Porsche es uno de los fabricantes que más está apostando por la movilidad sostenible. Es cierto que todavía no ha implementado una motorización completamente eléctrica sobre ningún modelo de la gama, pero está en desarrollo el Taycan, la futura berlina premium que será rival del Tesla Model S. Aun así, ¿es ya a día de hoy uno de los fabricantes más destacados en la materia?

El mercado híbrido enchufable en el segmento del lujo es, sin lugar a dudas, propiedad de Porsche prácticamente en su totalidad. El fabricante se ha posicionado como el principal competidor que ha apostado por una tecnología que se sitúa a mitad entre la movilidad más lógica actual y la que tendrá un mayor peso en los próximos años.

Porsche pretende superar la red Supercharger de Tesla en el medio plazo

Este es, sin duda, el paso previo a la disposición de mecánicas completamente eléctricas. Ahora bien, ¿cómo podemos, entonces, anticipar que estamos ante un cambio en la dinámica estratégica de la empresa? Basta con ver cuáles son sus planes competitivos de medio plazo para saber que estamos ante una de la empresas que mejor se adaptará a las opciones puramente eléctricas.

Entre los proyectos que cuentan con un mayor presupuesto se encuentra la amplia red de recarga para coches eléctricos que está preparado Porsche. Desde hace un tiempo, el fabricante lleva insinuando que los modelos de la marca contarán con posibilidad de cargar hasta el 80% de la capacidad de las baterías en apenas un cuarto de hora.

Esto, como es lógico, solo será aplicando una importante potencia en relación con la transferencia de energía entre la posta de carga y el coche eléctrico. La firma asegura que dispondrá de un sistema de hasta 800 voltios de energía, el cual tendrá una potencia que se situaría en torno a 350 kW. Para hacernos una idea, la red Supercharger de Tesla transfiere a 120 kW.

Copiar la estrategia de Tesla no saldrá gratis para Porsche

La firma de coches eléctricos más laureada de la historia cuenta con unas economías de escala que le están permitiendo incrementar el número de postas de carga eléctrica. En el caso de Porsche, esto no se ha producido todavía, lo cual dará lugar a unos costes que serán muy altos en relación con lo que supondrá la movilidad eléctrica al conjunto de la firma.

Porsche es uno de los fabricantes que más ha apostado por la movilidad basada en la tecnología híbrida enchufable. Porsche

Según se puede leer en el artículo elaborado por Autonews, Porsche podría incrementar hasta las 700 postas de carga rápida en su primera fase de estandarización. No obstante, todavía es pronto para asegurar que se materializarán todos los puntos indicados. Lo que sí se está manejando es el precio que tendrá cada una de las estaciones que se está barajando.

Cada posta de carga de Porsche tendrá un precio muy alto en relación con la competencia

Al parecer, el precio para los minoristas estará situado entre los 300.000 y los 400.000 dólares, una cuantía que muy difícilmente será devuelta en términos de uso. ¿Es este el futuro que se le presenta a una compañía que apostará por los coches eléctricos desde una perspectiva premium? Las dudas ya han comenzado a florecer por la competitividad que tiene ante si el modelo de Porsche.

¿Compensa al fabricante contar con una potencia que permita ser líder en cuanto a carga de coches eléctricos a un precio tan disparatado? Este debate se producirá en menos de 2 años, momento en que tendrá lugar la puesta en escena del Taycan.

La encrucijada que pasa por la mecánica eléctrica y la ecomovilidad

Porsche, como ya ocurre con otros fabricantes, está pensando cómo hacer efectivo el desembarco de la movilidad eléctrica. El proyecto que dará forma al Taycan ya está en una de las últimas fases de desarrollo. No obstante, esto no es más que el principio de una nueva etapa en la que la mayor parte de la inversión se dirigirá a la mejora de baterías y sistema de carga.

El Porsche Taycan está en una de las últimas fases de desarrollo. The Drive

Porsche invertirá, según se puede leer en el portal citado anteriormente, hasta unos 6.000 millones de euros de aquí a 2022, un presupuesto en el que ya están incluida la cuantía que irá destinada a la producción y culminación del Taycan. La berlina premium de la firma tendrá como principal aliciente su sistema de carga rápida, una cualidad que no resultará barata a Porsche.

Habrá que esperar todavía unos meses para saber si el fabricante de Stuttgart dispone de un as bajo la manga que permita una reducción exponencial de los costes de implementación de su red de carga rápida. Al fin y al cabo, será su principal seña de identidad para reducir las ventas del Model S, la berlina de representación sostenible que se reparte el mercado en su totalidad.