La industria del coche eléctrico, poco a poco, está ofreciendo un mayor repertorio. Sigue habiendo una oferta muy reducida, pero es muy importante que compañías como Jaguar comiencen a incorporar nuevos modelos bajo esta configuración.

¿Por qué Jaguar, una compañía que cuenta con cuotas de mercado reducidas en el sector, es la que ha logrado introducir el primer SUV eléctrico tras el Model X? Es muy importante destacar que ha logrado posicionarse por delante de empresas de la talla de Audi o Mercedes. De hecho, la marca de los 4 aros ha tenido que posponer la llegada del E-Tron unos meses.

Tata Motors adquirió varias compañías para posicionarse dentro del mercado del lujo

Gran parte de la culpa de la anticipación de Jaguar la tiene el grupo Tata Motors, entidad propietaria de la compañía y Land Rover, entre otras. El holding de origen indio ha logrado posicionar versiones híbridas y eléctricas para adelantarse a los rivales en el mercado.

Un buen ejemplo de ello es la llegada del Range Rover Sport PHEV, el cual consiguió hace unas semanas un récord histórico. Ahora, tras meses anunciando el desarrollo del Jaguar I-Pace, este grupo empresarial pretende competir con el Model X con un SUV que le pone las cosas difíciles en cuanto a precio, prestaciones o autonomía, entre otras comparativas.

¿Qué diferencias podemos encontrar en la opción menos contaminante de la plantilla de Jaguar? Tras contar con todos los datos oficiales, veamos qué posible ventaja competitiva tendrá el modelo británico respecto a su por ahora baja competencia.

Jaguar I-Pace, un SUV eléctrico con prestaciones de deportivo

El Jaguar I-Pace será un referente en el mercado en los próximos meses. Sabemos los muchos esfuerzos que está realizando la compañía británica para poblar su catálogo con mecánicas eléctricas, por lo que no se puede poner en duda las aptitudes de este modelo.

El Jaguar I-Pace se convertirá en el primer coche eléctrico de la empresa del felino. Autocar

De hecho, este SUV muestra con una imagen que dista mucho de lo que veíamos en el sector hace unos años. Sin embargo, no es su única característica a destacar. La mecánica eléctrica y su conjunto de baterías eléctrico son otros de sus apartados más importantes. Sus prestaciones, confort de macha y autonomía así lo demuestran.

Comenzando por su tecnología a nivel de motorización, es relevante la disposición de un doble bloque situada en cada uno de los ejes. De esta forma, podemos hablar de la disposición de un todoterreno que cuenta con tracción a las 4 ruedas. Sin embargo, dado su carácter para circular en pista, llama la atención sus aptitudes en pista.

En Auto Express ya le han echado el guante al SUV de origen eléctrico. El medio de comunicación ha querido probar cuáles eras algunas de sus características prestacionales, por lo que se hicieron con un Tesla Model X 75D y otro con la batería de 100 kWh, los cuales utilizaron para realizar una comparativa.

Tal y como se puede apreciar en las imágenes, el nuevo modelo de Jaguar no es un simple farol lanzado por la firma para ofrecer una imagen responsable con el medio ambiente. La filial del grupo Tata Motors se ha lanzado hacia la carrera eléctrica con todo.

Tan solo necesita 4,8 segundos para alcanzar los 100 km/h

Su doble motorización consigue alcanzar los 400 CV de potencia, los cuales están disponibles desde la primera revolución por segundo. Solo así podría ser capaz de acelerar desde parado hasta los 100 km/h en 4,8 segundos, un registro que mejora los números de muchos deportivos.

Para conseguir este resultado, la compañía ha puesto especial enfoque al coeficiente aerodinámico, el cual se ha logrado fijar en un resultado de 0,29, unas cifras muy alentadoras de cara a basar la próxima generación de coches eléctricos que está por llegar.

Una autonomía aceptable como punto de inflexión

Alcanzar los 400 kilómetros en ciclo WLTP, un estudio mucho más realista que el NEDC, muestra cómo las mecánicas eléctricas están implementando mejoras en su capacidad. En este caso, el I-Pace contará con una autonomía total oficial de 480 kilómetros, por lo que será posible superar fácilmente los 400 kilómetros con cada ciclo de carga.

Ante ausencia de competencia, el Jaguar I-Pace se atreve con un segmento superior. Auto Express

Una de sus señas de identidad está relacionada con el confort de marcha. El primer coche eléctrico de la compañía británica dispone del conjunto de baterías sobre el chasis, por lo que el centro de gravedad del mismo es más bajo. Esto facilita que una mayor estabilidad en conducción por carretera, siendo este el lugar en el que más incómodo se encuentra un modelo con esta tecnología.

Hablando de las baterías, ¿cómo podemos saber si son fiables teniendo en cuenta que Jaguar es primeriza en esto de la electrificación? A modo de garantizar la vida útil de las mismas, la compañía introducirá un programa de garantía que cubrirá un total de 8 años. Del mismo modo, solo habrá que pasar revisiones cada 34.000 kilómetros o cada 2 años.

La consola central de Jaguar I-Pace ya posee la doble pantalla presente en los modelos Range Rover. Motorpasión

En el interior se puede destacar la esencia del grupo Tata Motors en relación con Land Rover. El interior muestra señas de identidad más propias del último restyle del Range Rover o Velar, último modelo lanzado por la firma también británica.

La doble pantalla situada en la consola central ya parece haberse instalado de forma perpetua en el interior de los modelos de la marca. Ahora, tal y como se muestra en la imagen anterior, todo parece indicar que también será una prioridad en Jaguar.

Ahora bien, ¿qué puede decirse del precio? El coste de contar con la tecnología de la movilidad del futuro se paga. Cada unidad será entregada a razón de 79.100 euros en adelante. ¿Merece la pena? Es importante destacar que estaría situado en una línea intermedia entre el E-Pace y el F-Pace por dimensiones.