Tesla, pese a que parece ser un fabricante asentado en el mercado desde hace varias décadas, lo cierto es que solamente lleva compitiendo en la automoción desde el año 2012. Es cierto que la firma liderada por Elon Musk lanzó un modelo en 2008, pero su producción fue residual en relación a lo que se ha convertido la compañía.

El Roadster de primera generación, el mismo que el propio magnate sudafricano decidió enviar al espacio hace unos días a bordo del Falcon Heavy, plantó la semilla de lo que hoy es la compañía de coches eléctricos más puntera del mercado. No solo en tecnología eléctrica, sino también en conducción autónoma, seguridad o innovación con sus sistemas de infoentretenimiento.

Tesla es uno de los factores que más ha promovido la conducción eléctrica

¿Es Tesla la clave de la disrupción que está produciéndose en la movilidad actual? Todavía deben cumplirse una serie de requisitos para catalogar así a la firma con sede en California, pero todo nos hace pensar que, de continuar esta tendencia, seguirá contando con una fuente de ventaja competitiva casi monopolística.

Ahora bien, para poder contrastar los registros que está batiendo en diferentes apartados, tanto a nivel de industria como por segmentos analizados, es importante echar una mirada atrás para comprobar cómo se ha gestado el liderazgo absoluto en el mercado eléctrico. Así pues, aprovechando que la firma ha logrado producir 300.000 automóviles, qué mejor momento para hacerlo.

No ha sido fácil, ni muchos menos, pero así nos lo ha parecido por lo sencillo que nos lo han hecho ver. Sabíamos que las mecánicas eléctricas son más eficientes, pero Tesla ha sabido hacer esta realidad algo terrenal y palpable para el consumidor, algo vital para poder introducir una variante alternativa en un mercado enquilosado durante años en las mecánicas tradicionales.

Un repaso a la producción de Tesla en el mercado mundial

Tesla comenzó fuerte, según podrás comprobar en el gráfico que se muestra a continuación. Gracias al portal Electrek se puede ver cómo se han producido las entregas de unidades desde que la factoría de Freemont comenzó a trabajar a destajo para atender los pedidos en formato trimestral.

Así se resume la historia de Tesla en el mercado eléctrico. Electrek

El gráfico anterior muestra cómo se han repartido las ventas desde que se entregaron las primeras unidades del Tesla Model S. Se puede apreciar cómo el autor, Fred Lambert, del medio citado, ha diferenciado con distintas tonalidades los diferentes modelos producidos por la compañía.

Así pues, en un tono azulado oscuro, el cual corresponde a la berlina, representa un crecimiento sostenido en el tiempo que no se ve ininterrumpido hasta el cuarto trimestre del año 2015, momento que coincide con la entrada en producción del Model X, el crossover de la compañía que lanzó hace poco más de 2 años.

El Tesla Model X alentó a la compañía a la incorporación del Model 3 en la producción

Desde aquel momento, el Model S continuó su escalada pausada hasta el último dato registrado, el último trimestre de 2017. No obstante, lo más llamativo ha sido ver cómo el SUV de la firma, el Model X, ha contado con una aceptación por parte de los consumidores que ha sido clave para catapultar a la compañía hasta lo que se ha convertido hoy.

Ahora bien, ¿qué es lo que más debe llamar la atención del gráfico? Sin lugar a dudas, los 2 últimos trimestres representados son los que deben marcar la diferencia, sobre todo el último. El Model 3, el verdadero desafío de Tesla, ha hecho crecer el número de unidades entregadas, algo que se afianzará en los próximos trimestres.

Tesla tiene todo de cara para mantener el liderazgo

El Tesla Model 3 está suponiendo la verdadera prueba de fuego para saber si el fabricante será capaz de atender pedidos al mismo nivel que los fabricantes tradicionales. Pese a que está habiendo retrasos en relación con los objetivos marcados en un primer momento, todo indica que se producirán 5.000 unidades a la semana del mismo a finales de marzo de este año.

Tesla dispone de 3 modelos principales en la cadena de montaje. Cars With Cords

De confirmarse esta información, los inversores dotarían un mayor valor a la compañía, pudiendo mantener la estrategia marcada a medio plazo para la producción de alternativas como el camión Semi, el hiperdeportivo Roadster, el SUV de pequeñas dimensiones Model Y o el pickup que todavía estaría por definir su definición.

Tesla apenas ha tenido beneficios en unos pocos meses por su política estratégica

Si se hace una rápida anotación en relación a la cifra de negocios o beneficios, es importante destacar cómo la compañía no ha contado con apenas meses en números verdes. Más bien, casi todos están marcados en rojo intenso. ¿Por qué? La reinversión de los beneficios es la principal muestra que nos hace creer de lo serio que se ha tomado la compañía el coche eléctrico.

Es pronto para asegurar el futuro de la compañía en la automoción. Algunos analistas tildan de locura el proyecto de Elon Musk, pero por el momento, todo parece ir viento en popa. Afirmar que Tesla quema el dinero es asgo que va contra la lógica, ya que esto es lo que ha permitido producir, entre otros, el Model 3 que tantas alegrías espera dar a la firma de Palo Alto.