El Tesla Model 3 ha superado todas las expectativas de reservas. Ni la propia compañía afincada en Palo Alto se esperaba que tuviese un aluvión de pedidos tras año y medio comercializándose.

¿Cómo influirá esto en el mercado de ocasión de aquí a dentro de un par de años? Mirando con prospectiva, no es difícil llegar a la conclusión de que deberían verse algunas unidades a buen precio.

El Tesla Model 3 podría conservar gran parte de su valor tras recorrer 160.000 km

¿Por qué? Teniendo en cuenta que se incrementará el nivel de Model 3 producidos, serán muchos los que acaben vendiéndose en el mercado de segunda mano. Siguiendo uno de los principios básicos de economía, a mayor oferta, más incentivos deberían haber para disminuir el precio.

Sin embargo, en dicha ecuación debe entrar en juego la depreciación. Esto no es más que la disminución del valor de un bien por el paso del tiempo y desgaste por su uso.

Estos días está circulando la idea de que los Model 3 se depreciarán menos que los competidores. ¿Qué hay de cierto tras esta teoría y por qué habría que tomársela muy en serio?

El Tesla Model 3 es tecnológicamente mucho más avanzado que su competencia

Vivimos en una sociedad en la que la obsolescencia programada convive en nuestro día a día. Ponte a pensar un momento cuántos aparatos tecnológicos te han durado más de una década.

Es muy posible que aquellos que tienen más tiempo hayan perdurado contigo incluso más de 20 años. ¿Por qué? Este fenómeno ha atizado a la tecnología, sobre todo, en los últimos años. ¿Por qué? La innovación y el esfuerzo que realizan los fabricantes para que tengas lo último hace que no te duren tanto.

El coche, segunda compra más importante para la mayoría de los mortales, se incluye dentro de esta lista de productos que se deterioran más de la cuenta. ¿Comprar un coche para que quede tecnológicamente hablando obsoleto? Tan solo pasarán pocos años para que así suceda.

Pues bien, el Model 3, siguiendo lo ocurrido con el Model S, podría romper con esta dinámica a raíz de lo publicado recientemente por Alex Klein, vicepresidente de Autolist. Según se puede observar en Electrek, este importante analista de los precios en el mercado de ocasión ha argumentado:

Derivado del uso del Model S, su grupo de competidores en el mismo sector y los correspondientes datos de sus precios, nuestro pronóstico proyecta una curva de depreciación mejor para el Model 3. De hecho, siguiendo esta perspectiva, el vehículo perdería solo el 29% de su valor después de 50.000 millas (80.467 kilómetros) y el 50 % después de 100.000 millas (160934 kilómetros).

Teniendo en cuenta el precio de partida de un Model 3 en España, podría decirse que su precio pasados unos 150.000 kilómetros podría rondar los 15.000 euros, algo jamás visto a excepción de los modelos de colección. Para este cálculo, se ha tomado como base el Model 3 básico, el cual parte de unos 30.000 euros aproximadamente.

Además, es importante valorar con asombro estos resultados a sabiendas de la gran cantidad de unidades que habrá en venta cuando algunos alcancen dicha cifra en el odómetro.

Cómo podría ser la comparativa respecto a sus rivales

Es difícil proyectar cómo será la depreciación real en un futuro. Dependerá de muchos factores, pero sabiendo que comparte tecnología con el Model S, es más sencillo crear una perspectiva.

Así pues, siguiendo el análisis ofrecido por AUTOLIST, la gráfica podría tener un resultado bastante parecido al que se muestra a continuación.

Esta es la predicción de depreciación del Tesla Model 3 y la de sus competidores. Electrek

Según se puede observar en el anterior gráfico, el Model 3, perfilado mediante la línea amarilla, tan solo vería disminuido su valor un 29% su valor al alcanzar los 80.000 kilómetros, mientras que el Audi A4 ya habría visto cómo valdría un 37% menos tras recorrer dicha cantidad.

De igual modo, al alcanzar las 100.000 millas, es decir, los 160.000 kilómetros, un Model 3 aún conservaría un total del 50% de su valor. Por el contrario, su competidor más cercano sería el Mercedes Clase C, el cual mantendría en torno a un 46% de valor respecto al momento en el que se compró.

Un motivo más para adquirir un Tesla Model 3

Sobran motivos por los que hacerse con un eléctrico de la firma norteamericana. La llegada del Model S constató la fiabilidad que parecía ser un lastre en la tecnología eléctrica.

Afortunadamente, el tiempo y el incremento de los kilometrajes le han dado la razón a un modelo que parece contar con el apoyo de los consumidores. ¿Logrará la innovación eléctrica hacerse con la inmensa parte del pastel?

Aún quedan unos años para confirmarse la disrupción de lo eléctrico, pero nuevos datos como la depreciación del valor pueden convencer a otros tantos para pasarse a esta alternativa, más sostenible que los que incorporan motorizaciones de combustión.