectos avanzados al respecto, los cuales están siendo probados en conducción real y en instalaciones preparadas para la ocasión como es el caso de GoMentum Station, situada en el Estado de California.

De estas 3 compañías anteriormente dispuestas como ejemplo, hoy toca hablar de Apple. La firma de Cupertino podría disponer, de hecho, de una innovación que podría suponer la revolución en los próximos años. Al parecer, podrían haber mejorado el sistema LIDAR, el sensor más importante que todo coche eléctrico ha de disponer.

Apple podría esconder su secreto mejor guardado

Antes de explicar por qué Apple podría marcar un antes y un después en la industria de la automoción, es vital hacer hincapié en lo que ha ocurrido en estos últimos meses. Como bien sabrás, mucho se ha especulado sobre el posible Apple Car. Esta opción fue descartada hace tan solo unos meses a consecuencia de los altos costes que suponía.

El sensor LIDAR es el elemento más importante de cualquier coche con tecnología autónoma. Hipertextual

Por aquel entonces, finales de agosto de este año, la firma de la manzana decidió apostar por la conducción autónoma. Ahora, tras todo este tiempo sin noticias sobre la producción del sistema autopilotado, debido principalmente por lo acontecido en torno al lanzamiento del iPhone X, hemos sabido que la empresa tiene mucho que contar al respecto.

Según se ha podido saber gracias al portal especializado Jalopnik, una nueva versión del sensor LIDAR podría ser capaz de prescindir de cámaras para la obtención de datos fiables. La centralita, de esta forma, podría interpretar la información sin necesidad de disponer de imagen de más alta calidad.

El sensor LIDAR es muy importante, pero posee un defecto primordial

Y te preguntarás, ¿cómo puede esto afectar al desarrollo del coche eléctrico? Una de las principales carencias del sensor LIDAR radica en que utiliza tecnología láser que no es capaz de transmitir imagen nítida sobre lo que hay más allá del vehículo.

La no disposición de cámara alguna permitiría reducir de manera importante el coste de producción, pudiéndose implementar en una gama de vehículos mayor y, por tanto, facilitando la estandarización de la innovación.

En la información publicada aparece el nombre VoxelNet como denominación que habría dado Apple al resultado de la investigación. Según se puede leer en Reuters, este nuevo paso en busca de la conducción autónoma podría significar un paso de gigante, algo que podría tener consecuencias a corto plazo en la industria.

¿Es viable la conducción autónoma inmediatamente?

Como es lógico pensar, en caso de que las informaciones fuesen verídicas y, por tanto, Apple hubiese dado con la fórmula de la Cocacola en cuanto a movilidad se refiere, no sería un producto barato.

La tecnología LIDAR no transfiere información con clara nitidez tal y como se puede ver en esta imagen. Tech Crunch

Comenzaría, por tanto, una serie de negociaciones con los distintos fabricantes que se sintiesen atraídos por esta solución. Comenzaría una disputa para apropiarse por ingentes cantidades de dinero el sistema desarrollado por Apple con el objetivo de convertirse en la principal compañía suministradora de sistemas de conducción autónoma.

La seguridad de los ciclistas y peatones sería la base de esta innovación

Es importante destacar que este nuevo sensor LIDAR se habría centrado, principalmente, en un mejor reconocimiento de ciclistas y peatones que circulen cercanos a la vía. A fin de cuentas, el principal factor de riesgo del desarrollo del coche autónomo sería la puesta en peligro de los usuarios que comparten la circulación.

¿Qué es lo que dice Apple de todo esto? Simplemente ha querido ni mostrar conformidad con las informaciones que están circulando ni rechazo. Eso sí, a ciertos rasgos, sí que se ha podido entrever que los rumores estarían en lo cierto. De hecho, basta con leer una parte del comunicado para comprobar la veracidad de lo divulgado:

Nuestra red aprende de una representación de objetos con diversas geometrías, lo que lleva a resultados alentadores en la detección en 3D de peatones y ciclistas, basándose esta innovación solo en el sensor LiDAR.