Muchas compañías sueñan con la colonización de Marte, por ejemplo, la de nuestro emprendedor favorito Elon Musk. Hay planes más conocidos y planes menos conocidos, pero ninguno de ellos ha logrado aún encontrar el camino perfecto para colonizar el planeta rojo. Mientras, la NASA ha optado por ofrecer 50.000 dólares a aquel que sepa ideas clave sobre cómo vivir en aquel remoto lugar.

En este objetivo tan interesante que tienen varias empresas aeroespaciales también debemos destacar a aquellas que prometen cosas que no pueden cumplir. ¿Te suena el nombre de Mars One? Bien, pues la compañía que ofrecía billetes tan solo de ida a Marte ha sido declarada en bancarrota.

Un proyecto sin financiación

Mars One saltó a la fama hace unos años cuando prometió públicamente que tenía el proyecto perfecto para que los humanos pudiesen vivir en Marte. Así, la compañía comenzó a ofrecer viajes tan solo de ida al planeta rojo, dejando entrever que los viajeros nunca tendrían que volver a la Tierra.

No fueron pocos los expertos que declararon que se trataba de un farol, que Mars One no tenía ningún proyecto sólido entre manos. Ahora, unos meses después, podemos darle la razón a todos esos críticos a una compañía que ya ha sido declarada en bancarrota.

La información ha sido ofrecida por la revista financiera de Swiss, que confirma que la bancarrota de Mars One Ventures comenzó el pasado 15 de enero. Bas Lansdorp, fundador de la compañía, ha salido a dar la cara para explicar cuál ha sido el origen de este fracaso. Para sorpresa de pocos, resulta que el proyecto para colonizar Marte se ha quedado sin inversores.

El Tribunal Civil de Basilea (Suiza) declaró el 15 de enero la bancarrota de Mars One Ventures, una situación que la compañía puede revertir antes de 30 días. Ante esta información, Lansdorp ha aclarado que los directivos están trabajando para encontrar una solución que permita un final feliz.

Parece que Mars One lleva unos meses trabajando con una nueva compañía inversora, por lo que tienen un plan conjunto para salir de este bache. Revertir la situación que tienen con la administración podría ser una vía, pero también se plantean realizar un reinicio basado en un acuerdo con el liquidador.

Mars One Ventures quiere que el planeta rojo sea el nuevo hogar de cientos de personas

La deuda de Mars One asciende a 1 millón de dólares, según la información dada por sus representantes. Así, la compañía inversora quiere saldar esta cifra llegando a un acuerdo con todos los acreedores. Una vez solventada esta complicada situación, Mars One Ventures podría cambiar su rumbo.

Cabe destacar que el proyecto para colonizar Marte cuenta con otra parte, Mars One Foundation, que se mantiene en pie con tan solo 20.000 libras en su cuenta corriente, una cifra bastante corriente si tenemos en cuenta la misión. Su existencia no significa nada extremadamente positivo, ya que esta fundación sin ánimo de lucro necesita el apoyo de inversores para seguir actuando.

Mars One Ventures cambia sus planes de colonización

La bancarrota es un duro golpe para Mars One, que aún no así no tira la toalla, según leemos en su nota de prensa. La compañía intentará a toda costa salvarse de la quiebra con la ayuda de una compañía inversora interesada quizás en los futuros cambios en el proyecto de colonización.

La idea inicial de mandar humanos a vivir a Marte sin ninguna complejidad quizás no resultaba muy prometedora para los inversores, que ahora saben que Mars One se ha replanteado sus objetivos. Ahora, la compañía pretende buscar colaboración estratégica con empresas y organizaciones de relevancia.

Una vez conseguida esa participación, Mars One se centrará en construir un nuevo hogar para los cientos de humanos que viajen al planeta rojo, enfocándose más en el "estar allí". Además, la compañía planea darle una buena utilidad a los fondos aportados por ese inversor con el que está negociando.

Mars One, el proyecto que quería colonizar Marte, ha sido declarado en bancarrota. Mars One

Utilizando un nuevo plan de inversión, Mars One creará un sistema de marketing que cuente con contenido constante sobre las actividades que realicen los humanos elegidos para el viaje para mostrarlas desde todos los ángulos posibles, incluidos los aspectos psicológicos, tecnológicos y económicos.

Recordamos que Mars One no había creado ninguno de los elementos claves para el viaje, aunque argumentó que compraría todo el equipo necesario con el dinero procedente de un reality de televisión que mostraría el camino de preparación de los viajeros elegidos. Esto, más los continuos cambios de fechas en la planificación del proyecto, ya dejaban entrever que la seriedad del mismo no era mucha.

Ahora, la bancarrota de Mars One Ventures confirma que este proyecto para colonizar Marte quizás no está enfocado de la forma adecuada, aunque sus dirigentes quieran salvarlo con ese nuevo plan de inversión. ¿Lograrán finalmente llegar a Marte?