Tesla ha revolucionado el mercado de la automoción, de eso no hay duda. Tanto es así que en la industria ya se ha ganado una doble vertiente de opiniones. Por un lado, hay quienes alaban su posicionamiento en su corta vida en el mercado y hay quienes discuten su viabilidad en el medio plazo.

¿Por qué estas contradicciones? Sea de una u forma forma, lo cierto es que la firma de Palo Alto ha conseguido no dejar indiferente a nadie. Elon Musk ha logrado en menos de una década disponer al consumidor soluciones que jamás habían estado como opcionales en el resto de fabricantes.

El Autopilot presentado hace algo más de 2 años ha revolucionado la conducción autónoma

Quizás, el mejor ejemplo para explicar cómo ha conseguido adelantar a los competidores por la derecha es analizar su sistema de conducción autónoma. El denominado Autopilot pronto tendrá su segunda versión, con una mayor presencia de soluciones innovadoras. Pese a ello, podemos destacar los avances que se han conseguido ya desde la primera actualización del mismo.

Una de las mejores soluciones, que después han incluido las versiones más lujosas de la competencia, es la denominada función Summon. Este término es el resultado de una experimentación continua para dar con una revolucionaria solución.

¿Quién no ha imaginado sacar o meter el coche del garaje sin la necesidad de estar a los mandos del volante? Simplemente, desde la aplicación móvil del propietario con la clave de Tesla, es posible indicar órdenes al vehículo para que cuando lo necesites, el Model S o Model X cumpla sin rechistar.

Función Summon, ¿’postureo’ o necesidades reales del presente?

La actualización AutoPark v7.1 comenzó a estar presente en los Tesla Model S y Model X desde principios del año 2016. Desde entonces, dejando a un lado alguna que otra polémica, no ha despertado el interés esperado entre los usuarios de Tesla. ¿Por qué? El problema, quizás, radica en la molestia que provoca al propietario el hecho de activar esta función.

Sin embargo, antes de mostrar el porqué de sus dificultades, veamos en qué consiste y cómo podemos aprovechar el funcionamiento de la función Summon, una de las características menos conocidas del software que incluyen los modelos de la marca.

Según se puede apreciar en las imágenes anteriores correspondientes al canal oficial de Tesla motors en YouTube, la función, a simple vista, parece eficiente, es decir, se observa la consecución de los diferentes pasos de forma rápida y sin dilataciones en el tiempo. Sin embargo, dispone de algún que otro ‘pero’.

Del modo que se puede leer en Paréntesis.com, un problema reportado en abril de 2016 provocó que se introdujese una modificación que acabaría con uno de los aspectos más destacados de la función, su comodidad.

La primera actualización de la opción Summon tuvo que incluir una actualización

Al parecer, un cliente de un Model S, tras salirse del coche y alejarse unos metros, pulsó sin querer la opción Summon, lo cual provocó que el coche echase a andar a muy baja velocidad durante unos metros. Pese a que el coche es capaz de reconocer obstáculos, no fue capaz de detectar una especie de remolque situado a poca distancia.

¿Cuál fue la conclusión? La parte de la estructura del mismo impactó contra el parabrisas y parte del techo, provocando daños materiales que hicieron al propietario pasar por el taller. Al parecer, la función, en un primer momento, solamente requería activar la función con un solo toque.

Tras el incidente, Tesla decidió admitir la orden solamente si se pulsaba continuamente el botón que activaba el Summon, con el objetivo de evitar, en el futuro, otro posible percance por parte de alguno de sus clientes.

Esto, como podrás imaginar, ha perdido, en cierto sentido, la esencia de este sistema. Su principal seña de identidad radicaba en mejorar nuestra productividad olvidándonos de la tarea de sacar o meter el coche del garaje. Ahora, si se debe estar continuamente pulsando el botón, todo es más complicado.

Una solución que incorpora un extra con mucho sentido

Podríamos afirmar, tras observar el vídeo anterior y la descripción del problema acontecido con el cliente, que es una solución que no consigue facilitar en exceso nuestro día a día. Así como el Autopilot puede modificar la conducción en el futuro o la mecánica eléctrica la sostenibilidad, la función Summon no.

El Tesla Model S, junto al Model X, son los únicos modelos que disponen de esta función. Diariomotor

Aun así, cabe destacar que este sistema permite conectar el mando de la puerta eléctrica del garaje con el software del vehículo, por lo que bastará con lanzar la orden del sistema Summon para que automáticamente comience a girar el mecanismo.

El sistema Summon puede sincronizar el mando para una apertura de la puerta eléctrica

Por ello, atendiendo al vídeo anterior, podemos destacar que no estamos ante una estrategia de publicidad. Según se comenta en un hilo del Club Tesla España, cada vehículo puede ser capaz de reconocer hasta 3 diferentes mandos, disponiendo de una compatibilidad con una gran cantidad de empresas del mercado de puertas eléctricas.

Y tú, ¿crees que esta solución sirve solamente para ‘tirarnos el rollo’ con los amigos o cumple su función de forma efectiva? El problema, de nuevo, puede que radique en tener que mantener pulsado el sistema durante toda la maniobra.