Mientras vemos cómo las redes 5G cada vez están más cerca, el 4G y el 3G siguen estando muy presentes en el mundo actual. Por ello, las investigaciones se centran en analizar este tipo de conexiones para saber qué ofrecen realmente a los usuarios.

Así lo ha hecho OpenSignal, una compañía especializada en el mapeo de redes inalámbricas que *ha querido comparar el funcionamiento de las redes 4G con el de las redes WiFi**. El resultado es sorprendente y podría asegurar el valor de las redes móviles en el futuro.

El 4G es más rápido que el WiFi

La conexión WiFi es la mejor opción si tenemos en cuenta el precio para contar con acceso ilimitado a Internet, sin dependencia alguna de datos móviles. Además, podemos encontrar WiFi gratis con mucha facilidad, como, por ejemplo, en restaurantes, zonas públicas, cafeterías, etc.

Australia, Líbano, Qatar, Omán y Grecia son algunos de los países donde el 4G supera al WiFi

Pese a estas ventajas, hay muchos países en los que las redes WiFi comienzan a quedarse atrás si las comparamos con las redes 4G. Así lo revela OpenSignal en un estudio que pretende analizar cómo es la lucha entre WiFi y redes móviles mientras se espera la llegada del 5G.

La realidad es que el 4G es el claro vencedor de este enfrentamiento según la investigación de la compañía, que confirma que este tipo de red es más rápida que el WiFi en muchos lugares. Esa es la situación en 33 de los 80 países con los que OpenSignal ha trabajado, una cifra bastante importante.

Para llegar a esta conclusión, los autores del estudio han analizado la velocidad de descarga en cada uno de esos países. El dato final es llamativo en Australia, donde el 4G puede llegar a los 34,6 megas, mientras que el WiFi se queda en los 21,6 megas de velocidad.

Algo similar pasa en Líbano, donde las redes WiFi, con 2,5 megas en las descargas, no pueden hacer nada contra los 14,8 megas del 4G. Qatar, Omán, Grecia, República Checa, Myanmar, Irán y Turquía son algunos de los otros países en los que la diferencia entre WiFi y 4G es notable, con victoria para esta última.

La velocidad de las redes WiFi va quedándose atrás al compararla con la del 4G. Blog The Phone House

La derrota del WiFi en esos países pierde importancia al ver su victoria en los otros 47 países. De esta forma, las redes de banda ancha siguen teniendo más velocidad en la mayoría de territorios. Por ejemplo, en Hong Kong la diferencia es sorprendente, ya que la velocidad de descarga del WiFi es de 53,3 megas, frente a los 14,7 megas del 4G.

Entre los primeros puestos de países donde el WiFi sigue reinando encontramos a grandes potencias como Estados Unidos, con 25,2 megas de diferencia entre los dos tipos de conexiones; Reino Unido, con 11,8 megas entre WiFi y 4G; o Japón, con 11,9 megas de separación.

Por qué el 4G se adelanta en algunos países

El hecho de que el 4G gane en velocidad al WiFi en ciertos países de los analizados por OpenSignal tiene una serie de razones detrás. En primer lugar se encuentra la congestión de las ondas utilizadas por esas redes WiFi que cualquiera puede configurar en una localización.

Cuando un usuario crea otra red WiFi en un lugar donde ya hay muchas más, el funcionamiento de las mismas se ralentiza al congestionarse las ondas de radio que trabajan con ellas. Esto no sucede con las redes 4G porque las compañías que las utilizan tienen que pedir licencias para trabajar con exclusividad en el espectro deseado.

La llegada del 5G es una estupenda noticia para todos los que utilizan 4G

La lentitud de las redes WiFi en muchos países también se debe a la mala configuración de las mismas en cada caso. Un router puede recibir 100 o 200 megas y solo ofrecer 50 al usuario por esos aspectos que estropean la señal. Además, también influye la instalación que cada operadora haga en cada lugar cuando se contratan sus servicios.

Las redes 4G son más rápidas que las WiFi en más de 30 países. Megatk

La percepción de que las redes móviles son inferiores al WiFi es un pensamiento muy habitual, aunque sea un error. Esta creencia podría variar notablemente en los próximos años, ya que los expertos creen que la velocidad ofrecida por el 4G solo irá a mejor.

Gran importancia tendrá en ese aspecto la llegada del 5G, que facilitará el desarrollo de la tecnología móvil frente a las redes de banda ancha, con una actualización más lenta y costosa. Así, parece que el 5G dará a las redes móviles el impulso definitivo para superar en velocidad al WiFi.

No queda mucho tiempo para que eso pase, ya que son varios los fabricantes de telefonía móvil que hablan ya de lanzar terminales que trabajen con esa red. Parece que Huawei será el ganador de esta carrera en Europa al confirmar que su primer móvil con conectividad 5G llegará en la primera mitad de 2019.