El Nissan LEAF de primera generación estuvo presente en el mercado durante nada más y nada menos que 7 años. En todo este tiempo, podemos decir que ha sido el modelo eléctrico más vendido de la historia, debido, principalmente, por su valentía, disponer de un precio no mucho mayor que el segmento al que pertenece y su fiabilidad.

Como es lógico, y aquí coincide la gran mayoría del público, no es el automóvil con mejor acabado estético. En 2008 y 2009, años en los que se pulió la imagen que tendría cuando fuese puesto en el mercado, restar resistencia aerodinámica era uno de los puntos más difíciles de conseguir. Su concepción eléctrica, entre otros motivos, no llamó la atención por este tipo de detalles.

El principal problema del primer Nissan LEAF fue su estética controvertida

Observando qué es lo que ocurre en el mercado, es fácil destacar que el consumidor busca eficiencia y, además, un bonito diseño. Así pues, el coche eléctrico no debe contar con una imagen demasiado chocante, ya que el público no está preparado para ello.

En Nissan lo sabían y, por ello, esta segunda generación del LEAF mantiene la nueva línea característica de los modelos de la firma. Así pues, podemos comprobar cómo sigue la estela, por ejemplo, del Micra de nueva factura, adaptando su estilo a las obligaciones que todo eléctrico debe cubrir.

Acaba de entrar en la cadena de producción esta segunda generación, por lo que se espera que las primeras unidades sean entregadas en el próximo mes de enero. Es un modelo que está llamado a revolucionar la conducción alternativa, por lo que aquí tienes algunas de sus cualidades más representativas.

Alcanzar el éxito sin penalizar la imagen exterior

El nuevo Nissan LEAF 2018 es un automóvil perteneciente al segmento de los compactos. Actualmente, su mayor competencia por concepto podría tener al Renault ZOE y al Chevrolet Bolt como principales integrantes, pero la tradición de este modelo parecen ser su principal ventaja.

El Nissan LEAF ha dado un giro de 180° respecto al modelo de primera generación. Car and Driver

Al ser un vehículo derivado de otra generación, se ha hecho especial énfasis en mejorar aquellos defectos que más tuvieron lugar a lo largo de los 7 años que estuvo este en el mercado. De esta forma, tanto a nivel de conectividad, como calidad de baterías o, incluso, eficiencia de las mismas, el nuevo LEAF parece ser un coche eléctrico reconstruido para mejorar en todos los apartados.

Así pues, comencemos por lo que, a priori, es el talón de Aquiles de cualquier coche eléctrico, su autonomía y prestaciones. El Nissan LEAF dispone de una motorización que eleva su potencia hasta los 147 CV, o lo que es lo mismo, 110 kW, lo cual supone un incremento de 38 CV respecto de la generación anterior.

El nuevo Nissan LEAF promete unos 378 kilómetros de autonomía teóricos

Del mismo modo, sus baterías ofrecen ahora un total de 378 kilómetros en ciclo NEDC, el organismo europeo que calcula los datos técnicos y que, por lo general, suele ser muy optimista. Sí, lo lógico es pensar que habrá que reducir unos kilómetros su autonomía real.

Continuando con el apartado sobre el que hay que realizar un mayor énfasis, según se puede leer en Jalopnik, el Nissan LEAF de nueva generación dispondrá a lo largo de 2018 de otra versión que podría superar los 400 kilómetros de autonomía con cada ciclo de carga. Pese a ello, aún no se saben datos oficiales al respecto.

Qué hay que destacar del nuevo superventas de Nissan

Sí, hay que denominado superventas, al menos dentro del mercado alternativo. Este concepto llega para seguir siendo imbatible, pero para ello, en Japón sabía que tenían que actualizar gran parte de sus soluciones tecnológicas y niveles de equipamiento.

El nuevo Nissan LEAF ofrece soluciones tecnológicas adecuadas para competir durante los próximos 5 años. NetCarShow.com

Es cierto que el modelo al que precede sufrió un restyle que lo adecuó parcialmente, pero ahora que ofrecían un cambio completamente disruptivo sabían que tenía que agregar todo lo referente al nuevo mercado que se abre.

Así pues, el nuevo coche eléctrico de Nissan dispone del llamado e-Pedal, una función que permite gestionar el acelerador y el freno con un solo pedal. Al principio requiere práctica, pero después es muy cómodo para circular tanto en carretera como por un entorno más urbano.

El ProPILOT Assist es la propia versión de Nissan del Autopilot de Tesla

Por otro lado, no podemos cerrar el artículo sin hacer mención del sistema ProPILOT Assist, una solución semiautónoma que permite una mayor libertad de movimiento al conductor. Se cree que un futuro restyle podría incrementar las funciones de piloto automático de esta generación, lo cual incrementaría el nivel de autonomía del vehículo.

Como es lógico, también habría que destacar un nuevo sistema multimedia, la disposición de sistemas de cámaras para mejorar la experiencia en el aparcamiento o la inclusión de una pantalla de mayor factura desde la que se gestionan todas las soluciones destinadas al confort.