La obtención de electricidad mediante las energías alternativas es algo que es prioritario para garantizar la sostenibilidad del medio ambiente. La contaminación ha acelerado el cambio climático y, por ello, es prioritario dotar a la movilidad de la suficiente energía eléctrica para no mermar el transporte.

Obtener de forma eficiente la suficiente energía eléctrica es, por tanto, uno de los desafíos más importantes que se ha impuesto la industria del automóvil en los últimos años. Desde la irrupción de Tesla en el mercado o la comercialización de la primera generación del Nissan LEAF, podemos observar cómo todo vira hacia lo eléctrico.

En los próximos años comprobaremos si estábamos preparados para lo eléctrico

El boom, sin embargo, se espera cuando aterrice en el mercado mundial el Tesla Model 3. ¿Estará preparada la infraestructura para abastecer la ingente demanda eléctrica que se espera en unos años? No nos vale con tirar de la obtención por los medios fósiles. Eso es pan para hoy y hambre para mañana.

Es preciso impulsar la transformación de energía que nos dota la naturaleza de forma completamente gratuita. Solar, biomasa, eólica, maremotriz y otra serie de fuentes nos son válidas para comprender que el cambio en la industria del automóvil debe tener aparejado una modificación en el sector energético.

¿Cómo mejorar la obtención de la energía limpia? Un buen ejemplo de ella es la Giraffe 2.0, una plataforma que es capaz de transformar simultáneamente energía eólica y solar para su uso sobre el coche eléctrico. ¿En qué consiste esta innovación? Te lo contamos.

Giraffe 2.0 o cómo matar 2 pájaros de un tiro

El diseño de este extraño producto está calculado al milímetro para aprovechar al máximo la obtención de energía eléctrica. El concepto está inspirado en el cuerpo del mamífero para garantizar la eficiencia de los paneles solares y las aspas del molino.

Esta estación de energía alternativa mide 12 metros y cuenta con 24 paneles solares. Electrek

El nombre de la compañía que ha desarrollado esta plataforma es InnoVentum, tal y como argumenta Electrek. Es sueca y, pese a que en el país escandinavo no acostumbran a ver demasiado la luz del sol, creen que será un pilar básico en la obtención de energía eléctrica sin contaminación alguna.

Una de las primeras unidades que se han producido y dispuesto para seguir un proceso de pruebas está situada en Västra Hamnen, un distrito de la ciudad de Malmö, en la propia Suecia. Esta tecnología, según fuentes internas de InnoVentum, cada estructura mide un total de 12 metros para aprovechar mejor las corrientes de aire.

La planta de energía solar eólica Giraffe 2.0 está lista para cargar cualquier cosa, desde su vehículo eléctrico hasta dotar de electricidad su casa. Se compone de una estructura de madera que soporta 24 paneles solares, así como una turbina eólica montada a una altura de 12 metros.

La presentación en sociedad de este prototipo de estación eléctrica tuvo lugar por primera vez en el Business of Design Week en Hong Kong durante la feria del año 2014.

Tal y como recoge el portal EcoInventos, cada una de estas estructuras son capaces de producir entre 10.000 y 13.800 kWh al año, incluso en países donde la radiación solar es menor y la presencia de vientos es más moderada.

Giraffe 2.0 es el nombre del proyecto que busca transformar energía eólica y solar. flickr

Y te preguntarás, ¿por qué un diseño tan especial?

Como ya hemos comentado un poco más arriba, este diseño es completamente funcional. Se podría haber asemejado a un elefante o a un hipopótamo, ¿por qué no? Sin embargo, de haber sido así no lograría producir tal cantidad de energía eléctrica.

Si nos fijamos en las imágenes de más arriba, podremos observar cómo los paneles solares, lo que sería el lomo de una jirafa, están dispuestos en diferentes ángulos. Esto es así no por pura casualidad, sino para aprovechar mejor la incidencia de los rayos solares.

Por otro lado, cada una de las estructuras se eleva unos 12 metros para aprovechar mejor la corriente del aire. A ras de suelo no se lograría conseguir la eficiencia que se puede lograr disponiendo las hélices a tal altura.

Entonces, si eres de los que aún no valoras este increíble producto estarás pensando, ¿por qué si es tan ecofriendly utiliza madera para el esqueleto? Existe una razón legítima para que esto sea así.

Cualquier otro material dispuesto que sea capaz de aguantar mejor las inclemencias meteorológicas y el paso del tiempo suponía la emisión de más partículas contaminantes en la producción. La disposición de este material, tal y como defienden sus creadores, era la opción menos lesiva.

Una solución futurista que podría situarse como una alternativa real

InnoVentum podría servir para dotar de energía eléctrica las carreteras y ciudades del mundo. Falta implicación por parte de todos para conseguir recargar las baterías de nuestros futuros coches eléctricos al menor coste posible.

La plataforma Giraffe 2.0 podría posicionarse como una seria alternativa

La obtención mediante estas jirafas futuristas podría ser, por qué no, una alternativa eficiente en los próximos años. ¿Estaciones de servicio con este sistema? Necesitan espacio, pero su superficie podría servir, por supuesto, como aparcamiento para hasta 2 vehículos.

Además, contaría con su propio surtidor para recargar las baterías de los coches eléctricos. ¿No parece muy fácil? Todo no podría ser así, siempre habría alguna pega. La inversión es problema. Su disposición debería ser pública y a decir verdad, ¿cuántas Administraciones valorarían a día de hoy su instalación en masa?