Noruega se ha convertido en un ejemplo que, de confirmarse la llegada en masa del coche eléctrico y la movilidad alternativa al uso de materias fósiles derivadas del petróleo, se estudiará en las principales academias del mundo. En el pasado, te mostramos por qué habían optado por renunciar a sus reservas del comúnmente denominado ‘oro negro’.

A comienzos de 2018, hemos sabido que ya se venden más coches eléctricos e híbridos que aquellos que disponen de una mecánica tradicional. ¿Han elegido la política correcta para basar su movilidad durante los próximos años? Lo cierto es que esta posición fue muy arriesgada ante la posibilidad de que surgiese otra alternativa más eficiente.

Invertir en mejorar la infraestructura tendrá implicaciones en la competitividad

Ahora, tras años subvencionando la compra de coches con bajas o nulas emisiones contaminantes, la Administración ha comenzado a interesarse por la reducción del coste energético del país. Haciendo un rápido estudio se ha detectado que está produciéndose un importante despilfarro en la red eléctrica.

De hecho, esto mismo ocurre en el resto del mundo. ¿Por qué las autovías deben contar con iluminación continua a sabiendas que no está circulando un automóvil? A altas horas de la madrugada es posible que no discurra ningún vehículo, ¿por qué mantener iluminada la vía?

Noruega, tal y como destaca el amante de la conducción eléctrica y youtuber, Bjørn Nyland, podría haber comenzado a modificar su apuesta por el ahorro energético en la iluminación de sus vías primarias y secundarias. ¿Cuál es la prueba? A finales de 2017, el propio Bjørn Nyland, residente en el país escandinavo, ofreció unas imágenes que demostraban lo que a continuación se detalla.

La iluminación inteligente, el próximo paso de la movilidad eficiente

Cada año, el despilfarro energético provoca, entre otros problemas, un coste de oportunidad de la inversión perdida por parte de las arcas públicas y un sobrecoste de la factura de la luz. ¿Cómo solucionarlo? Entre muchas otras soluciones, una mejora de la gestión de la red pública es algo que podría tener mucho camino, tal y como comprobarás ahora.

Las imágenes fueron publicadas por el youtuber y propietario de un Tesla Model X, Bjørn Nyland. Este seguidor de la firma nos tiene acostumbrados a vídeos en los que pone a prueba las cualidades de las mecánicas eléctricas, especialmente las desarrolladas por el fabricante de Palo Alto.

En esta ocasión, no obstante, trató de mostrar cómo una mejor gestión de la iluminación podría ser una inversión a medio plazo para los principales países desarrollados. Al ser un bien público, muchas carreteras, pese a contar con una afluencia más bien escasa, disponen de toda una red de farolas que, en el mejor de los casos, suele contar con más de una década de vida.

Unos sensores son capaces de predecir cuándo se debe encender y apagar las luces

Este sistema está provocando que que cada año estén pagándose precios disparatados para poder garantizar la seguridad, principalmente, de las vías secundarias. La inclusión de fotocélulas capaces de registrar el movimiento de los vehículos permite continuar disponiendo de una iluminación acorde a las condiciones de la carretera sin malgastar energía.

De hecho, este tipo de soluciones suele incluir la sustitución de los halógenos tradicionales por otros con una tonalidad más fría, los cuales disponen de una mejor iluminación. Es cierto que supone una inversión en el corto plazo, pero el retorno de la misma garantizará una mejora de la competitividad a medio plazo.

Una solución que daría pistas a los conductores

Puede parecer una anécdota menor, pero la posibilidad de incluir esta tecnología podría permitir una mejora de la seguridad de los usuarios de la vía. En cierto sentido, sería extraño que peatones recorriesen las carreteras secundarias como la descrita en la imagen anterior, pero en caso de producirse de noche, esto permitiría que el conductor les detectase a distancia.

En Noruega, se está haciendo un fuerte impulso por las tecnologías eléctricas en la movilidad. Edición Motor El País

Del mismo modo ocurriría con el trasiego de animales en aquellas vías de montaña en las que no es extraño cruzarse con un ciervo o un jabalí, entre otros muchos animales. Del mismo modo, este sistema permitiría contar con un mayor margen de tiempo, aunque fuesen unos pocos segundos, para evitar alcances con automóviles que circulasen en el mismo sentido a una velocidad mucho menor.

El coste de sustituir toda la red de iluminación supondrá un fuerte sacrificio económico

Así pues, parecen solo haber ventajas. ¿Cuál es el único problema? El precio. Cambiar una red completa de iluminación puede ascender la factura a miles de millones de euros, unas cifras muy notables. De hecho, más aún cuando hay que esperar unos años para poder contemplar los retornos de la inversión.

Noruega, no obstante, está inmersa en un plan para deshacerse de sus reservas de petróleo e invertir los beneficios para garantizarse la disrupción eléctrica que ya ha comenzado. Este tipo de soluciones, pues, parecen estar integradas en un plan para rentabilizar la conversión que está produciéndose ya a día de hoy en el país escandinavo.