El Tesla Model S revolucionó la industria del automóvil cuando llegó al mercado en el año en 2012. Se anunciaba como un coche eléctrico que podría hacernos olvidar el paso por la gasolinera para siempre. Algo más de 5 años más tarde, podemos afirmar que este fue el verdadero germen de la movilidad alternativa actual.

Es cierto que hubo otros precursores como el Peugeot iON o el Nissan LEAF, considerado como el que cuenta con mayor número de ventas en este segmento, pero el Model S sirvió para que el coche eléctrico consiguiese un status equiparable a un vehículo con motor de combustión interna.

El Tesla Model S revolucionó el mercado de la automoción tras su presentación

Durante su presentación y las semanas siguientes a la misma surgieron muchas preguntas sobre el coche que ya se había perfilado como el verdadero propulsor de las tecnologías disruptivas del sector. La pantalla de gigantescas proporciones, la autonomía que tenía con cada ciclo de carga o el sistema interactivo de infoentretenimiento fueron algunas de sus características más destacadas.

No obstante, mucho se habló de la polémica que suscitó la tenencia de una posible tercera línea de asientos. Esta opción estaba basada, tal y como podrás ver a continuación, en la agregación de 2 asientos colocados contrariamente al sentido de la conducción. De hecho, lo que más llamaba la atención es que estaban especialmente diseñados para niños.

Hubo muchos que se preocuparon por las consecuencias que podría haber en accidentes producidos por alcances. No obstante, los organismos de seguridad dejaron claro que la seguridad de esta solución cumplía con la legislación vigente. Ahora bien, ¿cuál es el problema ahora? El aire acondicionado apenas llega a esta tercera fila. ¿Solución? Nos la da el propio Elon Musk.

Una tercera fila de asientos que parece un horno

Los niños, un colectivo especialmente vulnerable, es uno de los que sale peor parado por soluciones como esta. Sí, el Model S ofrece disponibilidad para hasta 7 ocupantes, pero la falta de aire acondicionado en este último recoveco ha hecho saltar todas las alarmas.

El Tesla Model S revolucionó la industria de la automoción en 2012. Keddr.com

Tal y como se puede apreciar en la imagen, un niño puede ir perfectamente integrado en esta fila de asientos. El espacio disponible es suficiente para que vaya cómodo, incluidas sus piernas por contar con una mayor profundidad el suelo. Ahora bien, ¿cuál es el problema? Esto es lo que nos puede contar el portal Teslarati.com.

La disposición del circuito del aire acondicionado no prevé salidas en esta zona, por lo que la temperatura en este espacio siempre será mayor que en la parte delantera. Si a ello le sumamos que tras la luna trasera los rayos del sol penetran con una mayor intensidad, tenemos como resultado un ambiente sobrecargado. ¿Solución? Nos la plantea el propio Elon Musk.

Si hay alguien en la tercera fila, apague la recirculación de aire. El enfriamiento de la tercera fila ocurre cuando el aire ingresa desde el frente y sale por los orificios de ventilación del paragolpes trasero.

La conclusión del magnate sudafricano, a falta de una futura actualización del Model S, es desconectar la función que vuelve a aspirar el aire que permanece en el habitáculo. ¿Estamos ante un parche que funciona o una solución de improvisto?

Una idea pensada sobre la marcha

La inclusión de una tercera fila de asientos responde a una disposición efectiva solo posible en las mecánicas eléctricas. El sistema alternativo que emplea Tesla le permite contar con mucha flexibilidad a la hora de adecuar el interior del habitáculo. Esto, una vez comenzado el proyecto, les permitió a diseñadores e ingenieros acoplar una tercera línea de asientos.

La tercera fila de asientos está pensada para ofrecer un servicio solo en determinadas ocasiones. Coches.net

Esto es lo que se puede intuir tras conocer cómo el circuito de refrigeración del aire no cuenta con soluciones en una ubicación muy específica de generación de calor. No obstante, no sería de extrañar que en una futura generación del Model S se decida eliminar esta tercera fila o mejorando el sistema de aire acondicionado.

El lanzamiento del Model X podría poner en peligro la tercera fila de asientos

Ahora bien, ¿por qué podría dominar la primera de las soluciones? Es muy importante destacar que esta solución se pensó cuando todavía no estaba en plantilla el Model X, un crossover que cuenta con una tercera fila de asientos con posibilidad de dar cabida a 2 adultos de tamaño medio.

Observando el diseño exterior y el precio de ambos modelos y el precio de ambos, esta opción deja de tener sentido. De hecho, a menos que el cliente sea un maniático de los sedanes y estar en contra del mercado SUV, si tuviese que dispone de 7 plazas iría descaradamente a por el modelo popularizado en 2016.