Tesla es uno de esos fabricantes que más contribuirá por la electrificación del parque automovilístico a nivel mundial. El principal objetivo de su existencia es la conversión de la movilidad para reducir las emisiones contaminantes en el mundo, evitando así una aceleración del cambio climático y un impacto negativo sobre la salud de las personas.

En este sentido, la estructura de la compañía está especialmente pensada para ofrecer nuevas novedades al público cada ciertos meses. Desde el lanzamiento del Model S hemos visto cómo la compañía liderada por Elon Musk sacaba nuevas versiones con mejores especificaciones técnicas y nuevos acabados opcionales.

Tesla fue incluyendo nuevas versiones más prestacionales en el pasado

Con el paso del tiempo, la sostenibilidad en términos de comercializaciones dio lugar a la inclusión de paquetes destinados principalmente al desarrollo de las prestaciones dinámicas y mejora de la autonomía, el tradicional talón de Aquiles de cualquier coche eléctrico.

Ahora, tras una década en la movilidad, tanto los Model X como los Model S, cuentan con su propia versión inspirada en el mundo de la competición. La opción P100D es la más destacada de su segmento, hasta el punto de ser considerada esta versión como una de las más rápidas del mundo en relación a la aceleración.

¿Iba Tesla a prescindir de esta perfecta estrategia de marketing y promoción sobre la base del Model 3? Tal y como era de esperar, la compañía acabaría anunciando versiones aspiracionales y que mejorasen el número de kilómetros a realizar por cada ciclo de carga. Según se puede leer en Electrek, estas son las novedades más destacadas de las nuevas versiones disponibles.

Tracción a las 4 ruedas pese a no salir del asfalto

No es extraño ver cómo modelos con aparente funcionalidad destinada al asfalto cuentan con tracción a las 4 ruedas. A fin de cuentas, esto no es algo nuevo en la automoción, ya que los fabricantes llevan mucho tiempo ofreciendo esta solución para mejorar el comportamiento, las prestaciones o, simplemente, la seguridad.

El Tesla Model 3 ya cuenta con sus versiones pensadas para el público más atrevido. Autocar

Tesla no es una compañía que sigue una estrategia que se salga de esta tónica. Pese a que la firma de Palo Alto nos tiene acostumbrados a la inclusión de muchas novedades disruptivas, lo cierto es que esta tecnología es una de las premisas que siempre han querido valorar en su catálogo de modelos.

El Model 3, al igual como ya ocurre sobre la base del Model S y Model X, contará con su doble motorización, situada cada una de ellas anclada a su eje correspondiente. De esta forma, el conductor podrá disponer de las 4 ruedas motrices, algo que se notará, sobre todo, en conducción deportiva. Ahora bien, ¿cuáles son los detalles más destacados de esta nueva versión?

  • Autonomía teórica: 310 millas / 500 kilómetros
  • Aceleración de 0 a 100 km/h: 4,5 segundos
  • Velocidad máxima: 140 mph / 225 km/h

Estos nuevos registros permitirán al Model 3 reducir hasta en algo más de medio segundo el tiempo necesario para superar los 100 km/h, una diferencia que no es muy apreciable, pero que por 5.000 dólares (4.250 euros al cambio), más de un cliente estará encantado de incluirlo.

Performance como la opción más impresionante

Cuando en el logotipo que hace referencia a la versión se puede leer la letra ‘P’, es importante no subestimar las prestaciones que alcanza. Si en el caso de los Model S y Model X, se ha comprobado cómo el coche eléctrico puede llegar a batir a la modalidad tradicional, el Model 3 no hace más que corroborar tal afirmación.

El Tesla Model 3 incluirá versiones Dual Motor y Performance próximamente. KBB

El Tesla Model 3 es el último ejemplo que justifica la llegada de los coches eléctricos también al ámbito de la competición. Entre su equipamiento, llama la atención cómo el fabricante americano ha decidido incluir tecnología ligera como la fibra de carbono. De esta forma, se puede reducir el peso para hacer todavía más eficiente la mejora de las prestaciones.

En este sentido, tanto un discreto alerón como unas llantas confeccionadas a propósito de 20′, serán algunas de las opciones que le diferenciarán del resto de las versiones que se ofrecerán a lo largo de las próximas semanas. En términos de rendimiento, el propio Elon Musk ha querido destacar que podría ser hasta un 15% más rápido que un BMW M3, su principal competidor.

  • Autonomía teórica: 310 millas / 500 kilómetros
  • Aceleración de 0 a 100 km/h: 3,5 segundos
  • Velocidad máxima: 155 mph / 250 km/h

El precio de esta opción podría partir, sin incluir entre el equipamiento el Autopilot, desde los 78.000 dólares, o lo que es lo mismo, unos 66.500 euros al cambio actual. Habrá que esperar unas semanas para ver cómo las primeras unidades entregadas lo prueban y graban sus sensaciones para conocer en profundidad qué cambia respecto a las versiones tradicionales.