Los coches eléctricos serán la tónica general en el medio y largo plazo, pero lo cierto es que todavía no se tiene una competencia en todos y cada uno de los segmentos disponibles. La baja competitividad de esta tecnología en relación con el precio, provoca que todavía sea difícil compartir mercado con modelos tradicionales.

Estas barreras, al mismo tiempo que comiencen a introducirse novedades en referencia a las baterías, se producirá una convergencia entre el precio de las diferentes tecnologías disponibles. Pese a ello, aún es pronto garantizar que el coche eléctrico podrá liderar todos y cada uno de los mercados en los que compita en el futuro.

La concepción eléctrica en la automoción ofrecerá dotes de conducción offroad

Siguiendo este hilo, el campo de los vehículos destinados al transporte fuera del asfalto podría ser uno de los que menos peso tendría. La demanda de este tipo de carrocería no es tan alta como para asegurarse una cuota de mercado amplia, pero lo cierto es que en el medio plazo se contará con diferentes alternativas sin emisiones contaminantes.

El mejor ejemplo para explicar este fenómeno nos lo muestra el Bollinger B1, una alternativa completamente eléctrica que no difiere apenas de las características que debe reunir un todoterreno puro tradicional. Buenos ángulos de carrocería para sortear obstáculos es la premisa de la que se partió para desarrollar un concepto completamente alternativo.

Sin embargo, si hay un modelo que ya ha demostrado sus dotes en este sentido, pese a haber nacido para otros fines, ese es el Tesla Model X, un crossover que cuenta con toda una pila de características que lo convierten en un serio candidato para su desempeño en pistas y barrizales. Es más, remolcar un avión de 117 toneladas, tal y como ha realizado recientemente, es el mejor ejemplo para constatarlo.

Un Tesla Model X con botas de montaña

Una compañía productora de neumáticos acaba de producir un nuevo juego especialmente pensado para el Tesla Model X. ¿Por qué se ha decidido producir unas gomas con tacos expresamente para este modelo? Sus cualidades fuera del asfalto es lo que ha incentivado la inclusión de esta tecnología en el ámbito de la movilidad.

Delta 4×4, así se denominada la empresa que ha decidido dotar un extra de emoción aventurera a aquellos propietarios que se atrevan a sacar fuera del asfalto a sus crossovers eléctricos de más de 100.000 dólares. ¿Podrán salir indemnes de las inclemencias del terreno? Hasta ahora, una de las penalizaciones del Model X en terrenos embarrados, se debía a sus neumáticos.

Delta 4×4 ha proporcionado un juego de neumáticos para la conducción off road

Con esta solución, tal y como se puede leer en Electrek, el coche eléctrico ofrecerá un desempeño más eficiente en pistas y terrenos imposibles para la mayoría de los automóviles convencionales. ¿Es esta la prueba definitiva de por qué el Model X es el vehículo más completo del mundo?

Es la opción más pesada del fabricante, ya que supera alegremente las 2 toneladas de peso. Aun así, llama la atención cómo la disposición del par máximo desde los primeros compases de la aceleración le permiten alcanzar altas velocidades en unos pocos segundos. De igual modo, se puede aprovechar tal fuerza para superar obstáculos en conducción offroad.

Un rendimiento garantizado gracias a sus dimensiones

La llanta del crossover más llamativo de la familia eléctrica dispone de unas medidas que requieren conjuntos especialmente diseñados para asegurar la eficiencia. ¿Qué es lo que ha tenido que producir el fabricante alemán para dar con una propuesta que se adapte al rendimiento que todo propietario de un Model X podría desear?

Un distribuidor de ruedas todoterreno ha ofrecido un conjunto preparado especialmente para el Model X. Autoblog

Esta compañía ha ofrecido una solución con unas medidas 265/45×20, las cuales se comercializarán a un precio de 3.900 euros cada uno de los juegos de 4 unidades. Estamos ante una opción que será un capricho para el cliente de la marca, pero lo cierto es que la tecnología que incorpora mejorará notablemente el transcurso de la aventura por las pistas y terrenos empantanados.

La suspensión neumática contribuirá a la conducción off road

De hecho, el fabricante de Palo Alto contribuirá a una mejora de las capacidades gracias al sistema de suspensión neumático, una de las soluciones más llamativas que ofrecen los diversos modelos que la firma comercializa.

Habrá que esperar para ver cuándo comienzan las primeras entregas de neumáticos, momento que servirá para comprobar si los tradicionales clientes del Model X adquirieron el vehículo con miras a la práctica de la conducción por pistas y senderos. No obstante, es importante destacar que su principal ecosistema seguirá siendo, pese a todo, la carretera.