Las flotas de vehículos está siendo uno de los canales de entrada del coche eléctrico en términos de parque móvil. La disposición de descuentos por compra tienen un mayor sentido en esta modalidad, algo que permite al concepto de baterías ser más competitivo. Aun así, ya tocaba la materialización del proyecto eléctrico mediante una apuesta completamente revolucionaria.

En anteriores ocasiones hemos visto cómo algunas compañías han ido apostando por medios de transporte alternativos, pero lo cierto es que han seguido apostando, en su mayoría, por el uso de opciones basadas en la combustión interna. Amazon, en cambio, acaba de dar un golpe encima de la mesa con su última apuesta; la compra de 100.000 furgonetas completamente eléctricas.

Jeff Bezos apostará con la movilidad eléctrica en la entrega de paquetería

¿Es Jeff Bezos un visionario y un adelantado a su tiempo? Teniendo en cuenta lo mucho que depende el transporte en el negocio en el que opera, es lógico pensar que los estudios de viabilidad le hayan dado la razón en su gran apuesta. El anuncio está enmarcado dentro del proyecto Climate Pledge, una clara apuesta por reducir las emisiones contaminantes generadas por la empresa.

La empresa que ha conseguido captar la atención del magnate de los envíos ha sido Rivian, una de las startups más prometedoras en términos de movilidad sostenible. La firma de coches eléctricos, cuyo primer modelo estándar disponible en el mercado será una pickup, producirá un total de 100.000 unidades a lo largo de los próximos años. Y bien, ¿cuáles serán algunas de las cualidades de esta tecnología?

Veamos cómo enfocarán ambas compañías este encargo, por qué puede ser el comienzo de un movimiento en masa en el resto de firmas del sector y, por supuesto, qué podemos esperar de una furgoneta que centrará todas las miradas a su paso. ¿Qué supone para Rivian la firma de este encargo? Es importante destacar que este es el pedido más grande que jamás se ha realizado en automoción.

Un proyecto eléctrico para liderar la transición ecológica

2021 se antoja el año en el que entrarán en acción las primeras unidades producidas. Hasta entonces, se realizará el desarrollo de un modelo que estará especialmente capacitado y diseñado para el transporte de paquetería. Podría decirse que es la primera compañía que realizará, adhoc, un producto para una cierta empresa. Al fin y al cabo, puede que sirva para lanzar al estrellato a Rivian.

Amazon acaba de adquirir un total de 100.000 furgonetas completamente eléctricas. Electrek

Tal y como se puede observar en la imagen anterior, el proyecto ya está en marcha. Estéticamente, se puede ver cómo su principal diferenciación respecto al concepto convencional de furgoneta radica en el tren trasero. Con objeto de mejorar el coeficiente aerodinámico y reducir su resistencia al aire, el eje estará cubierto parcialmente por la propia carrocería.

Las furgonetas eléctricas de Rivian transportarán paquetería de Amazon

El objetivo de esta innovación consiste, principalmente, en la aceleración de la transición ecológica. Este movimiento busca incentivar la estandarización de las mecánicas sostenibles, un movimiento que, a día de hoy, está produciéndose a un paso muy lento. Este anuncio traerá cola por los números en los que se moverá la empresa en cuanto a costes logísticos.

Esta medida se ha introducido con el objetivo de mejorar la futura productividad de la empresa. La disposición de este medio de transporte soportará a la empresa un coste inicial muy alto, pero se irá compensando con la correspondiente reducción de gasto en términos de combustible. Teniendo en cuenta que estamos ante una partida de gasto fundamental en el sector logístico, ¿no hay otro camino?

La electrificación como objetivo para reducir costes

¿Por qué una compañía que ha hecho a su máximo accionista ser la persona más rica del mundo está pensando cómo reducir costes en el medio plazo? Una flota de vehículos no solamente se traduce en coste de combustible. Detrás hay mucho más. El mantenimiento es una de las partidas más destacadas en coste fijo, algo que se reduce exponencialmente con la llegada de la opción eléctrica.

La furgoneta eléctrica de Amazon llegará en 2021. The Verge

Jeff Bezos ha confiado en Rivian este proyecto por las altas probabilidades de fiabilidad de la marca. El proyecto que ha mostrado esta empresa desde su puesta de largo con el Concept 1, el primer gran superdeportivo exclusivamente eléctrico. El pedido en cuestión le permitirá a la empresa trabajar con un objetivo; crean un modelo especializado en la entrega de la paquetería.

UPS también está desarrollando programas innovadores de entrega

A este respecto, cabe destacar cómo algunas firmas competidoras también están apostando por lo último en tecnología. El mejor ejemplo de ello nos lo muestra UPS, un fabricante que ya está investigando cómo realizar entregas mediante drones instalados en las propias furgonetas. ¿Qué nos deparará este sector en los próximos años? Estamos muy pronto de saberlo.

Mientras tanto, habrá que conformarse con los sistemas convencionales de entrega, aunque supongan un mayor coste económico y, sobre todo, medioambiental.