Las mecánicas eléctricas llevan un tiempo con nosotros, pero es ahora cuando de verdad disponen de los recursos necesarios para formar parte de la movilidad del futuro. Esta tecnología está predestinada a formar parte de la automoción en los próximos años. Sin embargo, su desarrollo está encontrándose dificultades por el camino.

La primera de ellas está relacionada con la propia opinión del consumidor respecto a la conducción alternativa. Los mantras de esta modalidad siguen presentes para buena parte de la sociedad y, seamos sinceros, esto no ayuda a que se produzca un auge de su consumo.

Varios son los proyectos encaminados a ofrecer redes de suministro eléctrico para la movilidad

Quizás, lo que se requiere es que la oferta de vehículos eléctricos crezca a pasos agigantados en el corto plazo. Esto no ocurrirá, ya que las empresas han fijado sus plazos de acción para dentro de un par de años. No obstante, ello no quiere decir que la movilidad eléctrica se haya estancado. Buena prueba de ello son programas como el Ionity o el desarrollado por E.ON.

Del mismo modo, los fabricantes están llevando a cabo programas de investigación para competir con todas las garantías cuando se lancen a la conquista del mercado eléctrico. Buena prueba de ello es la tecnología en la que está trabajando Audi y que ha denominado Smart Energy Network. Con esta propuesta, pretende conseguir una mayor eficiencia en la gestión de la electricidad.

Según se ha podido saber gracias a Electrek, esta innovación podría comenzar a probarse en los próximos meses, lo cual significa que es un proyecto dirigido especialmente por y para la conducción eléctrica de los próximos años. ¿Cómo será la alternativa a la gestión del curso energético de Tesla? Veámoslo.

El programa Smart Energy Network para competir con Tesla

Este servicio tiene como principal aliciente la búsqueda está ya siendo probado en Zurich por una serie de vecinos para poder observar los beneficios que aporta y las mejoras que se podrían introducir conforme vaya sucediéndose el proyecto.

El A3 E-tron es la alternativa eléctrica de Audi para el segmento compacto. Cartype.com

Según se puede leer en el medio citado, está siendo probada una apuesta que combinaría las ventajas de la tecnología V2G con la mejora de la eficiencia de la obtención energética. De hecho, se ha introducido en la ecuación la inclusión de la energía fotovoltaica como fuente primordial para abastecer el transporte.

Y te preguntarás, ¿qué es la tecnología V2G? En el futuro, los coches eléctricos servirán como baterías de almacenamiento de energía. Con ellas, se podrá dar cobertura y suministro al hogar, por lo que será un canal más para ahorrar en nuestra factura de la luz.

La principal diferencia introducida por Audi respecto a otros sistemas como los diseñados por Tesla o Nissan consiste en la adición de la empresa suministradora de electricidad como componente de la ecuación. Hagen Seifert, el director del área de recursos sostenibles de Audi, ha querido mostrar el punto de vista de la compañía.

Estamos estudiando la movilidad eléctrica en el contexto de un sistema global de suministro de energía que se basa cada vez más en las energías renovables. Estamos jugando un papel pionero,lo que permite a los productores alimentar de energía a la red como parte de un proyecto piloto. Eso también es posible por primera vez en el hogar, lo que ayuda a equilibrar toda la red de suministro eléctrico.

La Smart Energy Network de Audi está todavía en una primera fase de desarrollo, pero se cree que la intención de la compañía en el medio plazo es la inclusión de esta solución en el medio plazo para el público general.

Un entorno más sostenible en el que se podrá ahorrar

El coche eléctrico, además de contaminar menos, ser más eficiente y dotar al propietario de un mayor margen por kilómetro recorrido, podrá reducir aún más la factura de la luz. La tecnología V2G será el pilar fundamental que se obtendrá tras la estandarización del coche eléctrico, pero todavía es pronto para anticipar este tipo de movimientos.

El punto de carga del Audi A3 e-tron está muy bien disimulado en la parrilla de la parte delantera. Conduce tu ciudad

La compañía de los 4 aros tiene un fuerte compromiso en materia eléctrica, y buena prueba de ellos son sus planes estratégicos para los próximos años. Siguiendo la tónica de otra de las filiales del grupo Volkswagen con la línea I.D, se puede anticipar que en los próximos años se verán nuevos proyectos en Audi para dotar de tecnología de última generación en materia eléctrica.

La inversión en diésel ha lastrado la introducción del coche eléctrico en el mercado

Quizás, la única nota negativa está fuertemente relacionada con el incremento de la inversión en mecánicas diésel durante los años anteriores. Será difícil recuperar lo presupuestado para la mejora de las emisiones, por lo que se espera que en los próximos meses se prefiera dar salida a motorizaciones tradicionales.

Sea como fuere, nadie duda de que el grupo Volkswagen, con Audi como motor en el segmento premium, contará con un fuerte liderazgo en la movilidad que se nos echa encima. ¿Estamos a punto de ver una electrificación masiva en el corto plazo? Los primeros años de la década de 2020 serán cruciales al respecto.