Tesla es, desde el crecimiento de la producción del Model 3, el principal baluarte de la movilidad sostenible en el mundo. Es cierto que existen muchas compañías que ya ofrecen opciones eléctricas, pero no hay ninguna que supere las cualidades que ofrece esta compañía en el ámbito de la autonomía. Ahora bien, ¿seguirá siendo rentable ser mejor en esta cualidad?

Se espera que en los próximos años se produzca una mayor competencia en relación con el número de kilómetros a realizar por cada ciclo de carga. Tesla, sin duda alguna, será una marca referente, pero su ventaja competitiva deberá estar relacionada con otros aspectos de la movilidad. La capacidad de carga disponible o la tecnología de infoentretenimiento podrían ser vitales.

Tesla confía en que las ventas del Model Y sean tan llamativas como las del Model 3

La compañía comandada por Elon Musk, en este sentido, trazó hace unos años cómo se produciría su expansión en el mercado. Todo comenzó con el Model S, una berlina puramente eléctrica que llamaba la atención por la increíble pantalla que comandaba la consola central. A ello le siguió el Model X, un crossover todavia más caro que estaba pensado para las familias adineradas.

La asignatura vital para la compañía, no obstante, fue el Model 3. La empresa ha conseguido salvar una situación en la que se estuvo a punto de entrar en situación de quiebra técnica. Ahora, salvado dicho periplo, toca lanzarse a por otro de los desafíos que podrían marcar el futuro de la marca; el Model Y. ¿Por qué correr riesgos? Tiene todos los alicientes para ser muy rentable.

Veamos cuáles son las cualidades que mejor destacan de un modelo que no ha terminado de generar la expectación que sí se había producido anteriormente a su presentación. ¿Por qué han surgido dudas sobre sus capacidades respecto al éxito que está teniendo el Model 3?

Por qué un potencial usuario de un Model 3 debería optar por un Model Y

Este encabezamiento resume a la perfección la cuestión que debes estar planteándote. El usuario de un Model Y debe buscar, principalmente, una mayor capacidad de carga. De igual manera, la disposición de una tercera fila de asientos es otro de los componentes que hacen de este modelo único en el mercado entre opciones sostenibles.

El Tesla Model Y se ha colado como uno de los modelos más esperados del próximo año en movilidad sostenible. Espíritu Racer

El Model Y, además, ya se sitúa, teniendo en cuenta que todavía no está en cadena de producción, entre uno de los automóviles más destacados del segmento en lo que se refiere a potencia y agilidad. La gran mayoría de los competidores no se aproximarán al registro que ofrecerá este SUV en materia de aceleración o resto de prestaciones, tal y como se puede leer en InsideEVs.

El precio del Model Y en la versión Standard Range podría ser de unos 39.000 dólares

La nota más significativa está relacionado con el precio, ya que habrá una alternativa que se situará en torno a los 39.000 dólares, un dato mucho más reducido que el que presentarán algunos de los integrantes de este nicho de mercado. Sí, se contará con aceleraciones de superdeportivo, espacio de carga inagotable con tercera fila de asientos y un diseño muy parecido al del Model 3.

¿Estamos ante un superventas anticipado o no? Todo ello sin tener en cuenta la seguridad. Se espera, como no podría ser otra cosa viniendo de Tesla, que obtenga las máximas cualificaciones en este sentido por los organismos oficiales. Sí, podría convertirse en el SUV eléctrico más seguro del mercado si las previsiones se cumplen en este ámbito.

Penalizar la producción del Model X no será un problema

Echando un rápido vistazo a las aptitudes del Model y podría pensarse que esto es justo lo que nos ofrece una versión que, aparentemente, debería ser más rentable para Tesla, es decir, el Model X. ¿Por qué saca este producto entonces en detrimento de una esperada caída de la comercialización de aquel? Para encontrar la respuesta, es necesario hacer una alusión a FIAT y Ferrari.

El Tesla Model Y está encuadrado dentro del segmento D. InsideEVs

Cualquier fabricante, basándonos en la variable rentabilidad, preferiría escoger la prducción del FIAT 500 que la del Ferrari 488, por poner un ejemplo sencillo y llamativo. El mayor número de ventas del producto barato consigue generar un margen superior que el que presenta el fabricante de superdeportivos debido a su bajo volumen de pedidos.

Tesla ya está experimento el fenómeno de canibalización de productos

Extrapolando este fenómeno a Tesla, parece lógico que la canibalización de las ventas tenga sentido. De hecho, esto es justo lo que podría estar ocurriendo en relación con sus 2 berlinas que actualmente mantiene en producción; los Model S y Model 3.

Para ver en escena las primeras unidades del Model Y habrá que esperar, como mínimo, un año y medio. Para entonces, se espera que el volumen de fabricación de Tesla se haya incrementado de forma exponencial por la apertura de nuevos centros de fabricación y entrega de unidades.