Las llantas cumplen con varios cometidos. Por un lado, son completamente funcionales en el desempeño, por lo que se convierten en algo prioritario en la conducción.

Sin embargo, en los últimos años se ha popularizado el uso de unas de mayor tamaño porque, a priori, denotan una mejora estética. Sí, no es extraño ver compactos con llantas de 17 o 18 pulgadas, ¿verdad? ¡Hasta hay fabricantes que ofrecen como opción algunas de 19 pulgadas!

Las llantas de gran volumen son la tónica general del mercado

Al fin y al cabo, esta moda se ha imperado en el mercado, así que todas las compañías deben adecuarse a ella. Tesla no iba a ser menos, ya que ofrece 2 diseños. La primera es de 18 pulgadas, mientras que la segunda es de 19 pulgadas.

Hasta aquí todo parece normal, pero, ¿cómo Tesla puede montar este tipo de llantas tan grandes cuando restan eficiencia? Al menos, en el primer caso, tiene su explicación.

El error que cometela mayoría de compradores del Model 3

Aun sabiendo que el Model 3 es el modelo de acceso a la compañía, pagar 35.000 dólares, es decir, unos 29.600 euros al cambio actual, no es moco de pavo. Requiere, al menos, contar con un buen respaldo financiero detrás.

Pese a ello, la mayoría de las reservas realizadas, tal y como argumenta Electrek, han pedido como opción la instalación de las de 19 pulgadas. ¿Por qué? Sin lugar a dudas, la mejora de la estética.

En muchos casos, parece fuera de lugar instalar tantas pulgadas de llanta

Y te preguntarás, ¿le hace falta tanto volumen? Lo cierto es que no. Apreciando la competencia, es común encontrarse con llantas de 17 y 18 pulgadas en los Audi A4, BMW Serie 3 o Mercedes Clase C, pero las de 19 suelen estar reservadas a las versiones más prestacionales.

Entonces, ¿por qué las equipan? Ciertamente, pagar un sobreprecio de 1.500 dólares no es descabellado. Los competidores pueden pedir hasta el doble por equipar este juego con tales dimensiones, por lo que se convierte en una muy buena opción.

Por otro lado, es cierto que apenas se pueden escoger diferentes paquetes de equipamiento por el momento, tal y como indica hipertextual.

Por qué debería escogerse la llanta de 18 pulgadas

Es bonita, de radios, no desentona con la imponente estética del Model 3 y, encima, es más barata que la opción de 19 pulgadas. A estos motivos habría que sumar, por supuesto, el sistema que ha patentado Tesla y que ha denominado Aero, tal y como explica ForoCochesEléctricos.

Vamos a explicar, por tanto, en qué consiste una solución adoptada por la firma de Palo Alto para lograr aumentar hasta un 10% la autonomía de una unidad sin penalizar en exceso el diseño.

Con las llantas eficientes (izquierda), sería capaz de ganar hasta un 10% de autonomía. Electrek

Seguro que en anteriores ocasiones has visto cómo las llantas de los prototipos futuristas apenas tenían radios. ¿Verdad? Un buen ejemplo de ello es el concept que Volvo presentó en 1992. Las llantas eran completas, las cuales no dejaban espacio para que circulase el aire.

Todo se debe a que las llantas son capaces de entorpecer la resistencia al aire en plena conducción. Pese a que se ha conseguido mejorar la tecnología de las mismas, aún siguen obstruyendo la eficiencia en el túnel de viento.

Tesla Motors, con Elon Musk a la cabeza, decidió investigar cómo podría mejorarse en este apartado. Para ello, diseñó el sistema Aero, con el cual podría cubrirse la llanta de 18 pulgadas cuando el cliente así lo decidiese.

Aero, la patente de Tesla de quita y pon para aumentar la autonomía

Según se puede leer en Electrek, la opción de 18 pulgadas incorpora una especie de tapacubos, cuya función consiste básicamente en la reducción de la resistencia al aire.

Esto es posible gracias a la mejora del coeficiente aerodinámico. Tesla ha patentado este diseño y solución tecnológica debido a su exclusividad en el mercado. Instalar este tipo de acoples no son apropiados para el día a día, pero sirven principalmente para viajes largos.

La solución Aero instalada en un Model 3 en Monterrey. Electrek

Según se ha podido saber, hace unos días, un miembro de una de las comunidades de Tesla se cruzó con un empleado de la compañía, el cual conducía un Model 3 con este equipamiento. Estaban en un Supercharger y, tras una conversación, le explicó el funcionamiento de los tapacubos especiales.

Dijo que con el sistema Aero hace un mayor kilometraje más kilometraje, afirmando que la ganancia se aproxima al 10%.

Este tipo de soluciones podrían incrementar la autonomía de los coches eléctricos que circulan por carretera, lugar en el que se encuentran menos cómodos.

¿Está la mejora de la aerodinámica detrás de la superioridad de lo eléctrico frente a la combustión interna? El Model 3 dispone de una buen coeficiente aerodinámico, pero aun así, se ve penalizado por algunos aspectos de diseño.

El Model 3 es un coche que incorpora la última tecnología del mercado. Dispone de una eficiencia que lo ha situado como la alternativa que sufrirá la menor depreciación de su segmento competitivo. ¿Cómo no íbamos a esperar una solución así?