¿Qué tiene que demostrar a estas alturas la tecnología eléctrica aplicada en la automoción? Todavía debe pulir ciertos aspectos, por supuesto, pero ya ha mostrado en multitud de ocasiones haber salido indemne a los ataques que le llegada desde muchos frentes. Es más, algunos de esos fabricantes que tanto han criticado ya se han convencido de producir eléctricos.

Ahora bien, yendo segmento por segmento, ¿existe alguno que debería valorar de forma más cauta su puesta en escena en lo relativo a las motorizaciones alternativas? Aún a sabiendas de lo que es capaz de ofrecer un motor eléctrico, todavía hay quienes creer que será muy difícil su introducción en mercados muy específicos.

Se especula que las motorizaciones tradicionales migrarán solo a unos pocos segmentos

Mucho se ha hablado sobre la idoneidad o no de las mecánicas alternativas en nichos de mercado tan concretos como el de los superdeportivos o el de los vehículos todoterreno. ¿Terminarán los combustibles tradicionales encontrando aquí su mercado para persistir unos cuantos más años unidos a la industria de la movilidad?

Quizás, esto sea exagerar. Pese al incremento exponencial que están viviendo tecnologías como la eléctrica, lo cierto es que continuará siendo fundamental la extracción de petróleo para abastecer la inmensa mayoría del parque automovilístico. Ahora bien, siguiendo una plausible hipótesis, ¿de verdad podemos pensar en el segmento off road como uno de los posibles retiros de los carburantes fósiles?

Qué mejor que comprobarlo viendo un vídeo promocional publicado por Land Rover. Estamos hablando, nada más y nada menos que de uno de los modelos que se ha vuelto imprescindible dentro del catálogo que la compañía, el Range Rover Sport. Sí, ha establecido una nueva marca al subir los 1.000 peldaños que conducen a la Puerta del Cielo, en China.

Un hito promocional que explica muchas cosas

Esto no es un evento publicitario más, estamos hablando de unas imágenes que convencerán a los más puristas del mercado destinado a la conducción todoterreno. El concepto petrolhead es uno de los más testarudos. De hecho, suelen ser partidarios, de forma residual, de las mecánicas diésel, puesto que esta motorización dispone de un mayor par a un régimen menor de vueltas.

La carretera del Dragón, así es como se conoce el serpenteante tramo que tuvo que recorrer una unidad equipada con una motorización gasolina 2.0 de 300 CV de potencia y otra eléctrica en formato plug-in de hasta 116 CV.

Siguiendo los patrones marcados por la compañía británica, una de las más destacadas del mercado off road, el todoterreno de gama alta recorrió los 11 kilómetros que separan la civilización de la conocida como Puerta del Cielo, a la cual solo se puede acceder si se suben los 999 escalones que separan la base de la montaña con la ‘ventana’ de la misma.

El Range Rover PHEV ha demostrado que lo híbrido y todoterreno pueden ir de la mano

Según se puede apreciar en las imágenes, el Range Rover Sport PHEV hace valer, sobre todo, su increíble par motor y su sistema de suspensiones inteligente para poder completar las diferentes etapas del ascenso. El piloto, Ho-Pin Tung, el cual conduce para el equipo Panasonic Jaguar Racing, mismo grupo al que pertenece Land Rover.

Pese a que las imágenes no muestran que la tecnología híbrida tome un papel fundamental, lo cierto es que esta tecnología le permitirá realizar, al ser un enchufable, un rango de kilómetros sin contaminar, pudiendo ser cargado como cualquier otro coche eléctrico.

Range Rover se comprometerá con la movilidad alternativa

Es muy importante enfatizar qué está ocurriendo en la actual movilidad. El mercado está viviendo unos compases completamente disruptivos. En referencia a lo que puede ocurrir en los próximos meses en Land Rover, todo nos hace pensar que las mecánicas eléctrica e híbridas serán una tónica general.

El Range Rover Sport PHEV se ha convertido en una de las opciones más completas de la gama del todoterreno. Autoevolution

¿Por qué podemos aventurarnos a pensarlo? Tan solo hay que ver lo que está ocurriendo en la otra filial destacada del grupo Tata. Jaguar, cuya plataforma del F-Pace deriva directamente de Land Rover, está realizando una fuerte apuesta por la conducción eléctrica. De hecho, hace unas semanas se desveló que una flota de I-Pace completamente eléctricos había cruzado la costa californiana.

Jaguar podría competir en el plazo de un año con el Tesla Model S

Del mismo modo, una filtración dejó entrever que a finales de año podría haber una versión eléctrica del modelo más lujoso de la compañía, el XJ, con motivo de la conmemoración del 50 aniversario de su primera berlina bajo estas siglas.

¿Cuándo podríamos ver, por ejemplo, una opción eléctrica de modelos como el Range Rover Renegade o Evoque? A sabiendas del éxito que han tenido en el mercado, podríamos creer que serían las alternativas con más opciones para triunfar en el segmento eléctrico. Eso sí, para ello deberían contar con precios competitivos, algo que no parece ser posible a día de hoy.