El coche eléctrico cuenta con múltiples ventajas frente a los automóviles convencionales de combustión interna. Sin embargo, las limitaciones prácticas que posee a día de hoy en otras facetas es lo que ha provocado que su éxito todavía no se haya producido. Los grandes fabricantes, por el momento, aún no se han decantado por su estandarización completa. ¿Llegará en 2020?

Por motivos no será. Esto es así debido a que las diferencias que lo separan con los combustibles convencionales, están reduciéndose más que nunca. Mientras el tiempo de carga del coche eléctrico se reduce constantemente y su autonomía se incrementa con actualizaciones varias, lo cierto es que las prestaciones parecen mantenerse inalteradas, un fenómeno que hace dudar a muchos potenciales compradores.

El coche eléctrico ya es capaz de alcanzar los 340 km/h en circuito cerrado

Esto hace que nos replanteemos una cuestión; ¿se acabó el circular a más de 200 km/h en una Autobahn? Por el momento, limitar la velocidad máxima parece ser una de las soluciones a las que se debe acudir para no penalizar el consumo y la correspondiente autonomía. Sin embargo, hay empresas especializadas que buscan, precisamente, apostar por esta variable.

Genovation, una de estas humildes startups, ha mostrado cómo la velocidad y el coche eléctrico pueden ir de la mano. Lo cierto es que ya era conocida la agresividad de una variante sin emisiones contaminantes en el aspecto de la aceleración. Esta empresa, por su parte, ha conseguido establecer un nuevo registro en lo que ha velocidad se refiere. ¿Cómo lo ha logrado? Hay varios aspectos clave.

El GXE, que es como así se denomina el modelo utilizado, ha sido capaz de alcanzar los 340 km/h de velocidad punta. Esto supone un nuevo hito en cuanto a movilidad sostenible se refiere, ya que se ha batido la anterior marca. Ahora bien, ¿por qué es importante tener en cuenta este nuevo registro? Veamos qué es necesario destacar respecto a este modelo tan peculiar.

Una nueva punta de velocidad para demostrar la valía de lo eléctrico

Lo primero que hay que precisar es que este modelo utilizado se espera que pase a producción en 2020. En el pasado, se apuntó a que dicho año sería el que comenzarían a comercializar estas unidades del Chevrolet Corvette modificado, pero lo cierto es que se ha retrasado debido a la realización de múltiples adaptaciones posteriores. Ahora, la situación es muy diferente.

Tal y como se puede apreciar en las imágenes, tan solo requiere unos segundos para alcanzar la nueva marca a nivel mundial. Esto es así porque, aprovechando la ventaja del motor eléctrico, se consigue ofrecer todo el par disponible desde parado. Ahora bien, ¿por qué la marca este fabricante no es nuevo en la materia? Ya había logrado el récord en otras ocasiones.

El Chevrolet Corvette utilizado está especialmente preparado para batir este récord

Una de las curiosidades más destacadas que están relacionadas con el protagonista es que se ha utilizado la plataforma de uno de los automóviles más pasionales dentro de la comunidad petrolhead. Esto, de hecho, es un sacrilegio por su tradicionalismo al utilizar, desde sus primeras versiones, los clásicos motores V8 supercargados.

Y bien, ¿cuál es la historia que mejor define a este modelo diseñado exclusivamente para el establecimiento del récord? Es importante destacar que ya son varios años los que se tienen noticias de la unidad modificada por Genovation. ¿Estamos ante un potencial modelo de producción con capacidades reales para ser exitoso? Conozcamos cuáles son algunos de sus datos históricos.

Incrementos de velocidad continuos con margen de mejora

Todo comenzó en el año 2016. En plena fiebre del coche eléctrico con la aparición de nuevos modelos como el Model X de Tesla, y las confirmaciones de otras tantas versiones eléctricas que posteriormente llegarían al mercado, un Chevrolet Corvette se hizo famoso por la consecución de un récord de velocidad. El denominado GXE llegó a alcanzar por aquel entonces los 330 km/h.

Genovation ha trabajado durante mucho tiempo para crear el coche eléctrico más rápido del mundo. Driving ECO

Pasados 2 años, momento en el que la llegada del coche eléctrico es definitoria para la industria de la automoción moderna, Genovation logró alcanzar un nuevo registro en lo que a velocidad máxima se refiere. En esta ocasión, tras la inclusión de varios reglajes de nuevo corte, se estableció la marca de 336 km/h. Por tanto, la mejora actual ha sido de 4 km/h.

Se espera que este récord vuelva a ser batido por el mismo coche en el futuro

Puede parecer un incremento ridículo, pero atendiendo al coche de combustión interna, superar los 400 km/h solo ha sido posible tras más de un siglo de innovación. Las mecánicas eléctricas, debido a su menor complejidad, han podido desarrollarse de forma mucho más rápida para adaptarse a los nuevos tiempos. ¿Cuándo veremos a una alternativa eléctrica situarse a la par del Bugatti Chiron?

Habrá que esperar un tiempo, tal y como indica Electrek, para conocer qué otros modelos matriculables pueden alcanzar velocidades más propias de aquellos que equipan motores tradicionales con gran cilindrada. ¿Es este un nuevo paso para la conquista del coche eléctrico en la industria?