El artículo que estás a punto de leer puede que parezca un tanto sesgado, pero al menos te informamos de ello. Si eres de los que adora conducir, tenemos una buena noticia que darte. En cambio, si te parece que es una obligación el hecho de ponerte al volante para ir a la universidad o al trabajo a diario, este no será tu día.

La conducción autónoma es una tecnología que, desde hace varios años, se ha posicionado como una de las soluciones que podrían revolucionar el futuro de la movilidad. Tal y como te hemos contado en alguna que otra ocasión, esta solución innovadora nos robará el protagonismo de conducir, pero se hará desde el erario público con una finalidad; la reducción de los accidentes.

Un nuevo estudio sugiere que la carrera por la autonomía va más lenta de lo esperado

Muy a nuestro pesar agacharemos la cabeza y asimilaremos, hundidos en nuestra tristeza, que ya nunca podremos coger el coche y conducirlo por nosotros mismos. No obstante, y aquí el motivo de alegría, un nuevo estudio llevado a cabo en California ha afirmado que todavía no se ha alcanzado, ni siquiera, el 5 de autonomía en la conducción, el máximo.

¿Por qué deberíamos fiarnos y creer que no van de farol? Está realizado en el Estado de California, es decir, el paraíso del autopilotaje de vehículos. Tanto es así que es aquí donde tienen la residencia algunas de las empresas que más están invirtiendo en la innovación que cambiará para siempre nuestra forma de desplazarnos.

Así pues, ¿qué podemos destacar de un informe cuya principal conclusión radica en la imposibilidad de contar con soluciones a precios razonables en el corto y medio plazo?

La conducción autónoma podría estar sobrevalorada

Desde hace unos pocos años, parece que todo circula en torno a la conducción autónoma. Tesla, Waymo o Apple cada vez están destinando más fondos para lograr dar con un sistema capaz de autogestionar la conducción y trasladar, sin necesidad de ayuda por parte del conductor, a todos los pasajeros hasta la ubicación seleccionada.

Waymo se ha convertido en la principal compañía que envuelve a todo lo relacionado con la conducción autónoma. Clean Technica

¡Hasta ya están registrando pedidos de flotas para funcionar como taxis autónomos! ¿Estamos yendo demasiado deprisa? Un estudio elaborado por el Departamento de Vehículos Motorizados de California (DMV), ha informado sobre los retrasos que pronto se producirán en torno a la conducción autónoma.

La información suscita todavía desconfianza sobre el software. Esto es así, debido, principalmente, a la información recopilada por el ente público en relación al número de veces que se ha tenido que desconectar el piloto automático para corregir errores. Según se puede leer en el portal Híbridos y Eléctricos, este registro involucra a muchas empresas.

Waymo, una de las compañías más destacadas, registró un alto volumen de errores

Así pues, entre los resultados llama la atención el caso de Waymo, cuyo número de desacoplamientos, es decir, el número de ocasiones que tuvo que desconectarse el equipo autónomo, ascendía en 2017 a 178, es decir, una cada unos 1.600 kilómetros recorridos.

Cruise, la filial de General Motors, registró un total de 79 desacoplamientos por cada 1.600 kilómetros recorridos, un registro que mejora los número de la subsidiaria de Alphabet, pero que demuestran que todavía es una tecnología que requiere prestar atención a la carretera.

La conclusión es sencilla, todavía falta madurez tecnológica

El proyecto de la conducción autónoma estará listo en unos años, pero aún sigue siendo ineficaz bajo una serie de variables y escenarios. No obstante, teniendo en cuenta el fuerte crecimiento experimentado en los últimos años, todo parece indicar que los plazos se seguirán acortando de forma exponencial.

Del mismo modo, el interés por este mercado ha suscitado la entrada de nuevos fabricantes a nivel internacional. ¿Por qué podría ser el resultado de esta innovación lo más parecido a la gallina con los huevos de oro? Múltiples sectores se verían afectados por la introducción de la tecnología autónoma, cobrando por ello, por supuesto, la empresa desarrolladora del programa.

La conducción autónoma y las baterías de ion litio marcarán el futuro de la automoción

Sin lugar a dudas, esta investigación, junto a la que está produciéndose en torno a la de las baterías para el coche eléctrico, serán las que predominen en la industria durante los próximos años. Marcarán un antes y un después en la automoción y, por supuesto, estas mejoras serán palpables para todos nosotros al poco de convertirse en realidad.

Mientras todo ello llegue, aprovecha cada kilómetro que recorras al volante porque en un futuro, es muy importante que recuerdes todos esos momentos con nostalgia. ¿Crees que no será así? Espera unos años a ver cómo discurre todo lo relacionado con la autonomía en la conducción.