Tesla se ha convertido en el principal estandarte en movilidad sostenible. Desde hace años, se ha demostrado cómo el coche eléctrico está llamado a ser el mejor sustituto de las alternativas de combustión interna. Sin duda alguna, la mayor flexibilidad que ofrecen estas opciones es una de sus principales fortalezas. Solo falta mejorar en ciertos apartados para ser competitiva esta tecnología.

A modo de reducir las desventajas que ofrecen las mecánicas eléctricas frente a las convencionales, Tesla ya está realizando importantes avances para materializar una convergencia. En el caso que nos ocupa hoy, se puede constatar cómo, poco a poco, se está consiguiendo la mejora de las cualidades del coche sin emisiones contaminantes. El mejor ejemplo para demostrarlo es el Model 3.

Tesla ha sabido combinar a la perfección el hardware con el software

La firma de Palo Alto acaba de lanzar una nueva actualización que viene a desarrollar las bondades de implementar un conjunto software-hardware de primer nivel. Podría decirse, de hecho, que estamos ante el mejor binomio del mercado de la automoción. Si no es así, ¿cómo hubiera sido posible incrementar la autonomía teórica del Model 3?

Según se puede leer en Electrek, se ha podido aumentar el ciclo de kilometraje por recarga hasta en 15 millas, o lo que es lo mismo, unos 24 kilómetros al cambio. Este anuncio viene a corroborar cómo los coches eléctricos de Tesla están especialmente relacionados con la gestión digital. ¿Existe todavía margen de mejora? ¿Es el Model 3 el vehículo que podría sustituir a tu coche que incorpora motor térmico?

Veamos cómo se puede catalogar la nueva actualización del sistema operativo del sedán de acceso, qué posibilidades hay que mejorar la eficiencia en la gestión y por qué estamos ante una tecnología que puede incentivar el incremento de coches eléctricos en el mercado en los próximos años.

Un sistema de actualizaciones vía OTA visionario

Estamos acostumbrados a ver cómo el coche se deprecia conforme pasa cada día tras su matriculación. Tesla, en cambio, es una de las pocas empresas que introduce actualizaciones con mejoras cada ciertas semanas, ofreciendo un valor extra al vehículo. ¿Debería tener esta política algún incentivo para mejorar el valor de las unidades que ya hay presentes en el mercado de segunda mano?

El Tesla Model 3 está llamado a ser el principal estandarte de la movilidad alternativa. Carpreviewandrumors.com

Una de las ventajas fundamentales del sistema de actualización de Tesla es que permite incrementar el número de servicios conforme pasan los meses. ¿Estabas de acuerdo con el nivel de autonomía que te ofrecía el Model 3? Pues bien, casi un extra de 25 kilómetros te corresponderán de ahora en adelante. Esto hace todavía más difícil la competitividad del resto de las empresas del sector.

El propio Elon Musk dejó claro hace unos días que se avecinaba esta mejora a través de una conferencia de prensa. La actualización vía OTA, denominada 2019.5.15., llegará a los diferentes mercados en los que se comercializa el Model 3 a lo largo de los próximos días. Así presentó esta novedad el máximo exponente de la firma californiana:

Afectará a todos los clientes, incluidos aquellas unidades Long Range enviados hasta la fecha y las que se entregarán de ahora en adelante.

Esta mejora del servicio no tendrá consecuencias en el rendimiento de los automóviles, algo que sí se vio ciertamente afectado positivamente la introducida hace algunas semanas. Como ves, estamos ante un buen ejemplo de cómo una política de fidelidad puede provocar un incremento exponencial del número de usuarios en el medio plazo.

Mejoras que sirven para incrementar la apuesta por el Model 3

Desde hace meses, las comparativas entre la berlina de acceso de la firma de coches eléctricos y sus principales competidores de combustión interna, ha sido una constante. En este sentido, se ha podido demostrar cómo el mantenimiento del eléctrico es mucho más barato al mismo tiempo que se ofrecía una experiencia de conducción única.

La gama actual de Tesla está formada por los Model S, Model X y Model 3. MOTORTREND

Desde el año 2012 estamos viendo cómo el producto Tesla tiene un margen de depreciación mucho más optimista que el que se observa en el resto del mercado. A estos efectos, esta cualidad se ha convertido en otro de los factores a tener en cuenta a la hora de valorar la adquisición de un coche de estas características. ¿Está siendo el resto del mercado consciente de las aspiraciones de esta marca?

Tesla está a medio camino de convertirse en un fabricante generalista

Ya son varios los fabricantes que han reconocido haber subestimado el potencial crecimiento que obtendría la firma que nació bajo la producción del Roadster. Ahora, nadie duda de que Tesla se convertirá en un fabricante al uso de opciones generalistas. Si el resto del mercado no consigue reducir sus costes de fabricación de baterías y componentes eléctricos, ¿qué podemos esperar?

La reducción del coste, como habrás podido comprobar en otras ocasiones, es la asignatura pendiente de Tesla. Por ello, habrá que esperar todavía unos meses para comprobar cuáles son las fortalezas del resto de las marcas para conseguir una adecuación de los precios a los estándares del mercado. Tesla, por el momento, manda gracias, entre otras cosas, por la gestión de su software.