La tendencia de los SUV’s no se ha visto truncada por la crisis económica ni por cualquier indicador negativo. Son más tragones, tienen un coeficiente aerodinámico menos eficiente que el resto y, sin ir más lejos, sus diseños, en ocasiones, no les aporta un plus de habitabilidad en el interior.

Entonces, ¿por qué se siguen vendiendo como churros? Si eres de los que te identificas con esta corriente, o sabes de alguien que posee su propio SUV, es posible que te estés acordando del vecino o del cuñado. ¿Grande ande o no ande? Es posible que estés o esté cumpliendo penitencia aún por una mala decisión de compra, o no.

Muchos fabricantes se han adaptado renunciando a sus valores

En fin, sea como fuere, lo cierto es que las modas están para respetarlas. Si el mercado quiere SUV’s y más SUV’s, ¿quiénes somos los consumidores que no nos sentimos atraídos por este concepto para evitar que los fabricantes los produzcan? Al fin y al cabo, viven del negocio.

Este ejemplo es, quizás, el más representativo, pero no es el único. ¿Y si hablamos de la conducción eléctrica? ¿Y los sistemas autónomos? Algunos fabricantes ya se han negado, abiertamente, a producir un coche determinado con el objetivo de respetar sus propios valores tradicionales.

Y tú, ¿crees que cualquier marca debe mirar por el cliente o debe fijarse únicamente en su producción? Para saber mejor de qué estamos hablando, pondremos un ejemplo de las 3 tendencias que está viviendo la industria del automóvil.

¿Ferrari y un motor eléctrico puro? Ni en pintura

Hace unos días, el mayor exponente del grupo Fiat, Sergio Marchionne, volvió a salir al paso de las especulaciones que habían surgido en torno a la figura eléctrica en la compañía del Cavallino Rampante. “Tendrás que dispararme primero”, así contestó ante la sugerencia de un periodista.

El Ferrari LaFerrari fue el primer modelo en incorporar una tecnología híbrida. Aol.

Esta salida de tono del magnate no es la primera que tiene repercusión en la industria. Al parecer, un Ferrari eléctrico que no disponga de su clásico ronroneo, aun estando al ralentí, no debería considerarse como un digno perteneciente a la marca.

Entonces, ¿debemos pensar que morirá con el agotamiento del petróleo? Podríamos hablar, pues, de un final de la película esperado. Sí, un film que se rodará de aquí a varias décadas, pero hay que recordar que ya son varias Administraciones las que están limitando la conducción bajo el paraguas de la combustión interna.

Es importante destacar que el LaFerrari ya se convirtió en el primer modelo híbrido de la compañía. ¿Será esta, quizás, la alternativa que podría escaparse de la negativa al motor eléctrico? La ayuda de esta tecnología que tanto rechazan en Italia es, precisamente, la que marca la diferencia del deportivo más radical de calle.

La conducción autónoma, el apocalipsis para los que adorar pilotar

Que la máquina siempre acabará siendo más eficiente que el ser humano es algo que ya se ha podido probar en muchas ocasiones. El mejor ejemplo lo encuentras en Larry Kasparov, una de las personalidades más influyentes en el ajedrez. Según se puede leer en El País, ya cayó en el siglo pasado contra Deep Blue, la máquina preparada para ofrecer siempre el mejor movimiento.

El Lamborghini Huracán es el sustituto del Gallardo, el modelo con más unidades producidas por la marca. Lamborghini

¿Ocurrirá lo mismo con la conducción autónoma? Podemos imaginar que sí, más todavía si nos fijamos cómo los sistemas actuales mejoran por momentos.

Lamborghini es una de esas empresas que tiene por filosofía el disfrute al volante. Según se podía leer hace unos días en el portal especializado Actualidad Motor, la compañía ha dejado claro que nunca desarrollará su sistema inteligente que inhibe la conducción.

El pilotaje de un superdeportivo es una de las enseñas que quiere seguir manteniendo la firma de Sant’Agata Bolognese. Maurizio Reggiani, director del departamento de I+D, dejó muy claro que quién compra un ‘Lambo’ es porque adora conducirlo.

Si compras un Lamborghini, lo haces para divertirte y disfrutar de la conducción. Si hablamos de auténtica conducción autónoma, creo que seremos la última marca en ofrecerla.

Hasta cierto punto, es una compañía que casi siempre se ha mantenido recta en su modelo de producción. Sin embargo, alguna excepción que otra nos ha hecho dudar sobre la esencia de la firma del Toro. Y, de hecho, el futuro modelo Urus nos sirve de ejemplo.

La carrocería SUV nos invade en todos los segmentos

¿Quién iba a imaginar algún día que Bentley, Maserati, Porsche o la mismísima Lamborghini iban a ofrecer algún día un modelo todoterreno? La historia nos dice, como muy bien refleja la historia de Porsche, que las ventas de SUV´s han contribuido a salvar varias compañías de la quiebra.

El Bentley Bentayga es el primer SUV de la filial del grupo Volkswagen. Autotrader

El Cayenne fue el primer modelo de una marca exótica (de esas que vemos con menor frecuencia) en ofrecer una alternativa de estas características. Ahora, un par de décadas después, podemos afirmar que fue una de las mejores soluciones estratégicas llevadas a cabo.

Ahora bien, ¿cómo afecta este tipo de concepto en la reputación y, sobre todo, en la imagen de marca? Es importante recordar que un modelo de estas características choca plenamente con aspectos como las prestaciones, la conducción deportiva o la imagen agresiva, los cuales son rasgos identificados con algunos fabricantes.

¿Llegará el día en que la moda se acabe? Para entonces, siempre serán vehículos recordados por haber cargado con la responsabilidad de una compañía que, para nada, tenía un espíritu off road.