El menor gasto en combustible y su contribución en la sostenibilidad se ha convertido en una de las apuestas más importantes de los fabricantes. ¿Quién iba a imaginar que veríamos un automóvil con el logotipo de Land Rover con una versión híbrida? El mercado está cambiando y los consumidores cada vez demandan este tipo de propuestas.

Ya no se trata del precio. Es importante destacar que el Range Rover Sport parte en mercados como el español desde los 71.100 euros, según la propia web del fabricante. En este segmento, ¿hay algún potencial comprador de este tipo de producto que busca una versión híbrida para ahorrar en combustible?

El coche híbrido es el paso previo para atreverse con lo eléctrico

La hibridación ha escalado un paso, convirtiéndose en una alternativa diferencial para un público cada vez más concienciado con el medio ambiente. En la actualidad podría ser, quizás, la versión más lógica para aquellos que no se atreven todavía con un eléctrico puro.

Ahora bien, a sabiendas que la tecnología eléctrica no es del todo eficiente en algunos aspectos, hay que buscar otras vías para ahorrar combustible. Una de ellas ha sido desarrollada íntegramente por Land Rover y consiste, básicamente, en seguir una ruta que permita reducir el consumo a través del GPS integrado.

¿Dónde han quedado modelos como el Santana o Defender? ¡Hasta el mercado más todoterreno apuesta por la sostenibilidad! Sistemas como el PEO sirven, por supuesto, para contribuir a una mejora de la eficiencia en el corto plazo.

La recomendación del coche no falla, ahorrarás en combustible

Hasta lo que todos conocíamos, podíamos incluir una dirección de destino para que el GPS nos guiase automáticamente. Tan solo había que seguir la dirección que nos guiaba para llegar al lugar indicado. En algunos modelos más sofisticados, ¡ni siquiera es necesario escribir! Desde el móvil, o por reconocimiento de voz, se podría insertar la dirección.

Sin embargo, algo está cambiando en la industria. El Autopilot, por ejemplo, es una de las alternativas de conducción autónoma más eficientes. Aun así, sin llegar a ese nivel, ¿se te ocurre cómo podría un sistema de inteligencia artificial hacernos ahorrar dinero?

El Range Rover Sport PHEV es la primera alternativa híbrida de Land Rover en su historia. Highmotor

El nuevo Range Rover incorpora el conocido como Función de Optimización de Energía Predictiva (PEO), tal y como destaca Land Rover. Esto no es más que la aplicación selectiva de ruta que escoge la alternativa más eficiente para nuestra cartera. Es un producto diseñado para hacer más cómodos nuestros viajes y, de paso, aprovechar para tomarnos un café con el ahorro.

El software que incorpora la versión más lujosa de la firma británica es capaz de decidir, a través de una serie de parámetros, cuál es la ruta más ventajosa desde el punto de vista del consumo de carburante. Es cierto que también estará disponible sobre su versión híbrida enchufable, pero, ¿acaso existe alguna incompatibilidad?

Cómo es capaz de calcular al milímetro la ruta más eficiente

El sistema PEO, trabajando conjuntamente con la opción Parallel Hybrid (modo en el que el motor de combustión interna trabaja conjuntamente con el eléctrico), puede hacer que el todoterreno consuma como un mechero. No parecerá, en absoluto, que se está conduciendo un coche con más de 400 CV y más de 2 toneladas de peso en vacío.

La versión híbrida enchufable del Range Rover Sport ha demostrado su valía en la conducción off road. Slash Gear

Y te preguntarás, ¿esto no es lo que otros fabricantes ya producen? ¡Hasta el mismísimo Google Maps nos advierte del tráfico recomendando otra ruta! Este sistema, según el portal especializado Coches.net, presenta una nueva variable que denota lo serios que se han puesto en Reino Unido con la eficiencia en el consumo.

La peculiaridad del PEO consiste, básicamente, en la introducción de la variable altitud en la ecuación del ahorro de combustible. Esto permite detectar posibles ascensos que requieren un mayor par y dificultades en el terreno.

Las pendientes provocan que los coches consuman más combustible

A fin de cuentas, este tipo de adversidades y desniveles del terreno pueden provocar que lo que parecía la ruta más lógica desde el punto de vista del consumo se convirtiese en la menos recomendable al incluir la pendiente. Al fin y al cabo, no todo se vale en calcular la distancia o la afluencia del tráfico.

Land Rover, de esta forma, ha presentado una innovación dirigida principalmente para aquellos lugares fuera de los núcleos poblacionales. Es posible que, dada una intersección en una zona forestal, se deba elegir entre varios caminos sin asfaltar. ¿Cuál de ellos escoger? Quizás, la opción más práctica para herramientas como la de Google, sería la aparentemente más corta.

En cambio, la diseñada por Land Rover, al incluir las imperfecciones del terreno, podría ofrecer una ruta diferente, más lógica desde el punto de vista del consumo. ¿Acabarán las aplicaciones incluyendo esta medida para favorecer un resultado más efectivo? Al parecer, Land Rover ha dado en la clave.