El Tesla Model 3 es, a todas luces, el automóvil sobre el cual están fijadas todas las esperanzas. La movilidad eléctrica precisa de productos de calidad que sean capaces de poner en apuros a los de combustión interna, algo que solamente ocurrirá si los fabricantes apuestos todo a una carta.

La compañía de Palo Alto es una de las empresas más destacadas en términos de eficiencia aplicada a la automoción. De hecho, podría decirse que es el principal valedor del cambio tecnológico que está produciéndose en este sentido. El Model S sirvió para destacar cuáles eran las cualidades que podría poseer un modelo bajo el logo de la compañía.

El Model 3 es la opción que mayores desafíos está suponiendo al fabricante

El Model X amplió mercado y el Model 3 es el que está especialmente pensado para romper las barreras de la movilidad alternativa. Conocido es de sobra los imponentes problemas de producción que están viviéndose tras las paredes de la fábrica de Freemont. Tesla tiene fijado como objetivo dar salida a 5.000 unidades semanales, ¿afectará a su calidad este incremento exponencial?

Hace unas meses, algunos clientes denunciaron defectos de calidad en los materiales empleados en sus unidades. Esto hizo saltar todas las alarmas, lo cual derivó en unas declaraciones realizadas por el propio Elon Musk para calmar los ánimos. Ahora, cuando parecía que la situación volvía a la normalidad, un informe elaborado por el prestigioso medio Consumer Reports ha llevado al traste esta mejora.

¿Qué es lo que ha ocurrido para que las dudas vuelvas a revolotear por los enclaves de Palo Alto? En el análisis, la calidad de la frenada o la sonoridad a altas velocidades son algunos de los apartados que peor calificación ha obtenido. Es más, se llega a insinuar no adquirir el vehículo por afectar gravemente a la seguridad. ¿Qué ha hecho Tesla? Contestar ipso facto.

Consumer Reports desconfía de la frenada del Tesla Model 3

El sedán de acceso de la firma comandada por Elon Musk podría contar con un problema relacionado con la frenada, esta es la conclusión a la que ha llegado Consumer Reports tras el análisis y prueba realizados a una de las unidades despachadas hasta este momento. Ahora bien, ¿cómo han llegado a esta conclusión?

El Model 3 está siendo un quebradero de cabeza para el fabricante de Palo Alto. InsideEVs

La prueba más requerida en este sentido es comprobar cuánto tarda y cuántos metros necesita el vehículo en detenerse completamente tras circular a 96 km/h (60 mph). En este caso, lo verdaderamente chocante ha sido comprobar cómo la unidad probada distaba de forma muy notable entre las diferentes frenadas.

En un primer momento, los datos parecían asemejarse a los aportados por el fabricante. Ambas marcas parecían coincidir, lo cual suele ser la tónica general. Sin embargo, pasadas unas pruebas, se constató, tal y como se puede leer en Electrek, cómo el rendimiento de los frenos se reducía drásticamente. Y no, no se realizaban las pruebas muy seguidas en el tiempo; se esperaba al enfriamiento de los frenos.

La media de frenado del Model 3 está situada en torno a los 39-40 metros en esta prueba

La primera de las pruebas realizadas dio lugar a una distancia de frenado de un total de 39,6 metros de distancia, algo que choca con alguno de los objetivos posteriormente. Un registro de 46,3 metros solamente tendría sentido en automóviles mucho más pesados, por lo que la culpa de este dato nefasto debería estar ligada al equipo de frenos que se equipa.

Tesla, por su parte, no ha tardado en mostrar su propia postura al respecto, alegando, a través de Elon Musk, la inclusión de una futura actualización del firmware con el objetivo de solucionar cualquier posible problema que haya podido interceder en estos resultados.

Problemas derivados de calidad de acabados e infoentretenimiento

Consumer Reports ha mostrado su posición también respecto a lo que ocurre en relación con muchas de las soluciones tecnológicas que incluye el Model 3. Una de las características principales de la berlina de acceso es la increíble pantalla que comanda el salpicadero. Desde la misma se gestionan todas las funciones, algo que no ha gustado al medio de comunicación.

La representación del interior del Tesla Model 3 refleja la ausencia total de botonera que ya se observaba en el resto de la gama. Auto Connected Car

Según han querido relatar, la gestión de todos los apartados de infoentretenimiento a través de la pantalla puede contribuir a una pérdida de la concentración en la conducción. Por este motivo, se habría obtenido una menor calificación en este sentido. No obstante, si sobre algo han hecho mención, ha sido sobre la pobre insonorización de la unidad probada.

La contaminación acústica del coche eléctrico solo se hace palpable a baja velocidad

A todas luces, pese a que la motorización eléctrica emite muy pocos decibelios, esto se contrarresta por el incremento de la velocidad. De hecho, en la movilidad urbana solamente se reducirá la contaminación acústica si los coches alternativos circulan a muy bajas velocidades.

Respecto al Model 3, el análisis realizado ha informado sobre la alta rumorosidad producida por la rodadura de los neumáticos con el pavimento. Circulando a velocidades legales solamente permitidas fuera del ámbito urbano se ha constatado cómo el ruido podría llegar a ser incómodo para los ocupantes, un hecho que ha sido sustancial para reducir su calificación.