En los últimos años, las empresas de paquetería han visto incrementado de forma exponencial su volumen de trabajo. La facturación se ha disparado, principalmente, por la estandarización de las compras por Internet. ¿Quién no ha añadido alguna vez productos al típico carrito virtual? Sin duda alguna, el negocio ecommerce está siendo cada vez más importante para las empresas.

Basta con ver el ejemplo de Amazon para entender la importancia que está teniendo el desarrollo de este componente fundamental en la economía. El propio Jeff Bezos, dueño de la firma, se ha convertido en la persona más rica del mundo gracias al poder accionarial que posee desde su fundación. Y bien, ¿qué deparará el futuro para estas empresas?

Amazon está diseñando una estrategia para reducir sus costes operativos

Quizás, para entender este modelo de negocio en el futuro, se haya de prescindir de ciertos costes. Esto, como viene siendo habitual, termina teniendo una implicación directa sobre la mano de obra. En este sentido, Amazon ha valorado distintas formas de recudir costes en términos logísticos y de entrega de paquetería, hasta el punto de probar el uso de drones.

Las dificultades existentes por el momento a nivel tecnológico o legal, es lo que está llevando a la compañía a intentar nuevas propuestas. El último ejemplo de ello nos lo ha mostrado a través del propio blog de la distribuidora. ¿Imaginas que un robot pudiese entregarte directamente los paquetes sin necesidad de requerir al clásico repartidor? Es justo aquí cuando Scout aparece en escena para mostrarte cómo funciona.

Su diseño está especialmente pensado para introducir una dirección. Del resto ya se encarga su sistema de inteligencia artificial y un equipo especialmente diseñado para adaptarse a las especificaciones del terreno. ¿Cómo funciona un robot que ya está siendo probado en Washington? Posee una serie de limitaciones, pero se espera que puedan suplirse en el corto plazo.

Un robot único que legitima la diversificación de Amazon

¿Quién no recuerda a Amazon como una simple compañía digital que comercializaba e-books? Han pasado unos años desde entonces, pero lo cierto es que se han visto avances en varias direcciones y sectores. En la actualidad, el sector del entretenimiento, servicios digitales ajenos a la compraventa o la producción de productos físicos son algunas de las ramas del gigante de la distribución.

Scout ha llegado para ser un robot futurista con alma de repartidor. Snohomish County, un barrio de la capital de Estados Unidos, se ha convertido en el epicentro de esta tecnología. En este área residencial ya se están produciendo las primeras entregas de paquetería a través de este exclusivo servicio. ¿Cómo funciona y cuándo podría ser completamente eficiente?

Amazon ya dispone de 6 unidades del Scout sobre las calles de Washington

Puede circular por la acera, ya que su velocidad es reducida y no presenta un peligro para personas o mascotas. No obstante, posee una serie de radares y sensores que le permitirán esquivar cualquier situación de riesgo que se presente. De hecho, durante este primer programa de pruebas se contará con la ayuda de un operario de Amazon para informar sobre sus posibles fallos.

Su funcionamiento es muy sencillo, ya que solo requeriráuna dirección de envío para iniciar el proceso. Tras la localización de la vivienda, se desplazará de forma autónoma y se informará al usuario para que esté disponible en el momento previsto de llegada. Tras la confirmación y encuentro con el cliente, se podrá desbloquear la trampilla para acceder al paquete.

Una prueba piloto que podría establecer las bases de su éxito

Amazon, como empresa, está especialmente diseñada en tejer una estrategia diferencial para mejorar su competitividad. En la actualidad, su liderazgo es sólido, pero esto no es un aliciente para establecer que se mantendrá en la primera posición en el futuro. Por ello, se espera que Scout pueda ser la base para llevar los costes operativos a un nuevo nivel.

Este robot ya está siendo probado por Amazon de forma exclusiva en áreas residenciales. Amazon

El robot de Amazon, por el momento, solamente está operativo entre semana. El número de envíos que se realizan a través de este robot se eligen de forma aleatoria, por lo que las entregas mediante repartidores de carne y hueso se mantienen. Un total de 6 unidades están ofreciendo estos servicios durante las horas de día con el objetivo de evitar robos.

Amazon podría apostar por la robotización para reducir costes laborales

La polémica, como ya viene siendo habitual con la robótica, está servida. La destrucción de puestos de trabajo podría ser una realidad si termina expandiéndose esta propuesta al grueso del mercado. ¿Podría volverse en contra de Amazon esta propuesta? Su futuro incierto no hace más que crecer conforme se suceden este tipo de pruebas.

Habrá que esperar todavía unas semanas para conocer cuáles son las primeras impresiones de esta tecnología. Lo único que parece cierto es que estamos ante una innovación que se podría extender a otras compañías con las que la firma de Jeff Bezos comparte sector.