La contaminación, en los últimos años, ha puesto en jaque el bienestar de la población que vive en las concentraciones urbanas. La calidad del aire se ha visto deteriorada por el incremento del tráfico, así como por el elevado número número de mecánicas diésel, las más perjudiciales para el ser humano.

Ahora bien, ¿deberían realizarse restricciones para todos los vehículos por igual? Lo cierto es que los automóviles híbridos y eléctricos han conseguido, por el momento, pasar desapercibidas ante los planes de acción llevados a cabo por los órganos públicos. Sin embargo, los vehículos de gran tonelaje y aquellos con motorizaciones tradicionales son los más perseguidos.

La cadena de valor tiene el transporte como uno de los factores determinantes

En el primero de los casos, esto puede tener una fuerte repercusión sobre el comercio. La logística es un factor muy importante en la cadena de valor de cualquier producto, por lo que las restricciones pueden desencadenar desabastecimiento y, por supuesto, incrementos en los precios.

Volvo, a sabiendas que uno de sus pilares está relacionado con el transporte de mercancías, ha decidido diseñar una estrategia para que la división ‘Trucks’ siga siendo disponiendo de un papel fundamental en la empresa propiedad del grupo Geely. ¿Cómo lo esperan conseguir? El mercado eléctrico se acaba de anteponer como la alternativa más destacada para salvaguardar un negocio crítico.

Teniendo en cuenta cómo otras compañías como Tesla han pronosticado ya un cambio de tendencia, todo parece indicar que 2019 será el año de la revolución eléctrica en el mercado del camión y entrega de paquetería en general. ¿Veremos los menores costes de producto reflejados en una disminución del precio? A tenor por el incremento de la competencia, no debería parecer extraño.

La estrategia de Volvo para revolucionar el transporte sostenible

Los actuales camiones y furgonetas de reparto, salvo unas pocas excepciones, no basan su diferenciación en el **nivel de emisiones de contaminación. El segmento de la logística busca mejorar la capacidad para transportar más en cada trayecto, es decir, optimizar el espacio.

Volvo prevé producir camiones eléctricos en 2019. Green Car Congress

No obstante, la imposición de restricciones al tráfico está provocando que las compañías que compiten en el mercado del transporte estén comenzando a ofrecer variantes más ecológicas y sostenibles. En plan de Volvo, siguiendo esta línea, podría virar hacia las alternativas como el Tesla Semi, EinRide o Cummins. ¿Cuándo veremos este tipo de transporte en nuestras carreteras?

La empresa de origen sueco ha trazado una estrategia que pasa por el desempeño de mecánicas eléctricas, basando un plan de acción para aprovechar la limitada autonomía que aún a día a día tienen.

Las entregas de mercancías en horario nocturno mejoran la productividad

Tal y como se puede leer en InsideEVs, un estudio realizado en Estocolmo (Suecia), ha propuesto que el transporte ecológico puede llegar a ser eficiente si se realiza en un determinado horario. Al parecer, las horas de madrugada, se pudo demostrar, que eran las mejores para realizar las descargas de mercancía.

Este cambio en la modalidad de reparto provocó, tal y como desvelaba el estudio, que las entregas podían completarse en un tercio del tiempo empleado si se repetía el mismo proceso durante del día. De hecho, la principal implicación es que bajo estas condiciones los camiones y furgonetas eléctricos podían contar con la autonomía suficiente.

Volvo cree que sus camiones eléctricos llegarán en 2019

Existen variantes mecánicas híbridas y eléctricas, pero la gran mayoría de los fabricantes tradicionales todavía no han conseguido dar con la tecla para ofrecer ellos también este tipo de variantes. ¿Estamos a las puertas de que se produzca en este mercado la revolución alternativa?

Volvo ha prestado especial atención a la aerodinámica en sus últimos modelos. Actualidad Motor

El camión eléctrico será una alternativa viable cuando se cumpla, al menos, uno de los dos requisitos siguientes. Por un lado, la tecnología debería ofrecer autonomías mucho más generosas, más aún cuando se deben transportar volúmenes grandes de carga. Por otro lado, sería necesario fijar puntos de recarga que fuesen más precisos y redujesen el tiempo de espera.

Volvo dará el paso eléctrico definitivo en la división de camiones en 2019

Solo así se podría conseguir que la logística siguiese funcionando y mejorando la competitividad de las compañías a través de la reducción del coste de producción. Volvo quiere ser partícipe de esta nueva generación de camiones, pero deberá potenciar la división Trucks para adelantarse a la competencia.

No obstante, la conducción eléctrica ya se ha posicionado como la principal variante para sustituir las mecánicas tradicionales, por mucho que se empeñen en el sector en mantener las motorizaciones de combustión interna.