Las cifras referentes a las personas que sufren nomofobia, es decir, el miedo irracional a estar sin el teléfono móvil, no paran de crecer. Así lo reporta Los Replicantes, que se hacía eco de un estudio que afirmaba que un 45% de los jóvenes es adicto al móvil.

Este dato no es nada extraño si tenemos en cuenta la creciente presencia de la tecnología en nuestras vidas. El riesgo a la adicción es tal que hasta un grupo de estudiantes le pidió a Apple móviles menos atractivos para regular las "distracciones" que el iPhone provoca.

El problema se plantea como serio al descubrir que un 41% de los millennials ingleses preferiría no ducharse antes que dejar de usar su móvil. ¿Lo peor? Las cifras no mejorarían nada si los estudios se adentrasen aún más en la adicción de las personas a dispositivos como smartphones o tablets.

No somos conscientes de ello, pero estos 4 trucos de diseño te enganchan aún más al móvil

Descansar de la tecnología tiene beneficios increíbles para la salud, pero conseguirlo es muy complicado. Pasamos mucho tiempo frente al móvil y, en muchas ocasiones, sin ninguna finalidad concreta. Entramos en una red social, cambiamos a WhatsApp, una ojeada a Facebook… ¿Qué es lo que provoca que no podamos dejar el móvil?

Bien, aquí aparecen 4 sencillos trucos de diseño que hacen que te enganches aún más a los dispositivos tecnológicos. No somos conscientes de su existencia, pero ahí están, aumentando la adicción. ¿Cuáles son estos trucos de los que hablamos?

4 trucos que explican tu adicción

Redes sociales, aplicaciones de mensajería, juegos, navegadores… Los dispositivos como smartphones y tablets cuentan con muchas herramientas para conseguir que no dejes de utilizarlos en todo el día, pero ¿sabías que hay 4 aspectos del diseño que les ayudan mucho a conseguirlo? Son los siguientes:

Acceso complicado a lo que deseas

El diseño de las aplicaciones está hecho con toda la intención del mundo, como imaginarás. El hecho de que tengas que seguir varios pasos para publicar en Facebook o para buscar lo que deseas en Twitter no es un error, ni mucho menos.

Así nos lo explican desde BBC, que afirma que el acceso indirecto en las redes sociales una herramienta que usan los diseñadores para conseguir que pases más tiempo usando la app móvil.

Estos 4 trucos aumentan tu adicción al móvil. Cadena Oh

Entras a Facebook y directamente te expones a miles de publicaciones, imágenes, comentarios, etc. que son muy complicados de ignorar. De esta forma, podríamos afirmar que el diseño casi que te obliga a utilizar la red social.

"Scrolling" hasta que te mueras

Esta función la hemos "sufrido" en miles de ocasiones sin saber lo que estaba provocando. Estás en Instagram viendo fotos; sigues para abajo y hay más; sigues y salen más fotos; más para abajo y no dejan de salir imágenes. ¿Hay fin en las redes sociales?

La información nunca para en las redes sociales, abandonar el móvil es mucho más complicado

Esta herramienta que parece tan útil solo es un truco más para mantenerte enganchado continuamente al móvil. Así lo explica la periodista Eleanor Cummins en Popular Science: "Las películas muestran créditos al cabo de unas dos horas, pero puedes deslizar, tuitear o jugar hasta que mueras".

Hasta su propio creador se arrepiente de haber diseñado esta función, que se ha convertido en una herramienta más para la adicción al móvil. "En realidad lo que hice es que los humanos gasten literalmente cientos de millones de horas", ha afirmado Aza Raskin, responsable de la invención.

Para abajo hasta quedarse sin batería

Este truco del diseño consiste en desplazar un objeto de la interfaz para recargar tu "timeline", para ver nuevas fotos en Instagram o para acceder a diferente información en Facebook. Solo tienes que deslizar el dedo desde la parte superior a la parte inferior de la pantalla o apretar un botón para actualizar y, ¡boom!, ya tienes lo que querías.

Si siempre tienes acceso a nuevas publicaciones en las redes, es mucho más complicado poder salir de ellas. Tu cerebro quiere más y la red social te lo da. Esta idea fue creada por Twitter, pero ya ha sido copiada por otras plataformas sociales. Su funcionamiento es sencillo: el contenido nunca para y siempre tienes más información que conocer.

La fiel representación de esta herramienta está en Twitter, la red social que la vio nacer. Al entrar en la app después de un tiempo podrás acceder al botón "Ver nuevos tweets", una función con truco. ¿Cómo resistirse a las ganas de pinchar?

Cada vez más personas sufren adicción a dispositivos tecnológicos. Los Replicantes

Según comentan desde BBC, está comprobado que pulsar en ese botón provoca una liberación de dopamina en nuestro cuerpo, ya que el cerebro sabe que esa acción conlleva una recompensa. Como ves, el diseño no es casual y tiene un objetivo bien claro.

Notificaciones, el invento definitivo

"¿Tengo nuevas notificaciones? ¿Quién me habrá escrito? ¿Será importante? Voy a entrar.", pensamos habitualmente. Las notificaciones se han convertido en el apartado final del diseño aditivo, como afirman desde Popular Science.

El suspense que rodea la apertura de una notificación es digno de una película de Hitchcock. ¿Será la llamada que tanto esperas? ¿Has ganado ese concurso en el que participaste en Twitter? Ese número que aparece encima de una red social puede ser importante y tú debes saber ya de qué se trata.

Si a la intriga le sumamos lo poco que te gusta tener tareas pendientes, sea en la red que sea, confirmamos que las notificaciones son el invento definitivo en lo que a diseño de interfaz se refiere. Si las unimos al scrolling, acceso indirecto y el desplazamiento hacia abajo, se convierten en los 4 trucos que hacen que dejar el móvil no sea tan fácil como parece en un principio.