Cuando hablamos de movilidad futurista, ¿a qué tipo de transporte nos estamos refiriendo? ¿A un concepto parecido al Virgin Hyperloop One? ¿Modelos futuristas eléctricos y autónomos? No sabemos cómo nos moveremos el día de mañana, pero sí tenemos claro que no será como lo hacemos ahora.

El transporte del futuro podría ser, por qué no, volador. Aún hay muchas barreras legales y logísticas que frenan esta hipótesis, pero aun así, hay ciertos fabricantes que creen que podría ser una alternativa viable en el medio plazo.

En el mercado ya existen varias alternativas voladoras disponibles

Fabricantes como Terrafugia o AeroMobil ya están diseñando sus propios conceptos con la esperanza de poder comercializarse en masa el día de mañana, ¡hasta el sucesor del DeLorean de Regreso al futuro es volador!

Ante esta situación, ¿debemos replantearnos seriamente la posibilidad de que el día de mañana no nos moveremos en el coche? ¿Subiremos a la azotea de nuestro edificio para coger un taxi volador? La idea parece surrealista a día de hoy, pero tras ver con detalle cómo Volocopter tiene clara la viabilidad, es para pensárselo.

Sí, Volocopter es una compañía que ha logrado aterrizar al mercado ofreciendo una alternativa que llama la atención desde cualquier punto de vista que se mire. ¿Por qué puede marcar una era esta nueva concepción del transporte?

La llegada del taxi volador está cada día más cerca

Es probable que la localidad en la que vives no precise de un servicio de taxi volador, pero en los países desarrollados hay metrópolis en las que este tipo de servicio podría tener una fuerte demanda. Por este motivo, Dubái es testigo de las pruebas que realiza el denominado Volocopter, una especie de dron gigante que sirve para el transporte de personas.

Es literalmente, un dron adaptado para poder ir del punto A al punto B por el aire, todo ello gracias al conjunto de 18 hélices del que está compuesto.

Según se puede apreciar en las imágenes ofrecidas por la compañía en su propio canal de YouTube, el Volocopter necesita pocos metros para realizar la operación de ascenso o aterrizaje. Su tecnología, compartida con el helicóptero actual, le ofrece la posibilidad de ganar altura muy rápido.

Por el momento, solo admite 2 pasajeros en la cabina

Actualmente, el modelo de pruebas tan solo ofrece la posibilidad de incorporar solamente 2 pasajeros, siendo uno de ellos el que debe vigilar los controles de la aeronave. Por ello, aún no debería ser una alternativa eficiente en el servicio público de transporte.

Sin embargo, se espera que en el futuro, conforme se vayan mejorando las prestaciones de este concepto, y se consiga una mayor eficiencia, se podrá contar con un mayor espacio disponible para ofrecer un mayor número de plazas o la posibilidad de incluir un compartimento de carga mayor.

Ahora bien, ¿cómo funciona una de las propuestas que mayor interés está generando en Asia?

Un concepto que está afinando sus puntos débiles

Estamos ante una tecnología experimental en la movilidad. Solo gracias a un pequeño saco de películas podríamos haber imaginado que algún día veríamos conceptos voladores surcando los cielos de las ciudades.

El Volocopter ya ha comenzado su periodo de pruebas en Dubái. Robb Report

Según se puede leer en Foro Coches Eléctricos, esta modalidad solo aporta una autonomía cercana a los 30 minutos, lo cual es muy reducida teniendo en cuenta cómo podría ser este mercado si finalmente se estandarizase.

Este concepto se enfrenta a un problema legal. Ninguno de los 2 potenciales clientes deberían manejar el control del vehículo. ¿Por qué? El motivo no es otro que su sistema de control remoto. ¿Llegará a incorporar una tecnología autónoma para no depender de una tercera persona?

Florian Reuter, CEO de la compañía creadora del dron futurista, en la presentación del periodo de pruebas afirmó que la solicitud de sus servicios sería muy intuitiva para el cliente. Tan solo habría que acceder a la aplicación desde la que se gestionaría todo el servicio para que viniese una unidad del mismo.

El dron vendría, te recogería autónomamente y te llevaría a tu destino.

Según fuentes propias de la compañía, se cree que podría estar listo su diseño final en un horizonte temporal próximo a los 5 años. Puede parecer mucho tiempo, pero sería algo así como el tiempo que llevamos viendo Tesla Model S en circulación.