Un neumático, pese a que estéticamente puede parecer que no ha sufrido avances en, al menos, un par de décadas, lo cierto es que se han llevado a cabo ingentes programas de investigación para continuar haciendo de estos un componente vital en la seguridad.

Actualmente, tenemos de varios tipos; para el día a día, para altas temperaturas, para bajas, eficientes para que el automóvil consuma menos, más eficientes para su uso sobre terreno mojado y así, un sinfín de modelos adecuados para un tipo de desempeño específico. ¿Aún podemos seguir pensando que no se invierte en este subproducto del automóvil?

El mercado del neumático es uno de los más innovadores del mundo

Fabricantes como Continental, Hankook o Goodyear, entre otros, han llevado a cabo sus propios programas de desarrollo de mejoras referentes al futuro. Por ejemplo, hace unas semanas Continental presentó su propio sistema para hacer más eficiente el coche eléctrico del futuro. Del mismo modo, Hankook prefirió tirar de hipótesis sobre cómo será la movilidad del futuro o cómo Goodyear dispondrá de inteligencia artificial.

Es difícil saber, a día de hoy, cómo será el neumático del futuro, pero lo que sí sabemos es que no contará con los mismos materiales que se emplean en la actualidad.

Por ejemplo, el aceite de soja, hasta el día de hoy, poco ha tenido que ver con el mercado de los neumáticos. Sin embargo, Goodyear está convencida de que podría tener mucho potencial. ¿A qué se debe esta posible solución al problema que vive el mercado de la rueda en la movilidad?

Por qué es necesario apoyar el uso de estas soluciones

Estamos viviendo una transición que apuesta por la sostenibilidad. Tanto en el mercado del automóvil como en la industria en general, la contaminación está siendo cada vez más demonizada por la sociedad. Aún sigue siendo una de las primeras fuentes de obtención de energía, pero poco a poco va reduciéndose su contribución.

Los neumáticos son productos que son caros de reciclar. Por ello, muchos de ellos acaban abandonados en lugares como este. El País

Según se puede observar en el portal tnu, sociedad que se dedica al tratamiento de neumáticos usados, cada neumático de nueva factura que se crea suele haber llevado consigo un total de 35 litros de petróleo en su fabricación de media.

Si esta cifra se multiplica por el número total de neumáticos producidos, la cantidad del conocido como oro negro se dispara hasta alcanzar cifras que jamás nos habríamos imaginado. ¿Es esto sostenible en el medio y largo plazo?

Es importante destacar que el mercado del automóvil reducirá su dependencia del petróleo gracias a la alternativa eléctrica. Sin embargo, tantos los plásticos que se incorporan en los habitáculos y demás componentes del automóvil como las ruedas, están basados en el mismo. ¿Es posible renunciar completamente su utilización en la movilidad?

Varios fabricantes de compuestos ya son los que están utilizando otras combinaciones con un objetivo claro; no basar toda la producción dependiente del petróleo.

Goodyear y el aceite de soja, una combinación de lo más extraña

¿Quién iba a decir que el fabricante norteamericano iba a incluir en su departamento de I+D el aceite de soja? Pues bien, parece ser que una vez conocidos los primeros resultados, no iban mal encaminados.

Goodyear podría crear el neumático del futuro a base de aceite de soja. highmotor

Según se puede leer en el portal highmotor, el compuesto de nueva factura dispone de un mejor agarre y durabilidad bajo ciertas condiciones climatológicas. El experimento, el cual ha contado con agricultores de Estados Unidos bajo la asociación United Soybean Board, así lo sostiene.

El propio Eric Mizner, Director de Ciencia Global de Materiales de la firma de neumáticos, ha destacado cómo una compañía como Goodyear es capaz de llevar a cabo innovaciones tan disruptivas como esta.

El legado innovador de Goodyear nos obliga a continuar aplicando nuevas soluciones tecnológicas, desarrollando neumáticos con prestaciones superiores que satisfagan las demandas de los consumidores del futuro.

Y te preguntarás, ¿cómo es posible combinar las características del aceite de soja sobre el caucho? La combinación de ambos productos en la producción ha servido para garantizar un neumático que ha sido probado con aparentemente buenos resultados.

Uno de los apartados que más ha llamado la atención de los ingenieros de la compañía a la hora de valorar los parámetros analizados, según afirma Autocasión, ha sido lo bien que se ha adaptado este nuevo concepto en el cambio de temperaturas drásticas.

¿El neumático llegará a ser biodegradable?

El caucho actual es un material básico en los compuestos. No es biodegradable, por lo que debe someterse a un proceso de reciclaje o eliminación para provocar dañar lo menos posible el medio ambiente.

Los vertederos de neumáticos corren peligro de incendio

Mantenerlo a la intemperie no causa graves problemas para los alrededores, pero cuando se incendian crear una columna de humo muy problemática.

Por ello, es vital evitar recopilarlos todos en los conocidos como cementerios de neumáticos. ¿Recuerdas el incendio de gomas ocurrido hace unos meses en Seseña, Madrid? Según informa El País, 90 mil toneladas de compuesto fueron arrasados por la virulencia de las llamas.

La solución, quizás, debería estar enfocada al reciclaje, el cual podría suponer un ahorro de hasta 30 litros por neumático producido. La inversión inicial es mayor, pero a largo plazo, los beneficios serán mayores.