El coche eléctrico tiene todavía una serie de obstáculos por superar. Además de los problemas relacionados con algunas de sus características como autonomía o carga de las baterías, lo cierto es que hay otras barreras que suelen pasar desapercibidas a la hora de pensar esta opción en nuestro proceso de compra. ¿Cuándo costará asegurar este vehículo?

Gracias a que algunos modelos como el Nissan LEAF llevan en el mercado varios años, las compañías aseguradoras han ido adhiriéndose a planes para poder dar cobertura a los modelos que no equipan motorizaciones tradicionales. Gracias a la menor disposición de componentes, en algunos casos es fácil encontrar precios por debajo de otros competidores.

El concepto eléctrico ya cuenta con precios muy distintos en varios segmentos

No obstante, dentro del segmento alternativo, es lógico encontrarse también con varias franjas de precios y calidades. ¿Quién podría comparar un Renault ZOE con un Tesla Model X o un Jaguar I-Pace? En este sentido, lo cierto es que las cuotas de las opciones más caras suelen ir a la par que el precio que se ha pagado en la adquisición del producto.

Por este motivo, los usuarios de Tesla deben hacer frente, en términos generales, al pago de cuotas de mayor volumen. De hecho, el fabricante de Palo Alto está llevando a cabo acciones para poder acordar que estas compañías fijen cuotas que supongan un menor coste para el propietario. Y te preguntarás, ¿qué tendría esto de importante de cara a la elaboración de un artículo?

Liberty Mutual Insurance Company, una de las aseguradoras más importantes de Estados Unidos, ha lanzado una campaña promocional para los clientes de Tesla. Les ofrece una opción que cubre cualquier imprevisto a un precio de unos 75 dólares, es decir, unos 65 euros al cambio actual, al mes. Como es lógico, esta alternativa esconde una cláusula muy jugosa para la empresa.

Ser monitorizado a cambio de una rebaja del precio

Como bien sabrás, a la hora de formalizar una póliza de seguro, a la empresa del sector le interesa conocer detalles como tu género, edad o algunas de las características del vehículo protagonista, ¿verdad? En un futuro, la opción que te explicamos a continuación podría extenderse al resto de propietarios de automóviles.

El Tesla Model X es un crossover que cuenta con la máxima certificación de su categoría en seguridad. Tesla Stractest

El programa, denominado InsureMy Tesla, se basa principalmente en la colocación de un sistema de monitorización que se gestiona a través de una aplicación móvil. De igual modo, se debe colocar una pegatina en el parabrisas, la cual incluye un acelerómetro para poder realizar una serie de mediciones.

El programa de monitorización dura un total de 90 días

Si se escoge por este programa, se deberá dar acceso a la empresa para poder saber si se está acelerando, frenando, circulando a la velocidad permitida, etc. Hasta un total de 90 días se deberá ser monitorizado cada cliente para poder contar con los beneficios de disponer de la oferta más radical que ofrece Liberty.

¿Cederías este tipo de información privada con el objetivo de ver reducida tu póliza de seguro? Sin lugar a dudas, esta apuesta le permitirá saber a Liberty si el conductor o conductores que conducen el vehículo asegurado cuenta con un estilo de conducción que pueda incrementar las probabilidades de sufrir un accidente en el corto y medio plazo.

Un sistema de fijación de pólizas que podría tener recorrido

El sistema actual para ofrecer una póliza de seguro puede llegar a ser muy curioso. ¿Por qué una persona con 25 años debe pagar más que otra con 23 años? Contando con que ambas obtuvieron el permiso de conducir al cumplir la mayoría de edad, ¿de verdad hay serias diferencias en términos de probabilidad a sufrir un accidente?

El Tesla Model S continúa siendo el buque insignia de la movilidad alternativa. Wall Street CN

Por no hablar del color de los automóviles. ¿Por qué uno con una tonalidad rojiza debería pagar más que otro con una más oscura? El principal problema que existe a la hora de fijar un precio está íntegramente relacionado con las medias ponderadas, el recurso más empleado en el sector.

InsureMy Tesla podría tener sentido en el resto del mercado de la automoción

Esta nueva práctica podría tener recorrido también en el ámbito de las tecnologías de combustión interna. El programa InsureMy Tesla ofrece beneficios para ambos agentes que intervienen en la operación, el asegurador y el asegurado. ¿Por qué no aprovechar esta ventaja para contar con un mejor servicio?

En el lado opuesto de este debate, como es lógico, está la privacidad. ¿Debería una empresa externa saber en todo momento cuándo estamos circulando o cuál es nuestro estilo de conducción? Bajo esta premisa, no obstante, es importante recordar que un automóvil de Tesla comparte la información con la compañía.