En la actualidad, las aplicaciones para hacer videoconferencias se han convertido en la principal vía de comunicación, después de la proliferación del Covid-19, y una de las más populares es Zoom. Sin embargo, no todo lo que brilla es oro, y la reconocida aplicación no queda fuera de esta regla.

Y es que, existen ciertas fallas en la aplicación que probablemente te hagan decantarte por alguna de sus alternativas. Pero, para aclararte el panorama, en esta ocasión te queremos presentar 5 razones por las que no deberías seguir usando Zoom.

Zoom recopila y comparte muchos de tus datos

Si aún no te has tomado el tiempo de revisarlas, es muy posible que te lleves una gran sorpresa con las políticas de recopilación de datos de Zoom. La plataforma recopila y comparten direcciones de correo electrónico, así como la información cargada durante las videoconferencias y chats.

Pero las cosas pueden ser peor si te has registrado a través de tu cuenta de Facebook o Google. Esto le da a Zoom acceso a cualquier información recopilada por esas aplicaciones.

La privacidad, el punto débil de Zoom

Hace apenas unos meses, se conoció que Zoom podría estar violando algunos protocolos de seguridad, por lo que la compañía realizó algunos cambios en el servicio. Sin embargo, la app mantiene el estigma de las videoconferencias grabadas sin autorización de los usuarios y ocultas a la vigilancia.

Además, el servicio instala algunos software en los dispositivos de los usuarios sin su consentimiento. Eludiendo tales medidas de seguridad, Zoom puede permanecer en una computadora incluso después de que la aplicación se haya desinstalado.

El cifrado de extremo a extremo no está habilitado de forma predeterminada

Aunque Zoom ofrece un cifrado de extremo a extremo (E2EE) para tus reuniones, esta opción no está habilitada de forma predeterminada. A menos que lo habilites manualmente, tus conferencias solo utilizarán el "cifrado mejorado" de Zoom, que es un protocolo mucho menos seguro.

Puedes habilitar este protocolo en la configuración de tu cuenta, pero para hacerlo tendrás que ingresar y confirmar tu información de facturación, incluso si el cifrado E2EE es gratis. Además, al habilitar esta opción, se bloquearán las funciones de conferencia de Zoom. Otros servicios no son tan estrictos, por lo que seguramente querrás probar otra alternativa, como Google Meet.

El Zoombombing sigue siendo un problema dentro de la plataforma

El famoso Zoombombing es el acto de ingresar a una reunión sin ser invitado y tener un comportamiento obsceno o perturbador dentro de la misma. Este fenómeno fue ampliamente reportado por una gran cantidad de usuarios al comienzo de la pandemia, y al día de hoy se sigue presentando. Zoom ha intentado solucionar este problema con las contraseñas y las populares salas de espera, pero hasta el momento no ha tenido éxito.

Según algunos investigadores, el Zoombombing se ha mantenido a través del tiempo debido a que los miembros legítimos de una conferencia comparten contraseñas con hackers o atacantes que se disfrazan de otros miembros. Así que el problema parece estar un poco fuera de control de la plataforma.

Grandes corporaciones han dejado de usar Zoom

Si hay algo que llama la atención es el hecho de que grandes compañías como Bank of America, NASA o SpaceX (por nombrar solo algunas) han dicho públicamente que dejarían de usar Zoom. Esto se debe, principalmente, a que la plataforma no garantiza la seguridad de sus datos.

Esto puede ser un punto de partida para que muchas personas en todo el mundo decidan cambiarse a otros servicios de videoconferencia que ofrezcan más seguridad.

Ahora que ya conoces esta información, puedes intentar utilizar una de las alternativas a Zoom. Así descubrirás que no hay demasiadas razones para desconfiar de otros servicios similares.